¿Está Maduro tan mal, y tan bien MAD en las encuestas?

Lo están respectivamente, por eso el desespero del madurismo por asaltar al PCV, usando a unos judas conocidos por su reputación en sus regiones. El madurismo no le interesa para nada el PCV como partido, pero sí le preocupaba tener bajo su control la tarjeta electoral para impedir que fuera utilizada por María Alejandra Díaz para postularse como candidata de la mayoría que ha nacido; los empobrecidos del chavismo y los empobrecidos de la oposición, lo que la convierte en la potencial presidenta de la República Bolivariana de Venezuela. 

 El madurismo sabe lo que ocurre, maneja los números reales, no ignora que el repudio que tiene en la población es inmenso, rotundo, irreversible, que crece cada día más, hasta el punto que ya va superando el 80% de rechazo y no hallan la manera de como detener esa perdida de apoyo, saben que el poder se les esta escapando, y esta estimación el que quiera corroborarla, no tiene sino que implementar un DRP (diagnóstico rápido participativo) en la calle, para que personalmente verifique el porcentaje que aquí estamos señalando. Y el madurismo lo sabe y por eso recurre al asalto,al acoso, a la intimidación.

Pero, la situación de debilidad política del madurismo ya es muy grande que usa su temporal poder que le da el estado para cerrar todas las vías democráticas, violando la legalidad constitucional. No obstante, hay una decisión tomada por la gran mayoría popular conformada por los empobrecidos y traicionados del chavismo y los empobrecidos y traicionados de la oposición, que el madurismo debe irse, ya el pueblo no los quiere gobernando, y aunque hagan todas las trampas que hagan, la decisión está tomada y en tales circunstancias el simple aleteo de cualquier mariposa pudiera provocar un huracán revolucionario. Ese mensaje el pueblo debe enviarlo claro y fuerte al resto del mundo.

No hay otra tarea entonces para todas las expresiones organizadas del movimiento popular que la de construir el Gran Frente de Unidad Popular, sosteniendo un programa correcto y una sola estrategia. Ninguna organización que declare ser patriótica, nacionalista o revolucionaria debe estar distrayendo esfuerzos en otra dirección, sino, en ayudar a la unidad del pueblo. Entonces, pasar a las acciones concretas es urgente.

Se hace necesario que se convoque, con la modalidad que sea conveniente, la realización de un congreso de unidad del pueblo, que proponemos se realiza desde la parroquia hasta llegar a una instancia nacional, con  dos puntos de agenda: organizar el Gran Frente de Unidad Popular, y prepararse para asumir las riendas del nuevo estado al servicio de todo el pueblo. No hay otra tarea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12428 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: