La política internacional en tiempo presente

Conferencia en el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores (MPPRE) / Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual 

Salón Simón Bolívar

27 de noviembre de 2023


I.

Estamos encarando un momento crucial en la historia del homo sapiens, cuando nuevos y dramáticos acontecimientos impregnan la tierra con sangre y dolor de pueblos enteros. El mundo que hoy nos circunda—más bien que nos acosa—, puede llevar al Apocalipsis. 

Klopstock en su Mesíada pronosticó, en 1748, lo que hoy pareciera encimársenos: “Un dulce estremecimiento agita la naturaleza; un santo éxtasis embarga a todos los habitantes del cielo; pero en el fondo del infierno brama la tempestad”.

Eso es lo que vemos hoy, cuando se desata—como nunca antes—, la furia imperial que se niega a enterrar sus cenizas en el camposanto de la posteridad. Un retrato más sencillo y pedagógico del mundo nos pinta el Papa Francisco, cuando declara que hoy “Vivimos una guerra mundial a pedacitos”. 

Por eso, los que abogamos por la paz en el mundo soñamos con un sol “…cuyos rayos lleven la vida y el calor a las venas de la tierra”. Pero ese sueño no basta. Es necesario que los que luchamos por un mundo donde prele la justicia y la fraternidad humana, hagamos sentir nuestra voz. Estamos seguros que los pueblos harán posible que aquellos que, por intereses crematísticos, hegemonistas y supremacistas, pretenden llevar al mundo a una nueva guerra mundial, hagan mutis en la historia. 

II. 

En 1987, el historiador británico Paul Kennedy escribió un libro titulado “Auge y Caída de las Grandes Potencias”. Kennedy se dedicó a estudiar cómo los imperios se encumbraron y cómo colapsaron, y encontró en todos ellos rasgos comunes. 

Sostiene Kennedy que “la nación proyecta su poder militar según sus recursos económicos, pero el alto coste de mantener la supremacía militar la precipita la decadencia. Las grandes potencias en crisis reaccionan gastando más en defensa y se debilitan desviando recursos productivos.” Este pareciera ser un relato de la decadencia que hoy experimenta el imperialismo norteamericano. 

Este autor, sin embargo, deja de lado un factor que, sin duda alguna, también ha incidido en forma importante en el colapso de los imperios. Esto se recoge, incluso, en obras literarias de la antigüedad. El Pseudo-Longino, en su tratado “De lo sublime” en el siglo III de Nuestra Era, describe las causas del declive del imperio romano y declara: “Ese afán insaciable de lucro que a todos nos infecta […] es lo que nos esclaviza. […] La avaricia es, ciertamente, un mal que envilece.” 

Estamos, pues, en un mundo donde se deifica el capital y se degrada la dignidad humana, mediante la más abarcante y envilecedora campaña de los grandes medios de comunicación al servicio del imperialismo. 

III.

El imperialismo y el capitalismo niegan el derecho a tener derechos. Stefano Rodotà, en un enjundioso ensayo, nos dice que este derecho “… queda, de hecho, sometido a la hegemonía del mercado, con el riesgo progresivo de eliminar cualquier forma de respeto por la persona.”

El editor Aldo Manuzio publicó en su precursora imprenta veneciana, en el año 1499, la magnífica obra “El Sueño de Polífilo”, de Francesco Colonna, en la cual éste declara que “Todo lo humano no es sino un sueño”. 

Los sueños alimentan la esperanza de la especie humana. Por ello, cuán necesario es coadyuvar a la construcción de un nuevo bloque histórico que haga posible la victoria de un proyecto humanista que tenga como norte la búsqueda de la paz en el mundo, como pregonara nuestro líder histórico Hugo Chávez Frías, cuyo ideario hoy enarbola el presidente Nicolás Maduro Moros. 

Ahora me parece oportuno rememorar “El Libro De La Rosa”, de Guillaume De Lorris y Jean de Meun, cuando señalan: “Algunos dicen que en los sueños no hay sino engaño y mentira; pero a veces se pueden tener sueños que no mienten y que, con el paso del tiempo, se revelan como ciertos.” 

Y entre los sueños que alimentan el espíritu humano a lo largo de la historia, están aquellos que prefiguran la felicidad, como la que se propone hacer posible nuestra Revolución Bolivariana. 

IV.

La ola neoliberal que han promovido los capitostes del imperialismo y del capitalismo se ha propuesto—y en variados sentidos lo ha logrado—, desmantelar el Estado Social en el mundo. Eliminó reivindicaciones que habían alcanzado los trabajadores europeos, en medio de luchas y sacrificios después de la Segunda Guerra Mundial. 

La crisis económica y financiera del capitalismo global ha generado en los últimos años más pobreza, más desigualdad y más injusticia en el mundo. Esta crisis, provocada por les especuladores financieros, y potenciada por la industria bélica, con la complicidad de los gobiernos de Estados Unidos y muchos de la Unión Europea, se irriga por todos los polos de la tierra. La crisis tiene un carácter estructural y los grupos privilegiados, la economía financiera, los especuladores, los monopolios y oligopolios, la industria armamentista y las instituciones de Bretton Woods, tratan de que tal crisis sea pagada por los países en desarrollo y más vulnerables del mundo.

V. 

Tres grandes conflictos han reconfigurado el mundo en las dos últimas décadas: la llamada “Guerra contra el terrorismo” implementada por el gobierno de George W. Bush, la guerra OTAN-Rusia y la guerra genocida de Israel contra el pueblo palestino.

En esta conferencia abordaremos in extenso a estos dos últimos conflictos y sus implicaciones en la arena mundial. 

VI. 

La guerra de la OTAN (Ucrania) contra Rusia es el conflicto más grave desde la Segunda Guerra Mundial y está teniendo mayores consecuencias que los ataques del 11 de septiembre de 2001, cuando Estados Unidos inició su “Guerra contra el Terrorismo” y cuyo resultado fue la invasión de Afganistán. 

Tradicionalmente Estados Unidos había menospreciado a sus aliados de la OTAN, lo cual provocaba molestias en algunos líderes europeos. La anterior Canciller alemana Angela Merkel, en una declaración al periódico británico The Guardian (27 de junio de 2020), “instó a Europa a prepararse para un mundo sin el liderazgo de Estados Unidos”. 

El Gobierno de Ucrania es el peón de los imperialistas y sus asociados. Ucrania es el territorio donde se libran los combates militares. La guerra que presenciamos es una guerra mundial in crescendo; el riesgo de una conflagración nuclear no debería descartarse.

La OTAN ha pasado claramente a una guerra directa contra la Federación de Rusia. Es una gran mentira sostener que ese entente militar no está en guerra contra Rusia, y que solo ayudan a Ucrania a defenderse de una supuesta “invasión promovida por el tirano Putin”. 

Kiev depende totalmente del apoyo de Estados Unidos y, en menor medida, de la UE. A ese respecto, permítasenos citar lo que expresara el periodista Yang Sheng en un artículo publicado el 22 de febrero de 2023 para el Global Times: “Dado que Kiev está extremadamente influenciada por Washington, el cual no tiene interés en que se produzca un alto al fuego inmediato y prefiere prolongar el conflicto para socavar a Moscú y cambiar el status quo a la fuerza, es realmente complicado visibilizar una fórmula que ambas partes puedan aceptar”. 

VII. 

El Consejo de la UE aprobó, el 21 de marzo de 2022, la “Brújula Estratégica”: un plan para reforzar la política de seguridad y defensa hasta el año 2030. Su propósito principal es enfrentar a Rusia. Según palabras de Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la UE utilizará el “lenguaje de poder frente a la Federación de Rusia”. Agregó: “La guerra contra Ucrania demuestra que Europa está aún más amenazada de lo que pensamos hace sólo unos meses”. Según Josep Borrell, ese plan permitirá dar un verdadero cambio radical en este ámbito. 

Según Borrell, no está descartado que surja un nuevo conflicto en el continente europeo, “ni está descartado por completo el detonador de guerras mundiales”. 

En este contexto, los ministros de defensa de la UE se reunieron en Estocolmo el 7 y 8 de marzo de este año, con el propósito de definir nuevos campos de batalla: el ciberespacio, el mar, seguridad espacial, y defensa y ciberdefensa, ámbitos en las que la guerra tendrá características diferentes. 

La UE pretende transformarse en un actor más fuerte en materia de seguridad y defensa y no depender, exclusivamente, del paraguas de seguridad que representan Estados Unidos y la OTAN. 

La compra de armamentos por los países de la UE ha tenido un aumento sin precedentes desde el fin de la Guerra Fría. Sus importaciones de armamento crecieron en un 92% en 2020, mientras que la compra de armamentos a nivel global ha caído. 

VIII. 

Por estos días vemos con horror cómo el sionismo israelí se ensaña contra el pueblo palestino. Ha desatado una guerra contra un pueblo inerme que ha costado la vida de más de quince mil personas, un 75% mujeres y niños. Una potencia militar, que cuenta con cerca de medio millón de hombres en armas y que dispone de armas atómicas y cuenta asimismo con el apoyo militar de Estados Unidos, se ha lanzado en forma criminal contra Gaza y Cisjordania. El sionismo israelí ha tenido, desde sus orígenes, una conducta anti-palestina.

Hasta 1917, Gaza fue parte del Imperio Otomano; ese año quedó bajo el control británico. Con la aprobación de la Sociedad de Naciones, Palestina formó parte del mandato británico, situación que se prolongó hasta 1948 cuando se fundó el Estado de Israel. 

El historiador israelo-británico Avi Shlaim, ex profesor de Oxford y autor de obras fundamentales sobre el Oriente Próximo, entre ellas “El Muro de Hierro: Israel y el Mundo Árabe”, así como “Tres Mundos: Memorias de un Árabe-Judío”—obras que recomiendo ampliamente,—ha explicado cómo Gaza “es una prisión al aire libre (…) y lo que Israel está haciendo es terrorismo patrocinado por el Estado. O terrorismo de Estado.” Explica que el conflicto actual se origina en 1948, en la Nakba (“Catástrofe” para los palestinos) tras la declaración del Estado de Israel y la expulsión de éstos de sus tierras.

El gobierno genocida de Netanyahu aprovecha la guerra contra Gaza para acrecentar también su violenta presión sobre Cisjordania. A través de sus colonos y ultraortodoxos, ocupan tierras y viviendas en esa parte de Palestina. El mesianismo de los sionistas considera que el territorio de Cisjordania corresponde a las bíblicas Judea y Samaria, derivación de la idea expansionista del “Gran Israel”. 

A la luz del conflicto contra Palestina, se han minado los puentes que se habían creado entre Israel y algunos países del mundo árabe. A instancias del gobierno de Donald Trump, se suscribieron los Acuerdos de Abraham entre 2020 y 2021, entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos. Pero el repudio que ha generado en el mundo el genocidio israelí es particularmente intenso en los países árabes, lo cual induce a los gobiernos de esta región a mantener posiciones críticas frente a Israel. 

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución A/ES-10/L.25, presentada por Jordania el 27 de octubre de este año, que pide una tregua humanitaria inmediata en Gaza y la cual fue adoptada con 120 votos a favor, 14 en contra y 45 abstenciones. 

Esta votación muestra que también existen diferencias entre los 27 Estados Miembros de la UE, al considerar la conducta del Gobierno de Israel. Algunos de estos países muestran ciertas reservas ante la conducta genocida de Israel. A favor de esta Resolución, votaron Bélgica, Francia, Irlanda, Malta, Portugal, Luxemburgo, Eslovenia y España, mientras que en contra se pronunciaron Austria, Croacia, República Checa y Hungría. Quince de ellos se abstuvieron.

Queda en evidencia que la UE está tratando de mantener equidistancia frente al Gobierno de Israel, ante la masacre que comete contra el pueblo palestino. 

Esta Resolución, además de pedir una "tregua humanitaria inmediata, duradera y sostenida", exige que todas las partes cumplan el derecho internacional humanitario y que se provean suministros y servicios esenciales a la Franja de Gaza de forma "continua, suficiente y sin obstáculos".

IX. 

El Parlamento Europeo realizó una sesión plenaria del 20 al 23 de noviembre de 2023 en su sede en Estrasburgo. En ese marco, los eurodiputados realizaron un debate sobre la “Situación humanitaria en Gaza, necesidad de liberar a los rehenes y de declarar inmediatamente una tregua humanitaria que conduzca a un alto al fuego, y perspectivas de paz y seguridad en Oriente Próximo”. 

El debate contó con la participación del Alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y del Comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarčič.

Borrell manifestó que “...el 7 de octubre el mundo vio la mayor masacre, el mayor pogromo de judíos cometido después de la Segunda Guerra Mundial” y que posteriormente ocurrieron “los bombardeos de Gaza, que las Naciones Unidas califican de catástrofe humanitaria inédita”. 

Reiteró la posición de la UE sobre “el derecho de Israel a defenderse”, condenó la situación que viven los civiles en la Franja de Gaza y en Cisjordania, al tiempo que defendió el derecho de los palestinos a tener un Estado. 

Resaltó que la posición común del Consejo Europeo es de defender pausas y corredores humanitarios y pedir a Israel que, “cuando ejerza su derecho a la defensa, lo haga de acuerdo con las leyes humanitarias y las leyes internacionales que rigen la guerra”. 

Al analizar el contenido de este debate parlamentario, se puede inferir:

Primero, que la UE no acogió el clamor de los pueblos del mundo: que se apruebe un alto al fuego definitivo y no una pausa humanitaria (hasta Biden, que apoya a Israel en forma desmedida, está pidiendo que se prolongue el alto al fuego). 

Segundo, quedó en evidencia que la UE está tratando de mantener cierta equidistancia frente al Gobierno de Israel, ante la masacre que se comete contra el pueblo palestino. Después de su silencio cómplice, ha pasado a criticar las más perversas manifestaciones de la genocida política de Israel.

Tercero, entre los países de la UE se han presentado diferencias con respecto a la conducta a asumir frente al gobierno israelí. Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno español, ha sido muy crítico de la masacre contra el pueblo palestino, lo cual ha provocado un impasse diplomático entre España e Israel. 

La OTAN y Washington han coadyuvado a la limpieza étnica que tiene lugar con la ocupación ilegal de Israel en territorios palestinos. 

X. 

Decenas son las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General sobre la cuestión palestina. Sin embargo, la élite política y militar israelí se niega a cumplirlas. La potencia ocupante actúa con total impunidad.

El Consejo de Seguridad de la ONU estableció los principios básicos para un arreglo pacífico y negociado (conocido como “principio de territorio por paz”) en sus resoluciones 242 (1967) y 338 (1973).

¿Y qué ha hecho este Consejo para que la potencia ocupante respete los principios del Derecho Internacional, incluyendo el derecho internacional humanitario, en particular, los 4 Convenios de Ginebra de 1949?

La respuesta es harto conocida: nada. 

XI.

Ante la pérdida de poder hegemónico las declinantes potencias capitalistas pretenden satisfacer sus mezquinas ambiciones nacionales, recurriendo a la violencia, al chantaje y al terror. 

En ese marco, imponen Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU) que causan muerte y sufrimiento a los pueblos que las padecen. 

Las MCU son contrarias al derecho internacional, al derecho internacional humanitario, y a la Carta de las Naciones Unidas. Han sido reiteradamente condenadas por la Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Las MCU son, en la práctica, armas de destrucción masiva. Una modalidad de guerra donde los tanques, los aviones, las bombas y los misiles son sustituidos por bloqueos económicos y financieros, que generan limitaciones a la producción nacional y al comercio internacional.

El bloqueo económico, comercial y financiero es un arma de guerra. Sus efectos son crímenes de lesa humanidad, contemplados en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Los venezolanos y venezolanas han venido disfrutando de un creciente bienestar. La Revolución Bolivariana redujo la miseria y las desigualdades. Las MCU han amputado in extremis esas conquistas.

Es por esto que Venezuela ha referido a esa Corte las criminales MCU, adoptadas por el gobierno de los Estados Unidos contra el pueblo venezolano. 

La agresión contra Venezuela proviene no sólo del gobierno imperialista de Estados Unidos. Gobiernos europeos le secundan. El pasado 13 de noviembre de 2023, el Consejo de la Unión Europea prorrogó las ilegales MCU, mediante las cuales mantienen un embargo de armas contra Venezuela; y prohíbe viajar a los países de la UE a 54 altos funcionarios y el congelamiento de supuestos bienes de éstos. En ese sentido, el Gobierno Bolivariano exigió a la UE “evitar las prácticas colonialistas con Estados Soberanos como Venezuela y en su lugar crear espacios positivos de cooperación para afrontar con eficacia los retos y desafíos comunes”. 

XII.

El unilateralismo declinante que implementan los gobiernos de Estados Unidos es una amenaza a la paz y a la seguridad internacional. 

El unilateralismo del imperialismo yanqui busca destruir las reglas del orden mundial. Argumentan que buscan un mundo “basado en reglas”, pero que son las suyas propias y las de sus aliados estratégicos, y no las fundadas en el derecho internacional y los principios consagrados en la Carta de la ONU. 

El imperialismo se ha desprendido de compromisos internacionales, para evitar lo que es inevitable: su declive como potencia hegemónica mundial. Ese declive político de Estados Unidos en el mundo, quedó en evidencia con el estruendoso fracaso de la llamada “Cumbre sobre la Democracia” realizada en marzo de este año.

XIII.

Mientras tanto, Rusia y China se han convertido en murallas de contención a los desafueros imperiales. Pertinente es hacer referencia a la reunión bilateral celebrada en Pekín, el 4 de febrero de 2022, entre Xi Jinping y Vladimir Putin, en la que ambos mandatarios suscribieron una emblemática declaración. Constataron que el mundo asiste a procesos y fenómenos como la multipolaridad y donde ha surgido una tendencia a la redistribución del poder en el mundo. Declararon que la democracia tiene un valor universal y no es un privilegio de un número limitado de estados, por lo que cada país puede elegir las formas y métodos de poner en práctica la democracia a la luz de su situación particular. Invocaron la importancia de avanzar en los vínculos que hermanen el desarrollo de la Unión Económica Euro-Asiática (Rusia, Bielorrusia y otras ex Repúblicas Soviéticas) y la “Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda”, que involucra a más de 150 países del mundo. 

Ambos líderes denunciaron que algunos Estados, aludiendo obviamente a Estados Unidos y a los de la UE, que forman parte de la OTAN, no pueden defender su propia seguridad a expensas de la seguridad de otros Estados. Rechazaron la creación de bloques cerrados, como el AUKUS, integrado por Estados Unidos, Reino Unido y Australia. 

China y Rusia enarbolan una política exterior que llama a respetar el derecho internacional, al tiempo que exigen el respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos. 

En una parte clave de la declaración mencionada, y la cual quiero destacar, los mandatarios reafirmaron que “… las nuevas relaciones interestatales entre Rusia y China son superiores a las alianzas políticas y militares de la época de la Guerra Fría. La amistad entre los dos Estados no tiene límites, no hay ámbitos de cooperación prohibidos”. 

Por eso los líderes de China y Rusia expresaron su oposición a la expansión de la OTAN en las fronteras de Rusia y ambos han objetado el AUKUS, creado para intentar contener militarmente a China en el Mar del Sur de China y en el Asia-Pacífico.

XIV. 

China se ha convertido en la primera potencia comercial del mundo. Estados Unidos depende, principalmente, de exportaciones provenientes de ese país. El presidente Xi Jinping ha anunciado que China sobrepasará a Estados Unidos en tecnologías críticas como la inteligencia artificial y la biología sintética en 2030. Muchos analistas predicen que el PIB de China superará al de Estados Unidos a principios de la próxima década. 

XV. 

Vendrán nuevas, y tal vez más mortíferas guerras imperiales, por el dominio de ingentes y valiosos recursos naturales. Entre las materias primas de mayor importancia en el mundo, destacan las tierras raras, el litio, el cobalto, el titanio y la bauxita, que son esenciales para sectores como energía renovable, digital, espacial, automoción y otras. 

China es el mayor productor de tierras raras en el mundo, representando alrededor del 60% del consumo en el mercado de este recurso; segundo, y muy lejos, está Estados Unidos, que dispone de sólo el 9% de las reservas en el mercado. 

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, las mayores reservas de litio en el mundo se encuentran en Australia y el llamado “Triángulo del Litio”: Bolivia, Argentina y Chile. Hacia allá están yendo las multinacionales a buscarlo. 

XVI. 

El “Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (Quad)” es un grupo conformado por Estados Unidos, Japón, Australia e India, que comenzó como una asociación flexible, después del devastador tsunami en el Océano Índico en el 2004, cuando los 4 países se unieron para brindar asistencia humanitaria a la región afectada. Ente que se ha tornado en una alianza, cuyo objetivo principal es contener los avances de China en la región del Asia-Pacífico. 

China cuenta con la flota marítima más grande del mundo; más de 340 buques de guerra. Expande crecientemente su influencia en el Pacífico Sur. 

Joe Biden ha declarado, alejándose de las posiciones tradicionales de los gobiernos de su país, que Washington defenderá a Taiwán militarmente si China intenta ocupar esta isla.  

XVII. 

El AUKUS, conformado por Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, se ha tornado en una alianza que militariza la relación con China. Se trata de un acuerdo de largo alcance que comprende aspectos tan sensibles como la inteligencia artificial, la computación cuántica o la ciberseguridad. En ese marco, Estados Unidos asegura para su industria de defensa contratos multimillonarios en armamento.

En el marco del acuerdo AUKUS se aprobó dotar a Australia de ocho submarinos nucleares. Este país rescindió un contrato con la empresa francesa Naval Group para la adquisición de una docena de submarinos propulsados por combustible diésel, lo cual provocó indignación en el establecimiento político francés. Esto significa que las contradicciones intra-capitalistas pueden aparecer, como en este caso, por razones crematísticas. 

XVIII. 

El 23 de mayo de 2022, Joe Biden anunció en Tokio la creación del “Marco Económico del Indo-Pacífico” (IPEF); un nuevo esquema de cooperación regional dirigido a promover el comercio y la inversión entre sus socios. Lo integran Estados Unidos, Japón, Australia, Brunéi, Corea del Sur, India, Indonesia, Filipinas, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, Tailandia y Vietnam. El IPEF excluyó expresamente a China, y podría potenciar la presencia de Estados Unidos en la región.

XIX. 

Tratando de contener a China en el Sur Global, la Cumbre del G-20 realizada en Nueva Delhi, del 9 al 10 de septiembre de 2023, lanzó la iniciativa de crear un Corredor India-Oriente Próximo-Europa.

Por su parte, la Unión Europea (UE) lanzó su propia iniciativa llamada “Global Gateway” (Pasarela Global), que se propone invertir, según la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, 300 000 millones de euros hasta 2027 en infraestructura en Latinoamérica, África y el sudeste asiático. De éstos, la UE invertiría más de 45 000 millones de euros en la región de América Latina y el Caribe. 

La UE alega que impulsará vínculos inteligentes, limpios y seguros en los sectores digital, energético y del transporte, y potenciará los sistemas de salud, educación e investigación en todo el mundo. 

El “Global Gateway”, según Von der Leyen, es “una verdadera alternativa a la Nueva Ruta de la Seda china”. Expresó que la UE está “definitivamente” capacitada para ofrecer un modelo diferente al gran proyecto geoestratégico que Beijing está aplicando desde 2013 en todo el mundo, y apuesta con determinación en proyectos en América Latina. 

Es más que evidente que China ha desplazado a la UE en muchos países, incluso a Estados Unidos, como principal inversor y socio económico-comercial. 

XX.

Encomiable ha sido el veto de Rusia y China al proyecto de Estados Unidos presentado al Consejo de Seguridad de la ONU mediante el cual se pretendía alabar la genocida política de Israel. Y esto ocurre cuando bombardea hospitales, asesina a mujeres y niños a los ojos vistas, que constituyen crímenes de guerra y lesa humanidad, según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. 

Debe condenarse la masiva, flagrante y sistemática violación de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario por parte de la Potencia Ocupante. A pesar de décadas de esfuerzos por la paz, el sufrimiento de los palestinos ha empeorado a consecuencia de las constantes prácticas y políticas ilegales de Israel que entorpecen cualquier iniciativa para alcanzar la paz. 

Es alarmante que Israel, la Potencia Ocupante, continúe en flagrante impunidad con sus agresiones ilegales en contra del pueblo palestino en todo el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental. Y esto ocurre a pesar de la prohibición de estas acciones de conformidad con el Derecho Internacional, incluida la Cuarta Convención de Ginebra.

XXI. 

Desafortunadamente la Solución de los Dos Estados aprobada por la ONU y refrendada por los Acuerdos de Oslo en 1993, se hace cada vez más inviable. Desde 1947-1948, ha continuado el exterminio sionista de los palestinos. Por lo visto, cada día es más difícil que los palestinos vivan en su propia tierra. Hoy, más de 7 millones de palestinos están en la diáspora y no tienen el derecho de retornar a la tierra de sus ancestros.

Washington intenta desesperadamente de mantener su hegemonía sobre el Mediterráneo y en ese camino Israel es su aliado principal. El mundo ha pasado de la unipolaridad liderada por Estados Unidos a una multipolaridad. De allí los temores de Washington de perder su influencia en el Medio Oriente y en el mundo. Dada su desesperación por el declive no debería descartarse que lanzara una Tercera Guerra Mundial. 

XXII. 

Se fragua exitosamente la consolidación de un esquema multipolar en las relaciones internacionales. Se congregan potencias y países emergentes y se angosta el poder de Estados Unidos en el mundo. La constitución de los BRICS es un buen ejemplo de esta tendencia. A este bloque, conformado inicialmente por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, se incorporarán, a partir del 1 de enero de 2024, Argentina, Egipto, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Etiopía, según se anunció en la XV Cumbre de los BRICS, celebrada en agosto de 2023 en Johannesburgo, Sudáfrica. 

El presidente sudafricano Cyril Ramaphosa convocó el 23 de noviembre de 2023 una reunión extraordinaria virtual de los BRICS sobre la catástrofe humanitaria en Gaza. Los mandatarios condenaron los crímenes de guerra cometidos por Israel. La solidaridad de los BRICS con el pueblo palestino se puso de manifiesto. Incluso, el Príncipe Heredero saudita Mohammad bin Salmán solicitó “a todos los países cesar la importación de armas a Israel”. Los BRICS, en consecuencia, están empezando a abordar temas cruciales de la política internacional.

La potencia de los BRICS es indudable. Representa el 37% del PIB mundial y el 46% de la población. Es, en muchos sentidos, un emblema de la cooperación Sur-Sur. El presidente Nicolás Maduro ha anunciado que Venezuela ha solicitado formar parte de este bloque emergente. Le aplaudimos.

XXIII. 

En Múnich tuvo lugar del 17 al 19 de febrero de este año una nueva Conferencia de Seguridad. El tema central fue Ucrania. Estuvieron presentes 96 países y, por primera vez en 20 años, Rusia no fue invitada a este foro. La Conferencia de Múnich se celebra desde 1963. 

Macron llamó a los europeos a “invertir masivamente en defensa” y a “repensar la doctrina de seguridad y acelerar su capacidad de producir armas en suelo europeo”. En la actualidad están en marcha proyectos para un futuro sistema de combate aéreo entre Alemania, Francia y España, y en combate terrestre entre Alemania y Francia. Zelenski en su videoconferencia intentó presionar a algunos países de Europa. Dijo: “Los titubeos son un recurso del que se alimenta la dictadura de Putin”. 

La Unión Europa y la OTAN han buscado diferentes formatos para tratar de domeñar el comportamiento de países de América Latina, e involucrarlos en su guerra contra Rusia. Esto se puso de manifiesto durante las negociaciones previas a la Cumbre CELAC-UE, que se realizó en Bruselas entre el 17 y el 18 julio de este año. 

Los países europeos se han involucrado crecientemente en la guerra. El Primer Ministro británico Rishi Sunak anunció el envío a Kiev de “cientos de misiles de defensa antiaérea y cientos de drones ofensivos de largo alcance, con capacidad de desplegarse hasta 200 km de distancia”. Cerca de 20 mil soldados ucranianos han sido entrenados en territorio británico. 

The Wall Street Journal ha reconocido que quien dirige el ejército ucraniano en el campo de batalla son las fuerzas especiales británicas. 

En este contexto de guerra, debemos levantar con más fuerza la Diplomacia Bolivariana de Paz y apoyar a aquellos que la buscan a través de negociaciones diplomáticas, como países africanos, China, Türkiye, Brasil, México, Colombia, entre muchos. 

XXIV. 

Por fortuna el mundo ya es hoy multipolar. Nuevas potencias han emergido en el firmamento, las cuales reducen el espacio que otrora venía ocupando Estados Unidos, desde los comienzos del Siglo XX. 

Países en desarrollo ponen en práctica iniciativas que podrían permitirles incidir en la configuración económica mundial. En ese sentido, la mayoría de los miembros de la ONU aprobaron, el 22 de noviembre de 2023, negociar un nuevo marco fiscal que establezca un mínimo de 15% el impuesto que pagan las grandes corporaciones, las cuales se rehúsan a cancelar mediante manipulaciones financieras. La Resolución fue impulsada desde el año pasado por algunos países africanos liderados por Nigeria. 

 

XXV. 

El Gobierno Bolivariano quisiera avanzar hacia un nuevo y más elevado relacionamiento entre Venezuela y la UE, pero éste debe estar basado en el respeto mutuo. Venezuela ofrece la cooperación en materia energética a Europa, pero insiste en el cese del bloqueo a recursos financieros venezolanos en bancos europeos, y que se eliminen las MCU impuestas a personalidades venezolanas, las cuales han sido recientemente renovadas. 

Dable es destacar que, en el marco de la estrategia “Global Gateway” (Pasarela Global), varios países de la UE se proponen invertir en materia de gas en Venezuela, en un proyecto de quema de gas al norte del estado Monagas, que involucra a la española Repsol, la italiana Eni y la francesa Maurel & Prom. 

Las relaciones del Gobierno Bolivariano con la UE se tornan extremadamente complejas y contradictorias en momentos en que el Gobierno de Estados Unidos, la OTAN y la UE, se proponen estratégicamente destruir a Rusia o causarle el mayor daño posible.

El Gobierno Bolivariano, por lo tanto, no acompaña ese plan en el contexto latinoamericano y caribeño. No apoya la cruzada antirrusa, y, más bien, clama por la paz y el diálogo diplomático para superar el diferendo. 


 

XXVI. 

Hoy somos testigos de la crisis estructural del capitalismo neoliberal. Agoniza un sistema que nació de la explotación y el envilecimiento del ser humano. Se conforma un nuevo mapa político mundial, a resultas de la competencia por espacios geopolíticos y geoestratégicos. 

No estamos en presencia de una crisis más del capitalismo. Tampoco frente a un nuevo ciclo largo del capitalismo, tal como lo analizó Nicolai Kondratiev. No. La crisis del capitalismo es profunda. Es coyuntural porque ocurre en este tiempo histórico. Pero trasciende el tiempo de su ocurrencia. Es, sobre todo, una crisis estructural. Se resquebrajan los fundamentos sobre los cuales se conformó la modernidad capitalista.

Los gestores arquetípicos del capitalismo han tenido que aplicar políticas proteccionistas y de subsidios para “salvarlo”. Por eso, como ha sostenido Wim Dierckxsens: “Cuando el gran capital se pone en peligro, termina el libre juego del mercado. La intervención del Estado comienza ahí donde los grandes jugadores del sistema mundial empiezan a perder”.

Al analizar el capitalismo debemos tener presente la dimensión de totalidad, en tanto que sistema histórico, y sus particularidades como modo de producción, así como las relaciones sociales que les son propias. 

XXVII. 

La ultraderecha y el fascismo difunden contaminantes y venenosos predicamentos en el mundo. Promuven el yoismo y la desaparición del nosotros.

El gran desafío que hoy tiene la humanidad es superar el capitalismo neoliberal. Los imperialistas y sus adoradores lo quieren presentar como el único modelo posible de organización societal, aunque, según William L. Robinson, “…es el impulso implacable del capital por acumular lo que lleva a saquear el medioambiente, expropiar tierras, a arrasar y expoliar comunidades del mundo y a imponer un estado policial global para contener las explosivas contradicciones de un sistema fuera de control”.

Pero el capitalismo agotó toda posibilidad de autorregenerarse. Es por ello que, frente a la actual crisis, las potencias capitalistas y el gran capital recurren a la guerra y a la violencia como alternativas de sobrevivencia. 

El capitalismo neoliberal busca obtener mayores ganancias en el menor tiempo posible. Por eso abandonó el keynesianismo y el Estado del Bienestar. 

La naturaleza se privatiza y es convertida en mercancía para beneficio de unos pocos, pero millones de seres humanos son privados de los bienes que ella regala.

Los grandes imperios mediáticos, en vez de fomentar los valores de la solidaridad y la fraternidad humana, se convierten en instrumentos para el envilecimiento y la alienación. 

Los “dueños” del mundo estigmatizan a todo aquel que no asuma sus parámetros políticos-ideológicos. Se apropian indebidamente de principios y valores que son muy caros para la humanidad. Tal es el caso de la democracia y los derechos humanos. 

Desde los años ochenta la ola neoconservadora se propuso desmantelar el Estado Social. A los países en desarrollo se les impusieron draconianos planes de ajuste fiscal, que aumentaron la pobreza, el hambre y la desigualdad.

En el marco de la crisis del capitalismo salvaje se quebrantan los mecanismos de solidaridad. Se amplían la exclusión social y la precariedad laboral. Se ensanchan las brechas sociales y las diferencias salariales. 

A pesar de las calamitosas consecuencias humanas de ese capitalismo, se intenta imponer -como inevitables-, las recetas neoliberales. Y los que provocaron la crisis y el derrumbe, en vez de pagar por sus crímenes son premiados con mayores privilegios.   

Una gobernabilidad global, de carácter humanista, demanda la existencia de un sistema internacional inclusivo, transparente y efectivo. Sólo el G-193, bajo la égida de una ONU refundada, estará en condiciones de garantizar un verdadero multilateralismo.

XXVIII. 

Los plumíferos del neoliberalismo y sus amos imperialistas han querido imponer una tesis, ilusoria, según la cual la democracia sólo es posible dentro de un Estado liberal-burgués. Un Estado que solo ofrece, aunque limitadamente, algunos derechos civiles y políticos a los ciudadanos y ciudadanas, en particular, el derecho al sufragio.

Presentan a la democracia representativa como un sistema universal. Pero esa “democracia” ha entrado en crisis, porque nunca tuvo como correlato la democracia participativa y protagónica, que no niega la representación, y forja un nuevo tipo de articulación social en el cual el pueblo es gestor de su propia historia.

Nuccio Ordine en su extraordinario libro “La utilidad de lo inútil: Manifiesto” expresa que la hegemonía del mercado convierte a los hombres en mercancía y dinero. Manifiesta que: “…este perverso mecanismo económico ha dado vida a un monstruo, sin patria y sin piedad, que acabará negando también a las futuras generaciones toda forma de esperanza.  Sus consecuencias son deletéreas sobre la dignitas hominis.”

José Ramón Heredia en su poema “Canto al hombre biológico” nos invita a crear, crear siempre, no imitar, ni copiar la naturaleza. Ese puede ser el lema de un verdadero revolucionario. No se puede permitir la imposición de valores y obligaciones, que corresponden a otras realidades. 

Herbert Marcuse en su libro “El hombre unidimensional” ha sentenciado: “Lo que es falso no es el materialismo de ésta forma de vida, sino la falta de libertad y la represión que encubre: reificación total en el fetichismo total de la mercancía.” 

El Socialismo del Siglo XXI debe ser venezolano, popular, democrático y, de suyo, inspirado en los principios superiores del humanismo. 

El pensamiento ductor de Simón Bolívar, que giró siempre en torno a la libertad y la independencia; el legado filosófico-docente de Simón Rodríguez, en función de poblar la república de republicanos; la mirada universal de Miranda, quien soñó un continente con una sola patria; la visión igualitaria de Ezequiel Zamora; y el invaluable legado de nuestro líder eterno Hugo Chávez, constituyen fuentes de inspiración para edificar el Socialismo del Siglo XXI.

El humanismo representa el esfuerzo realizado por el ser humano a lo largo de la historia, para trascender la opresión, elevarse a través del conocimiento y salvarse mediante el amor al semejante.

Al escribir el Manifiesto Comunista, en 1848, Carlos Marx y Federico Engels hicieron una magistral síntesis del conocimiento humano más avanzado de su época: la filosofía alemana, el socialismo utópico francés y la economía clásica inglesa.

El Socialismo del Siglo XXI tiene que rescatar el pensamiento humano más avanzado de nuestra época. Por eso debe reivindicar el legado filosófico y político que justifica la epopeya humana de la libertad, de la justicia y de la igualdad. 

El Socialismo del Siglo XXI debe inspirarse en las raíces libertarias, igualitarias y justicieras que emergen de la realidad venezolana, y de las luchas históricas de nuestro pueblo que se concatenan con las que, en otros espacios geográficos, adelantan pueblos hermanos del mundo.

El Socialismo del Siglo XXI otorga primordial importancia a los valores éticos y morales. Busca el bien común mediante la superación de las carencias materiales y espirituales que afligen a nuestro pueblo.

Considero que el Socialismo del Siglo XXI debe incorporar el registro visionario de la poesía, siempre en trance para alejarse de lo inmediato, y comprender —desde la distancia del hecho artístico— el mundo que nos oculta la realidad formal.

Por eso me vienen a la memoria varios poetas. Vicente Gerbasi, con su visión cosmogónica de la nueva patria y el trópico; Juan Sánchez Peláez con la íntima contemplación trascendental de su poética; Ludovico Silva legándonos la alegría de vivir In vino veritas; el chino Valera Mora cantando revolución y “amaneciendo de bala”; y Caupolicán Ovalles acompañando al guerrillero Argimiro Gabaldón por las “Tierras del crepúsculo”.

El Socialismo del Siglo XXI se gesta en Venezuela en el marco de un proceso revolucionario, de carácter democrático y pacífico, anclado en nuestra Constitución.

Y pareciera un contrasentido hablar de revolución pacífica, cuando las revoluciones en la historia han estado marcadas por la violencia. Ya lo había señalado Carlos Marx: “la violencia es la partera de la historia”.

Se trata de un socialismo de nuevo tipo. 

Plantea el siglo XXI el reto de un nuevo renacimiento de la especie humana. El rescate del pensamiento utópico que condujo a la Comuna de París, a las revoluciones del siglo XX, para sembrarlo en el surco propicio de nuestro país que, en el pasado, conquistó libertades y ahora aspira consolidarlas.

El Socialismo del Siglo XXI nos convoca. Es un gran desafío en éste tiempo histórico.

La meta más elevada del homo sapiens en la actualidad es hacer más humana la humanidad.

XXIX.

Al concluir mis palabras, no me queda más que invitar a todos los aquí presentes a que nos aproximemos el próximo domingo 3 de diciembre a las urnas electorales para que multitudinaria y clamorosamente proclamemos con espíritu patriótico que el Esequibo es de Venezuela. 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 986 veces.



Jorge Valero


Visite el perfil de Jorge Valero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: