Contra la cultura capitalista, la cultura revolucionaria

La campaña mediática contra el proceso revolucionario se ha arreciado de una manera bestial, quizás tan fuerte como en los años 2002 – 2003 con la diferencia que no existe una oposición tan fuerte como en esos años. Pero en esta oportunidad se aprovechan de las debilidades propias del proceso, un proceso muy particular que no a contado desde su génesis con una vanguardia blindada organizativa e ideológicamente. No pretendo con esto justificar errores que se han podido evitar, pero es que nosotros en Venezuela estamos abriendo brecha hacia un modo económico y social que ni siquiera esta delineado en los libros. Que nos nutrimos de la experiencias y teorías revolucionarias es lógico que así sea, pero los caminos que transitamos en este contexto histórico son nuevos. Que existen elementos involucrados en el proceso revolucionario y no comprometidos; eso es cierto, precisamente esos son partes de los escollos del camino, o que, vamos a pretender hacer un casting para seleccionar “revolucionarios”, no camaradas, a los traidores y oportunistas hay que combatirlos y sacarlos, lo que no debemos hacer es abandonar dejarles el terreno y desde un cafetín hacer lo que el panita Alí decía que no hiciéramos “no magulles la rabia”.

El imperio y la oligarquía nacional están muy mal heridos, no fue una “chupeta” lo que se le ha quitado, es el poder político y por ende las enormes riquezas para beneficio de un pueblo que desde la culminación de la independencia espero su justa recompensa. Pero ahora son más peligrosos porque han acumulado mayor odio y veneno. Cuentan con un gran poder, no es solo el de la industria bélica y de los monopolios de la comunicación, al fin y al cabo este ultimo es el medio para inyectar veneno. Existe un poder casi invisible, casi imperceptible pero muy dominante es el poder de la vieja cultura capitalista, de una vieja escuela que le cambio el real significado a palabras claves, como libertad, democracia, participación, socialismo, liderazgo, poder, entre otras . Necesitamos por lo tanto pensar y actuar como revolucionarios, dándole el significado real a la palabra, en función de sembrar la nueva escuela o nueva cultura, y como decía Lenin:“ Esto hay ,que tenerlo en cuenta cuando hablamos, por ejemplo, de la cultura proletaria. Sin comprender con claridad que sólo se puede crear esta cultura proletaria conociendo con precisión la cultura que ha creado la humanidad en todo su desarrollo y transformándola, sin comprender eso, no podremos cumplir esta tarea. La cultura proletaria no surge de fuente desconocida, no es una invención de los que se llaman especialistas en cultura proletaria. Eso es pura necedad. La cultura proletaria tiene que ser el desarrollo lógico del acervo de conocimientos conquistados por la humanidad bajo el yugo de la sociedad capitalista, de la sociedad terrateniente, de la sociedad burocrática”.

Si emprendemos una labor de construcción de “liderazgo” basándonos en estrategia, de sembrar desprestigios a nuestros oponentes, en zancadillas, en imágenes, eslogan publicitarios y en dadivas. Aunque nos uniformemos rojos rojitos estaríamos actuando, bajo la cultura capitalista y reafirmándola, porque el liderazgo revolucionario es eminentemente colectivo, es efecto de la construcción de organizaciones revolucionarias, y no es producto de la intencionalidad o el capricho individual.

Si alguien me oye decir: “ en este país la libertad esta amenazada”, seguramente dirán que soy un escuálido, porque precisamente se le esta dando el significado burgués bajo la cultura capitalista y reafirmándola . La libertad mercancía con su valor de uso y su valor de cambio. La libertad es la necesidad y la posibilidad de satisfacer esa necesidad y efectivamente en una sociedad capitalista quien necesite de salud y tenga como pagar una clínica tiene libertad de salud, quien quiera estudiar y tenga como pagar sus estudios tiene libertad de educación, quien quiera viajar y tenga dinero para hacerlo tiene libertad para viajar. Pero ¿Que esta pasando ahora en nuestra patria? Que la libertad vista desde una cultura revolucionaria esta naciendo, porque ahora cualquier humilde compatriota no necesita dinero para su tratamiento medico, cualquier humilde compatriota no necesita del dinero para sus estudio, cualquier humilde compatriota a traspasado nuestras fronteras y esta en Cuba, Argentina, Bolivia en China, instruyéndose para la patria con un estado que los apoya, eso si es libertad. Esa es la libertad que digo que esta amenazada si este proceso cae. Y eso puede suceder si no le buscamos el significado a las cosas desde nuestro diccionario revolucionario, desde nuestra cultura revolucionaria, entonces nos pasara como el pueblo Ruso que cambio, la estabilidad laboral, la seguridad social, su sistema de salud, de educación, transporte, vivienda, sus libertades fundamentales por la libertad de ponerse un jeans, o comer en mc donald.

Estas palabras quisiera atarlas a una propuesta a una sugerencia porque de lo contrario quedaría en una simple reflexión y esa no es la intención, de tal manera que si queremos hacer revolución, sembrar una cultura revolucionaria dándole el significado real a las palabras, comencemos primero valorando lo que hemos conquistado. cuantos compatriotas que se benefician de las misiones educativas, de Barrio Adentro, que trabajan en PDVSA y no fueron a votar el 2 de Diciembre, ¿Bajo que sucumbieron? Sucumbieron bajo la propaganda capitalista de lo que es libertad, de lo que es democracia, de lo que es socialismo. Comencemos a valorar todo lo hermoso que hemos conquistado; que el pueblo sepa que eso es libertad, es democracia, es socialismo. Que la oligarquía dice “ el presidente anda regalando nuestro petróleo”, digamos: es la practica de la unidad entre los pueblos, la solidaridad, la complementariedad que nos ha permitido por ejemplo, en estos momentos de escasez de algunos alimentos acudir a esos países y solidariamente nos han apoyado.

Estoy convencido que todas nuestras acciones tienen que estar marcadas por eje transversal que lo es El Tercer Motor MORAL Y LUCES, “Educación con valores Socialistas.”Vamos a darle desde el espacio donde nos toque actuar y vamos a ver que la propaganda mediática no pasara de ser la campaña jurasica de cuando nos asustaban con el comunismo. Y habremos avanzado a una cultura revolucionaria.

josehog13@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4289 veces.



José Humberto Ovalles Gil


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: