No imitemos como loros al comandante

El loro es un excelente imitador. Y por el timbre de las palabra que se ha grabado sabe lo que debe de imitar según la circunstancias, de hambre o de temor. Pero mas allá nada, él no es capaz de entender lo que dice. No razona. Y es allí donde esta la gran diferencia con los seres humanos; nosotros producto del ejercicio mental podemos concatenar una serie de proposiciones que sustenten o dan origen a una expresión verbal. Pero esa expresión verbal, discurso, conjunto de palabras o argumento tiene justificativo fundamental que es la congruencia.

Esto lo digo, porque veo con preocupación una actitud, muy de loro, muy de perico, muy imitativa, del discurso o de algunas consejas del camarada Presidente por parte de muchos de nosotros. El presidente habló de cooperativas y entonces no lanzamos a la construcción de cooperativas, habló de desarrollo endógeno y todos hablamos de desarrollo endógeno, pero, ¿Realmente entendimos que las cooperativas no es un documento y una reserva de nombre y un numero de RIF? que es mas bien el producto de la practica colectiva, del cooperativismo como filosofía de vida; ¿Entendimos que desarrollo endógeno no es la simple agrupación de compatriotas para desarrollar alguna área productiva? Que desarrollo endógeno tiene que ver con el desarrollo de nuestras potencialidades, con lo integral, cultural, con la equidad, con lo sustentable.

Ahora después de los resultados de las elecciones del 2 de Diciembre, el presidente a dicho; REVISIÓN, RECTIFICACIÓN y REIMPULSO, y ya todos hablamos de las 3R; y las repetimos como una canción de moda de ser así ya estuviera fuerte en el hit parade. Pero no se trata de eso camaradas. No se trata de hacer imitación de esas palabras, se trata de reflexión, y reflexión en movimiento, eso lleva consigo una fuerte dosis de honestidad para primero auto evaluarnos, desde quienes tienen responsabilidad ministerial o gerencial hasta quienes estamos en un consejo comunal o en alguna cuadrilla obrera y segundo evaluar la organización o espacio donde actuamos y desde allí profundizar las acciones para el cambio. Hagamos revolución donde nos toque actuar, en nuestro espacio. Creo que esa debe de ser nuestra misión fundamental. Con esto no estoy diciendo que no seamos críticos a funcionarios e instituciones que tengan actuaciones contrarias a los principios revolucionarios. Pero creo que cualquier actitud critica tiene mayor firmeza cuando la avala nuestra praxis revolucionaria.

En el loro la simple imitación es admirable en el humano es reprochable. Internalicemos esas palabras REVISION, RECTIFICACIÓN y REIMPULSO pero no solo ahora porque el Presidente lo dice, sino siempre, esos debe de ser una constante, allí esta la base del aprendizaje, eso es ser dialéctico. Las 3R tienen que estar montadas permanentemente en el Tercer Motor porque el proceso de formación y formación con valores socialista es continuo, elevando así el nivel de compromiso y conciencia de nuestras organizaciones revolucionaria , que nos permita pasar ya de una etapa de seducción a una etapa de convicción en la construcción de una nueva patria.

Camaradas, el gran reto de todo esto, es que no sigamos asumiéndolo desde la vieja cultura de la “democracia representativa”, esperando que los cambios y rectificaciones solo vengan de arriba y quejarnos por tal y cual decisión, no camaradas; los cambios se propician desde las bases, para que los pobres asumamos el poder no es necesario un decreto solo basta con asumirlo, por ejemplo, existen articulados en la propuesta de reforma, que de hecho los podemos plasmar en la práctica; ¿Quién nos puede impedir que los Consejos Comunales se constituyan en los gobiernos comunales, en los gestores de sus políticas publica? ¿Quién nos puede impedir que los Consejos Comunales bajos los principios de solidaridad y complementariedad, en un área determinada constituyan una Comunas? ¿ Quien nos puede impedir que conformemos nuestros consejo de trabajadores o de estudiantes? .

Camaradas de todo esto veo que la tarea principal del revolucionario en estos momentos es ayudar a crear o a fortalecer las organizaciones revolucionarias de base, no solamente teoricemos, y nos aficionemos con escribir y criticar, porque entonces nos quedaríamos como loros, repitiendo lo que han dicho muchos. Hagamos de nuestra práctica revolucionaria la mayor fuente de conocimientos.

josehog13@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2184 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: