¡Anarquía!

El estancamiento revolucionario venezolano de estos últimos dos años, por la excesiva confianza demostrada por la reelección presidencial de Chávez en el 2006, condujo a un ego superior en el tren ejecutivo, ministros, gobernadores y alcaldes, y al pueblo a una excesiva confianza, acostumbrado a ganar en cada elección. Sin embargo los números de cuatro o cinco millones de abstención, la pérdida del referendo constitucional, la pírrica victoria en estados como Táchira, Mérida, Zulia, Barinas en las elecciones presidenciales, y en dos o tres estados más demuestran que estamos en un estancamiento revolucionario que nos condujo a la anarquía.

Todo el mundo hace lo que le da la gana, La especulación, no solo por la temporada de Navidad, es un hábito ya establecido que nadie pone freno. Es cuento de toda una vida que el pasaje terrestre por cualquier feriado aumente de treinta a cien mil bolívares, lo mismo ocurre con los hoteles, restaurantes, negocios sin que exista alguien que controle, ni los fiscales de tránsito, ni el Indecu, ni la policía, en el escalafón mas bajo del gobierno, muchos dirán que esto ocurre en todo América latina; Seguir con esta torpeza, es como seguir con el cuento del niño mal criado que culpa a otro niño para justificar lo injustificable.

Este estancamiento revolucionario también se traduce a un estamento más alto como el del ministro Carreño y su ridícula actitud frente a las cámaras y medios de comunicación, por algo tan banal como una corbata y un par de zapatos, mas aun por su tonta contestación, el pueblo observa esto y ya no le importa. Esa indiferencia revolucionaria es lo que me preocupa, no hablo de indiferencia política, sino de indiferencia revolucionaria, lamentable situación esta.

Al compararnos con otros procesos de izquierda en el continente, observamos que Brasil es otro cuento, igualmente Uruguay y Paraguay, muy a su estilo, Argentina con la ayuda venezolana y la excelente gestión de su pueblo, permite levantar a su país, Ecuador hay que esperar si el referendo de julio del próximo año (2008) si el pueblo aprueba la constitución, eso es un hecho, pero en política… Bolivia luchando a brazo partido contra la oligarquía sostenida por el imperio, combate por su revolución. Venezuela, siempre a sido un caso aparte en América latina, por el petróleo, somos vagos, conformistas, entonces sigamos así; ¿ para que una revolución?, para vestirnos de rojo, y llenarnos la boca diciendo somos revolucionarios, continuar manifestando que ayudamos a otros procesos, a otra región, que Chávez es el nuevo líder de la izquierda mundial, que gracias a el los pueblos de la región despertaron y, ¿que sacamos con eso?, si en Venezuela somos el 50 %; revolucionariamente no estamos consolidados; en los estados les interesa nada la construcción del socialismo que UD. Y nosotros deseamos, ya todo el mundo quiere ser gobernador o alcalde. No podemos practicar, por que no se va a dar, una revolución, que sea luz para afuera y oscuridad para la casa. Desde el 2 de diciembre percibo señor presidente Chávez, que usted se decepcionó, no es para menos, y aunque tenia una agenda que cumplir, en Argentina Uruguay, Cuba, o usted camarada se dedica a solucionar los problemas en Venezuela, corrupción, demagogia, burocratismo, antes de las elecciones de gobernadores y alcaldes, o esta revolución será una linda expectativa que ahí quedó. El general Muller Rojas tiene razón, debe dedicarse como líder a la política o administrar el país, no lo puede hacer todo, esta demostrado que solo no puede, porque esta rodeado de leales ineptos, a esta gente le interesa un pepino la revolución. Por supuesto que si existe la guerra sucia del imperio que utiliza a la oligarquía nacional. Pero tiene que darse modos para acercarse a su pueblo de lo contrario no funciona la revolución, camarada presidente, Castro lo dijo, la revolución se la construye de la mano del pueblo. Las expectativas que usted creó con la revolución para el socialismo que todos queremos, ya no le pertenecen a Venezuela, le pertenece a todos los pueblos que la deseen. No podemos, no debemos quedarnos rezagados, somos los promotores, creadores de otra revolución en América, debemos evitar lo de Bolívar, la traición y muerte.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2914 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: