El camino a la ilusión, vencer la intransigencia

La intransigencia como modelo de vida, es un concepto que cubre hoy factores afectos al proceso, sin apego a doctrinas ni a esquemas que propicien un verdadero diálogo constructivo hacia la conformación de un modelo de sociedad que emerja hacia la inclusión total.

Testigos hemos sido de las deserciones de muchos compañeros que ayer marchaban por la construcción de un sistema social excluyente, la intransigencia es uno de los problemas a vencer.

Hay muchos indicadores que nos permiten reconocer esta perversión (Intransigencia) que de manera soslayada, ocupa espacios y se expande silenciosamente en el ámbito revolucionario. La imposición de liderazgos es uno de estos indicadores, el cual representa una de las mayores distorsiones. El PSUV y los procesos internos de selección de candidatos, han contribuido a disminuir un poco esta perversión. Se producen cambios, muy a pesar del pensamiento crítico, cambios lentos, pero cambios al fin.

La arrogancia es otro indicador que nos permite inferir en el grado de deformaciones presente en algunos “líderes” que se dicen acompañar este proceso. Compañeros que, sin ningún reparo, perdieron niveles de sensibilidad social, de humanismo y de solidaridad, hoy marchan caminos de individualismo muy cercano a concepciones pequeño-burguesas que tanto daño le hacen a la Revolución. Carecen del poder de la palabra y el ejemplo es sólo para mostrarnos todo el nivel de prosperidad alcanzado. La razón ya le es esquiva a estos compañeritos.

El oportunismo como variante de la intransigencia valida el nivel de compromiso del cual carecen MUCHOS de los que dicen apoyar a la Revolución. Aran en el desierto sin cosechas de conciencia que permitan absorber cualidades propias del nuevo modelo de hombre y mujer que queremos formar. Sus intereses se asocian a la supervivencia política y niveles de cuotas que pretenden imponernos a la mayoría del pueblo que sigue y defiende a la Revolución.

Nuestro pueblo hoy lucha en contra de un enemigo incomparablemente superior, la dignidad es hoy un sostén que nos permite combatir por una causa que muchos amamos con sinceridad y la convicción de que vale la pena resistir. El pueblo certifica y apoya estos cambios que lidera Hugo Chávez, el sacrificio diario en su forma más pura y desinteresada es el sinónimo de aquellos que, por convicción, caminamos por el lado bueno que nos marca el líder, no formamos parte del holocausto y de las inevitables distorsiones que acompañan los factores que abrazan la intransigencia. La esperanza es el camino más cercano a la ilusión de ver consolidado este, nuestro proceso revolucionario, conscientes que no hay regreso en el horizonte a esquemas que destruyeron nuestras almas y nos hundieron en el más profundo letargo de miseria.

La intransigencia es una forma incorrecta que seguirá sembrando consecuencias nefastas y destructivas en nuestro proceso y esto es algo que deberían tener muy presente aquellos que se consideran muy APTOS en esta ardua empresa de construcción de ese Socialismo del siglo XXI.

La unidad es parte fundamental de todo lo que queremos, no puede haber más innoble proceder que ser intolerantes ante este maravilloso proyecto político. Lo más nefasto y dañino que puede sobrevenir a nuestra nación en vísperas de las elecciones regionales es marchar por rumbos dispersos preñados de egoísmos, con discursos prepotentes, sin la menor posibilidad de diálogo constructivo. Creo fervientemente en la diversidad de criterios, pero no podemos dejar que la intransigencia se haga dueña de nuestros temores o de posiciones absurdas que sigan socavando las bases de la Revolución. Debemos marchar UNIDOS, desterrar de nuestro devenir cotidiano las pasiones que no ilustren el sentir del colectivo.

La Patria reclama sacrificios, ser conscientes de nuestra conciencia es tarea de todo aquel que se ufane de ser revolucionario, no permitir que las diferencias y personalismos, nos distraigan del verdadero enemigo, el cual crece ante nuestras debilidades. La lucha es una y debemos sincerar posiciones que unifiquen la tarea fundamental como lo es el mantener TODOS los espacios que coadyuven a consolidar la revolución Bolivariana y con ella, la revolución que ha emergido en muchos países latinoamericanos.

NO HAY NADA MAS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.

Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos

http://www.chamosaurio.org/

http://chamosaurio.com/

chamosaurio@gmail.com
ricardo@chamosaurio.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2037 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a61166.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO