¿Hay despolitización de la juventud? Los tiempos que transcurren y los que vienen

Históricamente la juventud ha sido participante de múltiples formas de expresión política en el mundo. La protesta, la irreverencia, la inconformidad han sido acciones antisistema propias de la juventud en general. Específicamente, los años sesenta y setenta del siglo XX fueron el clímax de una juventud altamente politizada que se involucraba en diversas formas de activismo político más allá de partidos políticos tradicionales. Se lucha contra las injusticias, contra las desigualdades, las normas establecidas y percibidas como agravios a la humanidad, las guerras inútiles, provocadoras de sufrimientos y contra el sistema en general. Movimientos donde lo común, lo solidario, lo equitativo y lo colectivo tenían fuertes asideros.

Como dice Rancionero: "Es preciso que nuestros jóvenes sean rebeldes con causa para salirse de este capitalismo de vigilancia en el que vivimos. Cuestionar, pensar o actuar por sí mismos son herramientas de la juventud para evitar que te sorban el cerebro y te conviertan en un "zombie walking dead". El inconformismo es un derecho y la libertad una necesidad vital".(1)

De allí que sobre se dieran movimientos tan importantes, trascendentales y de enorme impacto a nivel mundial teniendo como actores claves los jóvenes en diferentes contextos espaciales y temporales como:

1.- El Movimiento de la Reforma Universitaria de Córdoba 1918. Argentina

2.- La Generación del 28. Los universitarios venezolanos contra el dictador Juan Vicente Gómez

3.- 21 noviembre 1957: Los estudiantes venezolanos pasan a la vanguardia de la lucha contra la dictadura de Pérez Jiménez.

4.- La convulsión de los años 60. Manifestaciones e impactos.

5.- El mayo francés de los ´60. Los estudiantes contra el sistema. Manifiesto del mayo francés. "Tomar el cielo por asalto". "Prohibido prohibir"

6.- LOS AÑOS 60 EN AMÉRICA LATINA Y VENEZUELA.

7.- La renovación universitaria en Venezuela. 1969. La reacción violenta expresada en allanamientos y cierres a universidades por parte de la burguesía, el academicismo tradicional y el puntofijismo. Se acudió a la represión como política de estado. La derecha política no tuvo escrúpulos para allanar, intervenir universidades y destituir autoridades.

8.- En otros escenarios. 1968. Masacre de Tlatelolco en México, previo a las olimpiadas del mismo año en la capital de esa nación.

9.- 1970. 4 de mayo. Masacre en la universidad estatal de Kent. 4 estudiantes asesinados por protestar contra la guerra de Camboya y Vietnam

10.- 1989. Masacre de Tiananmén en China.

Esas épocas convulsionadas luego dieron paso a un proceso de introspección, de conformismo y hasta de conservadurismo en el cual los grandes centros de poder político-económico desataron una arremetida contra la juventud para adocenarla y "domarla" usando arsenales de recursos de todo tipo: mediáticos, campañas publicitarias para fomentar el consumismo desenfrenado, la droga y el alcoholismo como formas de embrutecimiento y dominación de conciencias, la alienación cultural valiéndose de manifestaciones musicales como el "Rock", que ser protestatario e irreverente pasó a impulsar la drogadicción de una juventud a la que se pretendió manejar como si no hubiese solución para nada, promoviendo así la depresión y la entrega total a la sociedad clasista que al decir de Marx controla la ideología, o los aparatos ideológicos del estado, según Althusser.

Es decir, la ideología dominante, la cultura dominante es la ideología de la clase dominante. En Venezuela ocurrió algo similar y a partir de la década del ´80 y los ´90 gran parte de nuestra juventud pasó de ser ampliamente politizada, aguerrida, guerrillera, rebelde, violenta incluso a una juventud que se alejó de los partidos políticos y de casi toda forma de lucha por la transformación social. Se trasladó entonces a una juventud que usa el discurso antipartido, pro-economía de mercado neoliberal, individualista y hedonista más fácilmente controlable por los poderes fácticos de la sociedad clasista.

Así lo plantea desde Brasil Novoa Garzon: "Es necesario descifrar sin más perplejidades, la unidad burguesa y pro-burguesa forjada en torno de la estrategia de «más capitalismo» para todos los subsumidos o en vías de subsumirse. Una crisis continua y sin colapso promueve «movimiento», pero no con perspectiva redistributiva, sino en la dirección opuesta, considerando que la flexibilidad intrínseca a la nueva institucionalización de los mercados desregulados es aquella que permite restaurar y después expandir grados y ritmos de acumulación de capital. Su itinerario es la destrucción de los referenciales colectivos de organización y de las garantías objetivas y subjetivas de los derechos sociales y políticos de la clase trabajadora".(2)

Fue entonces con la aparición en el escenario político venezolano de la figura de Hugo Chávez que se volvió en Venezuela a la politización llevada incluso a niveles de polarización entre los partidarios de la propuesta de Revolución Bolivariana y quienes pretenden volver a la Venezuela puntofijista, de pactos entre elites y controlada por la burguesía nacional y el imperio estadounidense. Ante la injusticia social, el gobierno bolivariano desarrolló una política de inclusión y democratización universitaria, así como nuevas propuestas de transformación. La reacción de la derecha venezolana ha sido de alta violencia usando como "carne de cañón" a una juventud 20 años después de lucha política volvemos a tener (con sus excepciones) una juventud mayoritariamente apolitizada, que ante el proceso electoral que se avecina lo ve con escepticismo, como algo más de lo mismo y al que asistirá con más dudas que certezas.

Es así como la derecha venezolana, usando las técnicas de Gene Sharp del denominado "Golpe Suave", hizo un uso ideologizado de parte de la juventud venezolana a la que se le había inoculado el odio contra el chavismo y el socialismo y durante los sucesos violentos del año 2007 (el denominado "movimiento de las manos blancas") azuzado por el caso mediático de RCTV y más adelante durante las llamadas "guarimbas" (que nosotros llamamos terrorismo urbano focalizado) en los años 2013, 2014 y 2017, a través del "uso de los medios tecnológicos de moda: blogs, chateo, páginas con interenlaces; donde el contenido no solo es político sino que tratan de otros temas como el amor, deportes, películas, etc; resultan ser un aliciente muy fuerte para los más jóvenes.

Estos movimientos de derecha utilizan música pesada, videos de enfrentamientos, batallas callejeras contra la policía, etc; reforzando el carácter “heroico” de su lucha y sentido de pertenencia al grupo. Sería conveniente que los jóvenes revolucionarios de izquierda diseñarán sus propias estrategias y métodos de lucha; de una forma fuertemente Imaginativa, distinta de aquellas que comúnmente se conciben en el capitalismo". https://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-49102009000200032.

En otra publicación concluimos: "Es esta una juventud a la que hay que rescatar para lograr que ella vuelva a ser la vanguardia de las luchas populares como lo fue en 1814, 1928, la década del ´60 y ´70. Una juventud rebelde con causa, con conciencia política, que arriesgó y muchas veces hasta ofrendó sus vidas (recordemos Cantaura, Yumare y los miles de muertos y desaparecidos de la Cuarta República), por construir una sociedad diferente más justa y equitativa y no esta juventud que está siendo usada por la derecha más reaccionaria para tratar de frenar el avance revolucionario a favor de las verdaderas mayorías nacionales y latinoamericanas".(3)

De allí que el gobierno venezolano ha intentado por múltiples vías, pero usando casi los mismos esquemas de manejos emocionales involucrar a la juventud a la defensa del proceso revolucionario, intuimos sin mucho éxito, ya que gran parte de la m emigración venezolana precisamente ha estado conformada por cientos de miles de jóvenes, tanto de los sectores populares, como universitarios que buscando mejores oportunidades de vida o por las presiones sociales y mediáticas han tomado nuevos rumbos en otros países.

NOTA: Este Artículo fue originalmente publicado en la Revista "El Vitral de la Ciencia". No. 38. Volumen 4. 6 de junio de 2024

1.- Racionero Alexis. 2020. "Rebeldes con causa: ¿Por qué es bueno que los jóvenes nos cuestionen?". En: https://www.lavanguardia.com/vivo/psicologia/20201002/483766906688/jovenes-rebeldes .

2.- Novoa Garzon, Luiz Fernando. 2019. De la despolitización a la antipolítica: el neoliberalismo que permanece". Universidad Federal de Rondônia. Brasil. En: https://rebelion.org/de-la-despolitizacion-a-la-antipolitica-el-neoliberalismo-que-permanece/.

3.- Pérez Cécil Gerardo. La generación antichavista. https://www.aporrea.org/ideologia/a57397.html.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 857 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: