Aviso trotsko de ultima hora antes del referendo sobre la reforma constitucional

 
Seamos un tilín mejores
Y mucho menos egoístas
Silvio Rodríguez
Caracas día Cero.

He tenido el honor (inmerecido como siempre), de estar en el momento exacto y a la hora decisiva en este devenir del mundo.

Caracas se incendia en sus propios colores. El cielo del entrante diciembre es más azul, los días transcurren lentos y llenos de sortilegios: como si estuviésemos pariendo aquel corazón de La Era de Silvio Rodríguez.

Eso es: está pariendo un corazón. Un verdadero corazón de repuesto para este pedazo de mundo tan redondito y a punto de estallar.

Del color de la sangre nos vestimos ayer en Caracas. Para los “extranjeros” que estuvimos en la marcha por el SI fue como si de pronto Dios repensara como hacer el Universo.

El SI en que nos estamos agrupando los mejores hombres de esta humanidad. Ayer, inserta en esa concentración, yo no podía pedir más: estuvo Fidel… ¡Acá en Caracas es donde mejor está mi Comandante invencible! ¡Aquí es donde mejor se le escucha! ¡Aquí es donde mejor sigue militando! Y Martí en sus versos con los pobres de la Tierra, quiero yo mi suerte echar… y Silvio Rodríguez apelando a que seamos un tilín mejores, y con este tilín ya brilla mejor el sol. Caracas reeditó las mejores jornadas de la épica Habana de los años sesenta. Mas no es hora para describirles como se infiltró ese rojo y esa pertinencia en nuestras venas… Porque como siempre ocurre cuando debemos decidir el color del cielo los minutos se nos hacen años.

Esta nota apurada es para declarar que los trotskistas del mundo, los que merecen tenerse en cuenta, estamos por el SI. Esta vez no van a lograra apartarnos de la revolución como sucedió en muchos tristes momentos.

León Trotsky dice SI .Y que esto lo sepan todos los trabajadores venezolanos que aspiran a un mundo donde no sea el Capital quien ordene, sino el Trabajo y el Amor.

Decimos SI porque la esperanza que le queda a la humanidad se concentra en estas dos letras milagrosas.

Decimos SI porque Trotsky tomó el Palacio de Invierno declarando todo el Poder de los Soviets, diciendo SI.

Decimos SI, porque Stalin y sus estelas, que han quedado reducidos a cenizas, relegados al estercolero de la historia, no han podido impedir que la justicia social y la auténtica democracia vayan de la mano.

Decimos SI porque en estas reformas convertidas en Revolución están las Tesis de Abril y la Revolución Permanente de una sola vez.

Decimos SI, porque le hemos ahorrado tiempo y dinero a Rosa Luxemburgo, con aquella disyuntiva entre reforma y revolución. Aquí en Venezuela la reforma se convierte en revolución y viceversa.

Los trabajadores que con su voto representan a la Revolución Mundial dicen SI y si no lo dicen el mundo se quedará sin revolución.

Nada sabe James Petras de lo que sucede en el alma de los trabajadores ¡Los verdaderos! de Venezuela.

Por lo cual en este último aviso decimos SI. Que es el Si para seguir trabajando por la revolución socialista, que es el SI para que León Trotsky no sea un artefacto esotérico e indescifrable.

El tiempo para llorar se nos acabó. Orlando Chirino NO representa más a los verdaderos trabajadores de este país (ver "el 2 de diciembre rechacemos la reforma constitucional. vota nulo" - http://www.aporrea.org/ideologia/a45658.html). Le ha ofrecido cheque en blanco a la oposición. Pero peor: le ha ofrecido cheque en blanco a los estalinistas reminiscentes que quedan en el proceso revolucionario venezolano, y que, de seguro, después del SI quedarán barridos, a no ser que los trotskos y todos los revolucionarios no nos pongamos al día con la historia.

Me he cansado de hablar con trabajadores, incluso me cansé de hablar con los compañeros que fueron retenidos en el Ministerio del Trabajo, justo cuando conmemorábamos el acto luctuoso por el asesinato de Trotsky: y todos están por el SI, y todos militan en el PSUV; y ni Chirino, ni la burocracia les va a impedir que participen en esta Revolución Permanente que nos pertenece a todos.

Acá estamos todos:

Está la bellísima Francia, allí, donde al decir de Carlos Marx todo se lleva a sus últimas consecuencias… Allí donde los ferroviarios paralizaron el país. La Liga Comunista Revolucionaria…que encarna sus mejores tradiciones…que encarna a La Comuna de París de Louise Michel; al Mayo Francés… y a los que jóvenes que se agolpan en la banlieu…y todos ellos gritan: SI

Acá están también las esperanzas del Partido del Socialismo y la Libertad del verde Brasil (PSOL). Allá donde quieren privatizar el Amazonas de todos los hombres: los mejores brasileños, los más comprometidos…gritan SI.

Y está Argentina, la de los 30.000 desaparecidos, en estos instantes representada por el Movimiento Socialista de los Trabajadores, diciendo SI a la Reforma de la Constitución.

Y está sobre todo la Argentina del Che, sentenciando el SI.

Y finalmente está Cuba, donde encontramos que es interminable la revolución, donde el Che hizo su mejor labor; donde León Trotsky sin pedir permiso hizo que no se derrumbara la revolución cuando Fukuyama declaraba el fin de la historia. Esa Cuba de Fidel de verde olivo grita SI.

América Latina, Europa, la América del Norte de los movimientos antiguerra y de los inmigrantes explotados…gritan SI.

León Trotsky dice SI a las Reformas Constitucionales de la República Bolivariana de Venezuela

Camaradas de Venezuela: Estamos en tiempo de los hornos y sólo es preciso ver la luz.

Como dice Marea Socialista, el sector mayoritario de CCURA, hay que votar SI.

Venezuela, la mejor Venezuela, la de los trabajadores, tiene que hablar en nombre del mundo diciendo… SI

Socialismo o Muerte.

Hasta la Victoria….

Venceremos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5392 veces.



Celia Hart


Visite el perfil de Celia Hart Santamaría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas