En el capitalismo las clases medias tienen todo, hasta piensan; la inmensa mayoría miserable sólo aspira a tener comida

1. El presidente, que se autocalifica "pueblo", determina lo que es bueno o es malo, lo que beneficia o perjudica, lo que debe apoyarse o combatirse, los que son corruptos y los que no lo son; en fin, por ser él mismo "el pueblo", no puede haber algo que no esté a su alcance y no pueda calificar. Y lo peor es que todos lo que se arrastran tras él usan el mismo lenguaje y mantienen la misma actitud. Hoy ha dicho que busca que "los mexicanos sean de clases medias" sin ser soberbios. Eso de clase media es económico y lo de soberbia es un pensamiento que ha enseñado el capitalismo.

2. Dado que desde hace 500 años vivimos en el capitalismo y todo se mide por la cantidad de dinero que la familia tiene como ingreso, con mucha facilidad puede verse que más del 70 por ciento de la población (más de 90 millones) tiene economía de clase baja, pobre, miserable y de hambre. Pasarían unos 100 años para que esta mayoría alcance la categoría de clase media. En México existe la clase media baja y media media (profesionistas, pequeños comerciantes y fabricantes) que alcanza ser el 30 por ciento (unos 40 millones de personas). Los ricos multimillonarios son pocos, pero acumulan el 60 por ciento de la riqueza.

3. Para los marxistas las clases medias son inestables y hasta peligrosas en su pensamiento: a) Porque están en permanente peligro de perder sus pocos privilegios y volver a ser pobres "bajando de categoría", ser explotada, oprimida por los ricos, y b) Porque vive desesperada, se desvive, hace hasta lo imposible –robar o matar si es necesario- por llegar a ser como los ricos que no se cansa de admirar. Hay una desesperación –impuesta por el capitalismo- por ser clase alta y vivir como ella.

4. La inmensa mayoría de las clases bajas, explotadas, no piensa más que en un poco de dinero que le asegure como familia su comida y en la atención de su salud. Sabe, por experiencia de abuelos y padres, parientes, como clase explotada durante toda la vida, es casi imposible salir de su histórica situación. Por ello nunca los marxistas hablan de clases medias, sino una "pequeña burguesía" muy luchadora buscando vivir e imitar a la burguesía, sin darse cuenta de los ridículos que hace para subir desesperadamente a una escala que no corresponde a su naturaleza como ser humano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 835 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: