Repensar la izquierda argentina

La dinámica política requiere un “repensar de la izquierda”  ¿qué izquierda queremos y necesitamos en la Argentina?. En los últimos años la izquierda marxista antiimperialista fue perdiendo peso en la sociedad siendo ocupado ese espacio por las distintas agrupaciones trotskistas.  Con un discurso simple, haciéndose eco de las problemáticas de los sectores más excluidos de la sociedad, tuvieron un crecimiento desmedido. En algunos casos el crecimiento orgánico fue favorecido por la utilización de los Planes que otorga el gobierno, para apaciguar el malestar social.

A pesar del lenguaje moderno, una nueva estética, está izquierda sigue una política sectaria y con grandes contradicciones en la política internacional.

No hay duda que el trotskismo supo aprovechar la crisis del Partido Comunista argentino, la caída de la Unión Soviética, las rupturas internas del P.C. de los sectores reformistas etc.

Los comunistas argentinos nunca fueron una fuerza electoral importante, aunque se destacó por su poder de movilización, la formación de cuadros, la incidencia en la cultura política argentina, sus relaciones internacionales, entre otras cosas.

En la actualidad forma parte de un frente electoral Unión por la Patria, ex Frente de Todos. Dónde no existe el debate plural, ni la posibilidad de incidencia política, situación que también padecen otros partidos, que también firmaron la constitución de este Frente Electoral. Esta situación de socio minoritario, sin voz y sin candidatos propios, diluye el rol del Partido Comunista y pierde su papel de clase.

La diáspora comunista o se quedó en su casa o se convirtió en kirchneristas,  perdiendo las señas de identidad de un partido Marxista leninista. Mientras el partido se fue achicando, sin que se produjera una transición generacional.

A pesar de las dificultades y también errores cometidos, la Argentina necesita de un Partido Comunista que sea motor de la lucha por la Liberación Nacional y Social en camino al socialismo. Para ello hay que repensar el partido que se necesita, dentro de la democracia burguesa, dónde los procesos electorales son elementales en la política Argentina. Es necesario generar un profundo debate sobre las políticas de alianzas teniendo como principal aliado al peronismo de izquierdas. Tal vez se tenga que generar un movimiento electoral propio, que aglutine el descontento social con las formas actuales de hacer política superestructural. Lo cierto que hay que ganarse el espacio de la izquierda, con firmeza en los principios, acompañando la lucha de los trabajadores y trabajadoras y generando la ilusión de que es posible un cambio y en ese cambio el Partido Comunista debe jugar un papel importante, junto a otras fuerzas políticas afines que aspiran al socialismo.

El partido comunista debe recuperar su identidad propia, sin perder ni un apéndice de su base ideológica, que es el marxismo leninismo.

Repensar el partido requiere también repensar la izquierda. El panorama político -aunque se vote por el mal menor- va a ser complicado. Porque gane quien gane, ganará el fondo Monetario Internacional.  Y debemos de estar preparados para resistir las políticas neoliberales, que nos impone el FMI. Como nos decía Lenin:   "Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1099 veces.



Lois Pérez Leira

Coordinador General de la Internacional Guevarista


Visite el perfil de Lois Pérez Leira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: