(En relación a su artículo “El sacrificio de los hombres no se mide por las revistas de la moda”)

Respuesta a unas palabras de Celia Hart

He dudado mucho en emitir criterios en la relación a las declaraciones emitidas por el Presidente Chávez en el programa “Aló Presidente” del pasado Domingo. He leído y he publicado algunos artículos con el tema en cuestión., creo que la prudencia ante hechos que podemos desconocer, me hacen tener paciencia y pensar en frió ante de comenzar a calificar el hecho en sí.

Visto el artículo que escribió la compañera Celia Hart, http://www.aporrea.org/actualidad/a58668.html me veo obligado a responder ante semejante acto de irresponsabilidad puesto de manifiesto en el referido escrito.

Comienza la compañera Hart: “(Una nota para el camarada Hugo Chávez) Y acá no le voy a decir Presidente ni una sola vez. Porque mi reflexión es con el camarada Chávez, al que considero un puntal para la victoria de Nuestra América. Este camarada por el cual he sido feliz o desgraciada hasta los límites últimos de la palabra dado el caso.”

Compañera Celia el preámbulo de sus palabras, lejos de estar cargadas de un proceso crítico consciente (al leer su artículo pude constatarlo), se asemeja mucho a la ironía hecha palabra. Como revolucionario bolivariano repudio las palabras emitidas por usted en su escrito en contra de nuestro presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Escribe: “Me resultaba imposible de creer que aquel bravo soldado que irrumpió con las armas el cuatro de Febrero de 1992, ahora proclamara el “fin de las guerrillas”. Le pregunto, compañera Hart: ¿Acaso ha dejado de ser aguerrido nuestro Comandante Presidente por las palabras emitidas?

A los venezolanos nos ha tocado vivir muy de cerca momentos de victoria ante los avances del movimiento armado colombiano, hemos sido co-participes en los logros y fracasos de la insurrección armada colombiana. Muchos compatriotas nuestros han ofrendado sus vidas en los movimientos armados a lo largo y ancho de toda América Latina, Colombia no es la excepción. Venezuela ha sido la patria putativa de muchos colombianos desplazados, somos un solo pueblo, las fronteras son sólo líneas en nuestros mapas. Hemos vivido 44 años de lucha armada en Colombia. El presidente Chávez no ha dejado de ser aguerrido, sigue soñando, como el Che, en el nuevo modelo de hombre que tanto reclama nuestra América hoy.

Como usted habla de Marxismo y se proclama marxista, le hablaré en términos que para usted no deben ser desconocidos. Hablemos, compañera Hart, de las condiciones objetivas y subjetivas de cualquier lucha armada:
El Che refería en "Guerra de Guerrillas: un Método":

“La guerrilla es la vanguardia combativa del pueblo, situada en un lugar determinado de algún territorio dado, armada, dispuesta a desarrollar una serie de acciones bélicas tendientes al Único fin estratégico posible: la toma del poder. Está apoyada por las masas campesinas y obreras de la zona y de todo el territorio de que se trate. Sin esas premisas no se puede admitir la guerra de guerrillas”

“No debemos temer a la violencia, la partera de las sociedades nuevas; sólo que esa violencia debe desatarse exactamente en el momento preciso en que los conductores del pueblo hayan encontrado las circunstancias más favorables.

¿Cuáles serán éstas? Depende en lo subjetivo, de dos factores que se complementan y que a su vez se van profundizando en el transcurso de la lucha: la conciencia de la necesidad del cambio y la certeza de la posibilidad de este cambio revolucionario; los que, unidos a las condiciones objetivas —que son grandemente favorables en casi toda América para el desarrollo de la lucha—, a la firmeza en la voluntad de lograrlo y a las nuevas correlaciones de fuerzas en el mundo, condicionan un modo de actuar”

Si tomamos, compañera Hart, estas premisas enunciadas por el guerrillero Heroico, me permito preguntarle:
¿Son hoy idénticas las condiciones objetivas y subjetivas que llevaron a un grupo de patriotas colombianos a alzarse en armas?
¿Es la correlación de fuerzas hoy igual a la evaluada en el momento en que los compañeros colombianos emergen en armas?
¿Qué valores nos mueven a pensar que HOY es la vía correcta la guerra de guerrillas?
¿Es hoy la situación política parecida, incluso, a la de hace cuarenta años?
¿La hegemonía imperial, su poderío militar y las fuerzas oligárquicas más rancias de nuestra América, como lo son las colombianas, no son un factor que condicione el avance de las condiciones necesarias para la victoria, incluso para el avance? (sin referirme al avance en materia tecnológica.)
¿Podría o no interpretarse como cambios de estratégicas y métodos, las palabras pronunciadas por nuestro Presidente?

Tanto usted como yo, desconocemos las razones para entender el discurso del presidente Chávez, no sabemos la situación actual del glorioso movimiento guerrillero colombiano, y aun sin saberlo ni entenderlo, usted arremete de manera absurda, y pone en tela de juicio la virtud y principios como revolucionario de Chávez. Hoy, estimada compañera, las condiciones objetivas y subjetivas son distintas.

“No Chávez: ni las guerrillas, ni las huelgas, ni la propaganda revolucionaria... ¡Ningún modelo de resistencia pasa de moda! Todos los métodos son válidos. Lo único reprobable es este intento pueril, raquítico…y enfermizo ya, es dialogar con los que nos arrebatan los pocos recursos que dejaron los colonizadores: la tierra, el aire y lo el resto de nuestra dignidad. Afirmó mi compañero Chávez este domingo: "Llegó la hora de que las FARC liberen a todos lo que tienen en la montaña" sería un gran gesto, a cambio de nada". No ha llegado la hora de nada, a no ser la hora de luchar, y mientras que el asesino del gobierno de Colombia no libere a las centenas de prisioneros que tiene en sus cárceles y se someta a los juicios por los atropellos fascistas de miles y miles de luchadores, la única alternativa que tenemos es luchar.”

En este párrafo, compañera Hart, nos da una muestra de erudición ideológica, para usted según su análisis, no hay CAMBIOS, todo permanece estático en el tiempo y el espacio, no hay una lógica que examine el pensamiento y los fenómenos históricos a través del desarrollo y su proceso congnocitivo, no hay fuerza motriz que genere CAMBIOS cuantitativos y cualitativos, TODO ES IGUAL.

“Hoy me parece una pesadilla que Chávez les invite a abandonar su lucha tan sólo porque la guerrilla no usa minifaldas.”

Compañera Hart, hasta estas líneas tuve capacidad para leerla, no me permito seguir perdiendo mi tiempo después de esas palabras tan infames.

Hoy usted, compañera Hart se ha unido al mundo que pretende criminalizar mediáticamente las palabras emitidas por nuestro Presidente, se adhiere posesa de una pasión insana y negocia con su alma un discurso totalmente equivocado, un discurso que debe agraciar a todos aquellos sectores que no quieren negociar la paz en la hermana Colombia.

La Revolución bolivariana es un claro ejemplo de que no hay fórmulas para la toma del poder, sólo basta la cohesión de lo objetivo y subjetivo para acelerar cualquier proceso que permita la victoria revolucionaria y con ella la justicia social que tanto reclaman nuestros pueblos. Cuántos marxistas ortodoxos se han pronunciado en contra del guerrillero heroico, cuántos han declarado abiertamente sobre el desgaste de las FARC-EP, muchos han expresado sus opiniones al respecto. ¿Por qué asumir posturas tan radicales contrarias al pensamiento marxista-leninista? ¿Por qué anteponer la relación mecanicista ante al desarrollo natural de la Historia?

Estoy totalmente persuadido que los receptores de lo dicho por nuestro Presidente sabrán darle la lectura correcta a cada una de sus palabras, es probable que no certifiquen semánticamente su contenido, pero el mensaje es uno, y sólo ellos determinarán las acciones a emprender.

No podemos certificar escritos como los de la compañera Hart entre otros, ya que los mismos no se suscriben y no están apegados a un proceso de crítica consciente y estructurada, los mismos obedecen a la pasión, más no a la razón. ¿Qué sabe nuestro Presidente que nosotros desconocemos?

No se si usted compañera Hart es escritora o articulista de oficio, en todo caso ¿que ha hecho usted por el proceso de paz en Colombia?, ¿Cuál ha sido su aporte revolucionario a las luchas de América Latina?, llama a que los compañeros de las FRAC-EP a continuar en armas, ¿cual seria su aporte en este sentido?

Ya esta bueno de satanizar, descalificar y atacar al presidente Chávez (Hart, Petras, Pedro Echeverría y combo). Chávez no es el enemigo, la honestidad y solidaridad revolucionaria de nuestro presidente es TOTAL, con todos los desposeídos de nuestra América y con todo aquel que asuma una conducta revolucionaria en cualquier rincón del planeta, no se puede juzgar su lealtad por las palabras emitidas el domingo pasado. ¿Por que hacer el juego a los enemigos de la humanidad?

NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.

Patria, Socialismo O muerte…
Venceremos.

http://chamosaurio.com/

http://www.chamosaurio.org/

chamosaurio@gmail.com/

Ricardo@chamosaurio.org/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4375 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a58718.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO