La voluntad como camino

Nietzche habló de la "Voluntad de Poder" como un acto de reafirmación individual, como ambición de lograr sus deseos un motor principal que actualiza su fuerza, paralelamente toda voluntad de poder es una energía creativa que se conecta con la naturaleza productiva, fértil, que le es propia a la condición natural y compleja del ser humano. Algo muy parecido al principio de "Conatus" que estableció Spinoza que es una mezcla de potencia pasional y creadora que le permite al ser humano las cuotas de felicidad deseadas. Diría "la alegría es una pasión por la que el alma pasa a una mayor perfección". Nos remitimos a estos dos sabios que en su filosofía dejaron los trazos necesarios para lo que hoy batallan de cualquier forma por destruirlos los poderes imperiales impuestos. Labor que por la herramienta que fuese, básicamente la religión, hoy sería la tecnología, han repetido por miles de años. Lograrlo es una condición de su propio poder. Solo dos empresas Black Rock y Tecnology, disponen de la mayoría de acciones de las empresas mas acaudaladas del mundo desde EEUU hasta la China. Entre Appel y CNN entre otras tantas han logrado precisamente neutralizar el "Conatus" humano, siendo evidente que cualquier motivo de liberación buscaría reestablecer lo que estos sabios dejaron conceptualizado.

Vamos al presente y nos encontramos con una agenda global que llaman de desarrollo sostenible (la agenda 20-30 aprobada en la ONU) y que ahora asumen casi todos los países del mundo. En ella se contienen las bases para engañar al mundo entero de un futuro podríamos decir más humano, sostenible y próspero pero que guarda intacto el sistema de poder. Es una típica maniobra que desde los reyes dioses se aplica como fórmula, utilizar la esperanza imposible como fórmula para aquietar a los pueblos. La política que pelea por el poder del estado concentrada en partidos y élites de gobierno ha ido transformándose en una profesión de engaños que utilizan todo tipo de empresas como comodines a su financiamiento y asesorías principalmente publicitarias. En ese sentido la política que trataba el problema del ordenamiento y desarrollo de cada nación o comunidad, protagonizada por cuerpos organizados cuyo enfrentamiento era básicamente ideológico, siguiendo la suerte de profesías que deja Maquiavelo en el libro del príncipe (el poder estructura las virtudes de su mandato utilizando las debilidades o fortalezas específicas de cada multitud) se ha ido deteriorando y minando las voluntades colectivas. Era prácticamente natural que esto pase dentro de un mundo estructurado desde el capitalismo monopólico e imperial, ya sea de estado (llamado socialista) o privado. El apoderamiento por unos pocos de las riquezas asentadas ya sea en el conocimiento o en la propia naturaleza pero que siempre remiten al esfuerzo del trabajo, lleva necesariamente a una mediocridad creciente a lo que fue entendido como una necesidad histórica de orden y derecho entre iguales. La revolución francesa con los jacobinos, los sans coulotes y el utopista Babeufe inauguraron esta política dedicada a la igualdad y el bien común, guiada desde el centro de gobierno. Pero todo esto se ha deformado por completo saltando la lucha ideológica en la medida en que el mismo sistema de acumulación de riquezas ha hecho de la política su propio instrumento y garantía de perpetuación.

Por ello pareciera un llamado de las energías del cielo es necesario restituir las voluntades colectivas en el mismo sentido que lo pidió Nietzche. Las voluntades quedándose quietas en sus meras reivindicaciones y llamados a una justicia que constitucionalmente están mas que reafirmadas no son suficientes, es parte de la misma manipulación política solo que en este caso son las multitudes y su rabia absolutamente justificable quienes protagonizan esta lucha justiciera. Venezuela en su gobierno terminó siendo una suerte de laboratorio político donde un poder sin virtud alguna puede perpetuarse y recibir ese odio sin afectación aparente ninguna, sobretodo si las fuerzas militares y de oposición no hacen mas que reafirmarlo. Pero ya los tiempos de la miseria de gobierno tienden a llegar a su fin, pero es precisamente dentro de este cuadro donde la miseria se hace mas peligrosa. La voluntad colectiva o es una voluntad de poder o rabiosa pero mansa de espíritu será totalmente barrida. ¿a que nos referimos? A necesidad de ejercer una voluntad colectiva que sea capaz de reafirmarnos como pueblo sobre un liderazgo colectivo que exalte con nombre y apellido quienes lo acompañan y de alguna manera toman el liderazgo de esta voluntad. Violenta con mucha seguridad o pacífica esta sincronía de voluntades tiene que organizarse para una dura batalla. Lo sucedido con el PCV nos da un retrato a la perfección de que este gobierno ya ha pasado de una fase de gran mafia a una política fascista que no dejará que cualquier fuerza evite su continuidad en el poder. Esto indica que estamos atravesando una disyuntiva entre lo violento y lo duro pero calmado que tendrá que decidirse en la medida en que los hechos vayan sucediéndose y dándoles el tono entre estas dos opciones disyuntivas. Por ahora la unidad de las fuerzas libertarias es lo primario si hablamos de voluntad de poder de reconstrucción de un "conatus" que se hunde en el alma del poder colectivo. En definitiva estamos atravesando un momento crucial para una nación y pueblo completamente defalcados. Decidir quien como cuando reviente este estallido colectivo es el punto nodal de los momentos que atravezamos. Maria Alejandra tu llevas la bandera de que no hay pueblo vencido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1012 veces.



Roland Denis

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roland Denis

Roland Denis

Más artículos de este autor