El Arado y el Mar

Organizar la sustitución del madurismo

Ya se puede afirmar, sin temor de parecer exagerado, que el madurismo ha destruido al país, y amenaza con llevar esa destrucción a niveles de disolución de la nacionalidad. Y podemos asegurar que dentro de la legalidad que el madurismo construye, no existen posibilidades de su sustitución. En estas condiciones, se impone desechar las ilusiones y organizar la sustitución del madurismo, esta es la clave que rige la política de estos días.

Con cinismo, va labrando unas elecciones a su imagen y conveniencia, el espectáculo de las reuniones en la asamblea preparando una fecha electoral señalan claramente la voluntad del madurismo de enredarlo todo, hacer todo lo que haya que hacer, mentir lo que haya que mentir, pactar y después romper los acuerdos, encarcelar a quien haya que encarcelar con tal de no entregar el gobierno ni por las buenas ni por las malas. Ilusos, y más que ilusos, cómplices, los que aún creen que pueden encontrar una salida electoral pacífica a esta crisis, los que acuden al llamado del madurismo pensando que “esta vez sí cumplirá”.

El centro de la política hoy es la sustitución del madurismo, ¿quién y cómo lo sustituye? Aquí se dividen los campos. Los que embriagados de oportunismo se pliegan al poder medrando mientras dure, estos son útiles porque su desbandada señalará el derrumbe definitivo del gobierno. Otros, los que preparan la sustitución del madurismo cuidando que su esencia capitalista siga intacta, se perfeccione, se profundice; sería una sustitución para que todo siga igual, siguen con descaro las órdenes de los gringos. Otros, los que actúan como si de verdad se tratara de un juego democrático y se podría fundar un capitalismo humanizado, no han asimilado que esto es un pranato.

Y así va el país, atrapado en una falsa política, de triquiñuelas baratas, espectáculos de circo de arrabal, persecución de la disidencia, marchas amañadas. No hay emoción, no hay razones para luchar más allá de la pervivencia individual. El país se disuelve aceleradamente y sin remedio, el éxodo y la apatía son las señales.

En estos momentos, cuando parece que todo está perdido, que hasta aquí llegó la historia, es cuando aparecen las soluciones históricas. De las entrañas de la Patria surgen las acciones que jalonan a las sociedades hacia el futuro, se muestran sus mejores hijos, son acciones que son como un latigazo, un corrientazo. Son tiempos del chino aquel que en la Plaza Tiananmen se le paró enfrente a los tanques que reprimían una manifestación. O de la señora negra Rosa Parks, que no cedió su puesto a un blanco en el autobús en Georgia, como dictaba la segregación racial, desencadenando las luchas contra la injusticia racial. Son tiempos del sacerdote Madariaga y de Emparan. Son tiempos del 4 de febrero.

Todo indica, las condiciones están dadas, pronto sucederá la chispa, la acción que signifique el inicio de la sustitución del pranato madurista, que señale el camino de la redención y la derrota definitiva del capitalismo. Las masas despertarán, se encontrarán con sus dirigentes naturales y reemprenderán la senda de fundar un nuevo mundo.

¡CHAVEZ, DESPERTAR!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1121 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: