Las sociedades necesitan personas revolucionarias

Las sociedades necesitan personas revolucionarias, aquellas que desafían las normas y tradiciones establecidas, que buscan cambiar el statu quo y crear un mundo mejor, aunque esto puede ser en algunos casos relativo, ya que puede entenderse que es mejor para ellos. Sin embargo estas personas son clave para el progreso y la evolución de la sociedad, ya que son quienes impulsan el cambio y el progreso.

En los actuales momentos este tipo de personas es más que esencial para nuestros países, porque independientemente de la voluntad personal o nacional están ocurriendo cambios sistémicos que modifican los escenarios en los cuales nos formamos y que preveíamos que se mantendrían por más tiempo. Los elementos objetivos que están impulsando este cambio son dos elementos de los cuales carecemos y por lo cual nos dominan y humillan, como son el cambio técnico y el capital. El uno sin el otro no funcionan.

Las personas revolucionarias suelen ser visionarias, pensando más allá de lo establecido y buscando soluciones novedosas a los problemas existentes. Aunque no sean valientes en lo personal están dispuestas a enfrentarse a la resistencia y la oposición de aquellos que prefieren mantener las cosas como están. Son impulsadas por la pasión y la convicción por sus ideas y creaciones, lo que a la larga hace la diferencia.

A lo largo de la historia, estas personas revolucionarias han desempeñado un papel crucial en la lucha por la igualdad y la libertad. Desde figuras como Mahatma Gandhi y Francisco de Miranda, quienes desafiaron la opresión y la discriminación colonial hasta líderes como Martin Luther King y Nelson Mandela, que lucharon por los derechos civiles y la igualdad de oportunidades para los oprimidos extremos modernos y aunque estas personas han sido catalizadores de importantes cambios sociales y políticos en estos últimos casos los cambios fueron absorbidos por el sistema.

En la actualidad, muchas de las causas más urgentes y necesarias, las cuales también son reclamadas hipócritamente los imperialistas, realmente requieren de la acción de personas revolucionarias. Desde la lucha por la paz en el mundo, el derecho a la industrialización y a la riqueza económica de las naciones, el incremento del valor agregado de las exportaciones de los países pobres, son necesarias personas dispuestas a desafiar las estructuras de poder existentes y a trabajar por un mundo más justo y sostenible.

Sin embargo, también es importante recordar que la revolución  aunque no siempre tiene que ser violenta o radical, presentándose en diferentes tipos y puede manifestarse de diversas formas, desde pequeños actos de resistencia y desobediencia civil, hasta la participación en movimientos sociales y políticos más amplios llega un momento en que necesita imponer su autoridad y señalar claramente cuál es la agenda que lleva a la liberación, manteniéndonos fieles a  los principios y valores que se defienden, y trabajar para construir un mundo mejor para todos.

Las sociedades necesitan personas revolucionarias para desafiar este statu quo dominado por los Estados Unidos e impulsar el cambio para crear un futuro más equitativo y sostenible. Los revolucionarios son quienes nos recuerdan que otro mundo es posible y nos inspiran a luchar por él.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 345 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: