Se confirma la propiedad burguesa

La base fundamental de la Reforma Constitucional está en el Artículo 115

La historia nos confirma y reconfirma que la PROPIEDAD PRIVADA SOBRE LOS MEDIOS FUNDAMENTALES DE PRODUCCIÓN es consustancial a todo sistema de carácter explotador -hoy día esta constituye la piedra angular y base del sistema capitalista- Entonces, ¿ De que formulas o mecanismos abstractos podrán valerse para explicarnos: como un proceso(en este caso el proceso Bolivariano) que teórica y conceptualmente haga suyas las banderas del SOCIALISMO -socialismo implica indefectiblemente la SOCIALIZACIÓN de los medios fundamentales de producción- en la practica no esté sino confirmando, a través del mencionado articulo 115, esa suerte de azaro histórico que ha arrojado a la humanidad durante siglos a la miseria y el pauperismo(la propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción?.Veamos lo ahí estatuido: “…La propiedad privada, es aquella que pertenece a personas naturales ó jurídicas, y que se reconoce sobre bienes de uso y consumo y MEDIOS DE PRODUCCIÓN LEGITIMAMENTE adquiridos…”. ¿Legítimamente adquiridos? -Esta tesis por demás absurda y a todas luces incompatible con el socialismo, no hace sino un intento por legalizar -porque legitimar jamás- el saqueo del que han sido victimas, históricamente, las clases desposeídas y explotadas, por parte de las clases dominantes y explotadoras en cada modelo de sociedad con carácter expoliador (esclavista, feudalista y capitalista). Olvidan, por un lado, que la legitimidad deviene de la justicia y, por el otro, que legitimidad y legalidad son dos componentes de una sola unidad, en donde la primera constituye la esencia y la segunda la forma; cuando la legalidad está reñida con la legitimidad pierde su razón de ser, sucumbe por si sola y se abraza a la injusticia, empero, la distorsión es tan obcecada que le dan primacía a la forma(legalidad) por sobre el fondo(legitimidad); la redacción del precitado articulo nos conlleva a concluir forzosamente que el despojo histórico que devino luego en explotación del hombre por el hombre es JUSTO, cuestión por demás falsa, pero mientras el pueblo no adquiera plena conciencia de sus derechos y no lleve acabo una revolución social no podrá reconquistar lo que legítimamente le pertenece y que le fue arrebatado en el pasado por las clases opresoras; de todas formas, no existe constitución ni ley, por sofisticadas que parezcan ante los ojos del pueblo, que puedan ocultar este burdo y grotesco saqueo histórico- Ahora, ¿Que intereses primaron en el redactor de la propuesta de reforma constitucional? -En este texto, evidentemente, teoría y práctica expresan serias contradicciones (están reñidas); por lo que cualquier conexión que se pretenda establecer entre ellas solo podrá determinarse en el plano de lo abstracto y de lo irracional, en ella se trastocan abruptamente las bases del pretendido estado socialista y nos alejan aun mas de la posibilidad cierta de coronar una sociedad en favor de la justicia social; en donde la libertad como reino sustituya a la necesidad, y esta no es otra que la sociedad socialista.

Es indudable, como ya lo apuntamos con antelación, que, hemos sido objeto, históricamente, del robo, pero este robo, necesariamente, debemos enmarcarlo retrospectivamente; fue a nuestros antepasados a quienes se les despojo de los medios e instrumentos de producción que en un primer momento tuvieron carácter colectivo, privándolos, de ahí en adelante, de la posibilidad de establecer entre los hombres una justa y equitativa distribución de los productos generados por ellos(medios e instrumentos de producción), porque la distribución es y será siempre consustancial al modo de producción vigente -producción y distribución deben ser vistos como lo que son: dos elementos de una sola unidad y quien ostente los medios de producción por antonomasia se hace dueño de los productos que se derivan de éstos, en consecuencia la distribución por ser, como ya dijimos arriba, consustancial al modo de producción vigente se hará siempre con arreglo a los intereses de quienes posean en propiedad los medios de producción. Lo cumbre de todo esto es que, tal despojo ha sido legalizado en el discurrir del tiempo por las sociedades de turno amparándose en su respectivo orden jurídico -aquí nos referimos a las sociedades con esencia explotadora (esclavista, feudalista y capitalista), pero que el mismo (despojo) pretenda legalizarse mediante la carta magna de un gobierno que se arrogue las banderas del socialismo es rayar con la ingenuidad. ¿Cómo, en la práctica, se pretende hacer justicia social en favor de las grandes mayorías cuando se permite que la base material (medios fundamentales de producción) que genera la explotación y garantiza que los intereses de esa minoría opresora (la oligarquía) permanezca incólume? -Al pueblo se le debe guiar para que conquiste y recupere, a través de una revolución social, lo que le ha sido hurtado en el devenir histórico, no para enseñarlo a vivir de las dentelladas que le arrojen las clases pudientes. Lamentablemente la práctica otra vez nos golpea a las mejillas y una vez más queda confirmado, esta vez para mal, que a la hora de las grandes definiciones, todo hombre pone de manifiesto su verdadera naturaleza; y cuando un ser humano crece lleno de amor hacia la esclavitud nunca soñará ni con la libertad ni con la revolución y manifestara tarde o temprano su naturaleza servil. Con hombres ambiguos y de vocación esclavista es cuesta arriba llevar a cabo proceso revolucionario alguno; estos hombres tibios actuaran, siempre, bajo la lógica de: un tiro al gobierno y otro a la revolución; en su recóndito abrazan la contrarrevolución y terminan agujerando la revolución.

Nótese, por otro lado, que en el precitado articulo 115 cuando se hace referencia a la PROPIEDAD SOCIAL -termino que en este caso fue incorporado partiendo de una perspectiva errónea y raquítica- queda palmariamente establecido que la misma se regirá a través de dos modalidades: propiedad social directa y propiedad social indirecta; pero al referirse a la PROPIEDAD PRIVADA se hace tabla rasa y se obvia deliberadamente que esta comporta dos modalidades: propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción y propiedad privada personal -lo cual no es fácilmente perceptible y sigue constituyendo un verdadero embrollo para el hombre común- Aquí lo que debieron establecer es: por un lado, el reconocimiento de la propiedad privada personal y por el otro, la abolición de la propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción, por ser esta ultima la que en verdad es incompatible con el estado socialista, desde luego tal abolición iría aparejada de una justa indemnización, por concepto de expropiación; pero a lo sumo, y estoy convencido que representaba la mejor salida, debió hacerse caso omiso y posponer este delicado tema, -por dos razones fundamentales: 1) la escasa cultura política-ideológica de nuestro pueblo y 2) porque en verdad todavía no vivimos una etapa socialista. Haber establecido en el texto constitucional la abolición de la propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción hubiera provocado una reacción desenfrenada de la oligarquía y sus lacayos, reacción que de seguro no hubiésemos podido contener, por lo expuesto en los dos puntos anteriores; de lo que si estamos perfectamente claros es que no había razón para reconocerle a la misma(oligarquía) expresamente en el texto constitucional, de forma por demás entreguista y servil, la propiedad privada sobre los medios de producción, ello nos aleja aun mas de la utopía socialista y consagra a la oligarquía rancia el derecho a explotar a la clase trabajadora y masas oprimidas en general, quienes forzosa e irremediablemente se verán obligadas a trabajar para el amo; nuevamente tiene cabida la antiquísima y nefasta postura: un tiro al gobierno y otro a la revolución.

El señor Carlos Escarra, es un verdadero especialista en materia de técnica legislativa, cuestión que por demás reconozco, pero también queda inequívocamente demostrado que sus intereses coinciden con los intereses de la oligarquía; no hay dudas que tiene clara conciencia de su papel histórico y de los intereses que defiende, pero tampoco hay dudas que no posee conciencia ética, ahí está el quid para definir a que intereses ó concepción del mundo se abraza cada hombre en los momentos de las grandes definiciones ; porque lo que hace que los hombres preserven su propio decoro y también luchen por el decoro del prójimo, no es la conciencia simple -entendida esta como cultura- sino la conciencia ética, porque sin ética los hombres son vulnerables y claudican con el primer revés o con la primera circunstancia de apremio.

El 19 de octubre próximo pasado el señor Escarrá, gritó a los cuatro vientos que por primera vez, en la historia Republicana de Venezuela, constitución alguna reconocía expresamente la propiedad privada sobre los medios de producción, cuestión que por demás es verdad, pero ignora que, tal como lo indique con antelación, la propiedad privada se manifiesta a través de dos modalidades y que una de ellas es contraria al socialismo y a los intereses de la humanidad misma: la propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción; razón tenía nuestro padre cantor, Ali Primera cuando decía: “el imperialismo tiene cancerberos de raro comportamiento que al amo alegra y tiempo de demostrarlo no desechan, le muerden la mano izquierda y le lamen la derecha”; de estos tenemos muchos pero para nuestra desgracia utilizan atuendos rojo rojito para confundir a nuestro pueblo. Y para confirmar la postura auténticamente revolucionaria de nuestro poeta cantor, opuesta a toda concesión a las oligarquías, citaremos una estrofa de su canción la soga: “si le quitan el veneno al cascabel aunque suenen las maracas deja de ser cascabel” ¿Quien hace de cascabel y quién de veneno?- Indudablemente que en la canción de nuestro poeta cantor el cascabel no es otro que el capitalismo y el veneno no es otro que la propiedad privada sobre los medios fundamentales de producción; lo cual nos hace inferir forzosamente que el cascabel (el capitalismo)seguirá armado y con toda su carga maléfica de veneno acumulado para seguir explotando a nuestro pueblo, a ese mismo pueblo que ni siquiera por un gesto de diplomacia barata se le reconoció expresamente las migajas (propiedad personal)que ha podido conquistar en esta injusta y nefasta sociedad capitalista; pero estas circunstancias que hoy suelen ser adversas al pueblo se convertirán a la postre en el pábulo e impulso necesarios para conquistar mejores derroteros; lo cual solo es posible mediante una profunda revolución, -y comprobado como está que las relaciones jurídicas vienen determinadas por las relaciones económicas y no a la inversa, como lo cree gran parte del pueblo, primero ha de hacerse la revolución y luego la constitución; puesto que el papel de esta es defender el orden establecido -no existe constitución revolucionaria o contrarrevolucionaria, existen si modelos de sociedad con carácter explotador y modelos de sociedad con carácter cooperativo-solidario, por lo que la suerte de la constitución esta atada indisolublemente al carácter del modelo de sociedad vigente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3938 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas