El Arado y el Mar

Esto hiede, algo va a pasar

El centro de la situación es el descalabro del apoyo al madurismo, que no se puede ocultar, al contrario, cada momento se evidencia; más allá de encuestas manipuladas, de la avalancha de los medios de deformación del gobierno, aflora la realidad, las mentiras están agrietadas y por las rajaduras se cuela la verdad que aterra a la cúpula gobernante. El madurismo confiesa un disparate como éste: “cuando la oposición gana elecciones en el país, pierde el pueblo”. Están reconociendo la derrota y mostrando confusión de conceptos. Cuando pelean con hidrofobia desmedida, como si les hubiese mentado la madre, con el canciller de Colombia, porque habló de transición, demuestran su desespero. Son por mucho, el peor gobierno que ha caminado por estas tierras, no tiene comparación con nadie ni nada, después de diez años no tienen nada bueno que mostrar.

Faltan pocos días para las elecciones y en ambiente, el aire se impregna de un olor que indica que algo va a pasar, se siente. Y es que la historia de estos gobernantes da para pensar en esto y en más. Recuerden que vienen del mundo sindicalero, algunos lo llaman lumpen sindical. Y esta escuela es clara, no pierde elecciones, algo inventa, en última le dan una patada a la mesa. Entonces, es de cándidos pensar que el madurismo con todos los instrumentos del Estado a su disposición, se contente con perder, entregar, y en sana paz, irse para sus casas.

Varias son las probables acciones del madurismo, desde inhabilitar a los candidatos peligrosos, acusarlos de cualquier barrabasada, hasta provocar una guerra, o denunciar una situación de emergencia ficticia, que según ellos impida la libre elección. Sin desechar la posibilidad de trasladar los inverosímiles diez millones del referendo para las elecciones nacionales. Todo es probable y posible.

No sabemos qué hará el madurismo, lo que sí se puede asegurar es que el 29 de julio, si allá llegamos, amanecerá el madurismo todo magullado, aún “ganando,” que todo se puede esperar, el 29 de julio estará tan débil que no aguantará ni un leve soplo.  La situación es muy delicada, de alto riesgo. El país no tiene liderazgo fuerte. Entre la oposición gringa y el madurismo se aplicaron en desprestigiar el liderazgo chavista, persiguieron, desacreditaron, calumniaron, arrasaron. En esta situación, la masa puede producir cualquier cosa, desde la poblada inútil, hasta plegarse a una ilusión fascista. El éxodo llegará a niveles de estampida, la guerra de todos contra todos, alcanzará niveles de apocalipsis.

Es urgente construir una referencia política revolucionaria, o la Patria se perderá. Es necesario retomar el camino de Chávez, volver al punto donde se extravió el camino, a cuando lo asesinaron, al punto cuando lo traicionaron, a los días de aquella constituyente que falsificó el Plan de la Patria, al punto cuando el imperialismo consiguió, con unas guarimbas chimbas, arrodillar al madurismo y hacerlo abdicar del Socialismo, obligarlo a cambiarlo por una rara democracia, y por el capitalismo más salvaje,  que destrozó el salario, las prestaciones, la organización social.

Hay esperanzas, ya las diversas organizaciones chavistas, están saliendo de las catacumbas. Asistimos con alegría a la unión en la acción, del PSUVCH y la Esperanza con Chávez (ECH), se pusieron de acuerdo para tomar una posición electoral única; y nos informan que tienen candidato presidencial, pero no dentro de la legalidad madurista.

¡CHÁVEZ ES LA SOLUCIÓN!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1667 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: