¿Reconciliación?

LA COSECHA FINAL

“Dejen que el trigo y la cizaña crezcan juntos hasta el final de la cosecha.
En su tiempo, los segadores recogerán primero la cizaña y la quemarán
Y el trigo lo guardarán en mi granero” (MT.13, 30)

Venezuela ha quedado dividida en dos bandos, los de la izquierda y los de la derecha; los del “capitalismo” y los del “socialismo”; los del “chavismo” y los del “antichavismo”; los “rojos” y los “azules”… ¿los buenos y los malos? Sabemos que en éste campo que es Venezuela, el “trigo” y la “cizaña” crecen juntos y mientras crecen se pueden “confundir”. Hay que dejar que llegue la “ciega”; es decir, la COSECHA FINAL. Ahí se sabrá quien es de verdad “trigo o cizaña”. El trigo y la cizaña representan a los “hijos de la LUZ” (de Cristo) y a los “hijos de las tinieblas” (del anticristo). Estos jamás se podrán mezclar ni tampoco “reconciliar”, ya que tienen dos destinos diferentes. Yo creo que ha llegado la HORA en que los hijos de la LUZ se reconcilien entre sí y se UNAN pues los hijos de las tinieblas ya hace rato que están haciendo su obra tratando de ahogar y destruir al trigo. NO PUEDE HABER POSIBILIDAD DE RECONCILIACION entre los hijos de la LUZ y los hijos de las tinieblas; entre ellos hay un LUCHA A MUERTE.

Jesús lo dijo un día: “los hijos de las tinieblas son mas astutos que los hijos de la LUZ”.He ahí el problema: Estamos mezclados. En los dos bandos hay “trigo y cizaña” y tenemos que empezar a identificarnos. “Por sus frutos los conocerán”, dice el SEÑOR. Es por eso que al hablar de “RECONCILIACION EN NAVIDAD” tenemos que tener mucho cuidado de que “reconciliación” hablamos y con quien. Si reconciliación significa PERDONAR y no guardar rencor al que piensa distinto manteniendo nuestras posiciones; está bien. Esa reconciliación es necesaria. Ahora bien, si por “reconciliación” se entiende hacer un “pacto” para que “el trigo y la cizaña” vayan a ser guardado en el mismo granero y se les trate igual; eso no es posible ya que pertenecemos a dos mundos distintos. No podemos serle fiel al reino de éste mundo y al REINO DE DIOS; no podemos SERVIR a dos señores; amaremos a uno y despreciaremos a otro. He aquí el DILEMA de éste mundo. Siempre habrá GUERRA ESPIRITUAL entre el “trigo y la cizaña” aunque por ahora tengan que estar juntos en un mismo campo.

El día de la COSECHA FINAL llegará y se cumplirá la profecía. Los ángeles de Dios: recogerán la “cizaña” y la quemarán en el fuego y luego recogerán el “trigo” y lo colocarán en el granero de nuestro DIOS para siempre. Ahí se sabrá definitivamente quienes son “trigo” y quienes son “cizaña”; la “cizaña” acabará y el “trigo” perdurará para siempre. No habrá reconciliación entre ellos; no habrá ya más confusiones.

pedrorm2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2664 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas