"He arado en el mar y sembrado en el viento"

Hace 239 años, nació Simón Bolívar, nuestro Libertador, el ser más preclaro del siglo XIX, nació para la inmortalidad, el Libertador de cinco repúblicas y mentor de independencia y libertad para otras naciones de nuestra América Latina, subyugadas y esclavizadas por Europa, principalmente por el Reino de España. Fue nuestro Libertador; mentor sembrador de fértiles semillas, hasta otros países guardan en su historia el aporte e ideario del legado de nuestro insigne hombre, nacido en Caracas, desde muy joven el inquieto caraqueño vislumbró lo que a futuro podría hacer por su patria y nuestro continente con un dominio de 300 años por la conquistadora España, dominio absoluto, su odiosa tiranía, plagada de vicios, discriminaciones raciales, religiosas, culturales, imposición de la esclavitud y servidumbre, el saqueo de las riquezas naturales: oro, plata, minerales, cultivos y las celadas contra la población indígena y sus más destacados caciques, violaciones a familias, crímenes, persecuciones y otras tantas crueldades como ensañamiento contra ancestrales asentamientos humanos.

‘’HE ARADO EN EL MAR Y SEMBRADO EN EL VIENTO’’, pensamiento de alta connotación por parte de quien arriesgó todo por la Independencia de su patria y deslumbró con sus ideas a otras latitudes, que de una u otra forma siguieron su gesta emancipadora cundiendo el germen de la libertad por toda nuestra América en contra del colonialismo europeo, y el surgimiento del Coloso del norte, que aunque también luchaba por su libertad, ya tenía los ojos puestos en las riquezas de América Latina, por tal razón nuestro Libertador alertó a los pueblos del peligro de caer en el dominio de ese coloso que tenía raíces colonialistas, heredadas de Europa. Bolívar, inquieto, estudioso, buen alumno al captar lecciones libertarias de sus Maestros, en especial Don Simón Rodríguez, anticolonialistas o antiimperialistas, recorrió el mundo, se leyó a los más grandes filósofos y estadistas, desde los griegos hasta de otras culturas milenarias, así obtuvo un compendio de conocimientos, que lo hicieron libre pensador, creador de su propia doctrina republicana, democrática de a verdad, autóctona, pura, única; recordemos el ‘’Congreso de Angostura’’ y sus postulados, la ‘’Carta de Jamaica’’ y otros tantos documentos donde plasmó su gran proyecto de la Unión Latinoamericana y enfatizó sobre la ‘’Democracia’’ y sus inmensas bondades.

Hay históricas fechas patrias, los 5 de julio, celebración de la firma del Acta de la Independencia, fecha en que Simón Bolívar exaltó banderas autóctonas de revolución, nada de calcos o copias, de luchas, punto de partida hacia la gran hazaña emancipadora, los 24 de junio de cada año celebración de la Batalla de Carabobo, como fecha que selló la definitiva independencia, y otras tantas fechas históricas, que por cierto los gobiernos desde la fundación de la República, suelen enaltecer, destacar, incluso se inspiran en la doctrina bolivariana para hacer planes, proyectos y programas, hasta leyes, siguiendo la huella de Bolívar, pero en la praxis todo queda en promesas, en el papel, en leyes incumplidas, las excepciones de la regla son pocas, según la historia algunos caudillos o dictadores, lograron algo para cumplirle a Bolívar, quizás a finales del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX, como el pago de la deuda en honor al centenario de su muerte, y antes la batalla contra el embargo o cerco de barcos extranjeros a nuestros puertos, que hubo aquella famosa frase del General Cipriano Castro, sobre aquella histórica proclama: ‘’Venezolanos, venezolanas, la planta insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la Patria, con esa frase Castro hizo mover la fibra patriota y lograr el desbloqueo y abandono del invasor, pues estaba listo para combatir por el rescate soberano; hoy el único legado bolivariano, que tenemos es la Constitución derivada de su doctrina, promovida por quien enarboló las banderas de simón Bolívar, pero que todo está en el papel, muy lejos de su aplicación.

En los gobiernos ‘’democráticos’’, liberales, neoliberales, socialdemócratas, cristianos, y, el de la ‘’Revolución Bolivariana’’, que pudiéramos decir que comenzó enarbolando toda la doctrina bolivariana, hasta Ley Suprema se plasmó con su pensamiento, su doctrina; luego una especie de híbrido de Socialismo del siglo XXI, que deviene de continente europeo, que en ley suprema no se contemplaba ni contempla, apareció de repente en el vocabulario cotidiano de los líderes’’ revolucionarios’’, y los frutos han ido mutando como las semillas transgénicas, al final de las llamadas democracias de los últimos 64 años, también ha ido quedando la frase o pensamiento del Libertador. Pienso, como ciudadano de la tercera edad, longevo o adulto mayor, con inquietudes y lecturas históricas políticas y vivencias obtenidas ya a mis casi 84 años, sufriendo las consecuencias inesperadas a mi edad porque muchos adultos mayores fuimos despojados de derechos ganados en el tiempo, por esto y mucho más, ‘’QUE SEGUIMOS ARANDO EN EL MAR Y SEMBRANDO EN EL VIENTO’’. Lamentablemente los liderazgos políticos, que han administrado los destinos de la Nación, se quedaron en planes, proyectos, programas, promesas tras promesas al pueblo y sociedad que les ha elegido, para una real ‘’Democracia’’, del pueblo para el pueblo y toda sin distingos partidistas, de clases, de colores y de todas las rémoras viciosas que arrastra la República en 191 años de existencia, no fue posible la transformación de estructuras colonialistas e imperialistas, no pensando en ideologías devenidas del eurocentrismo, que todas en 200 años han fracasado, llámense liberales, neoliberales, capitalistas, socialistas, comunistas, fascistas o las que han acudido en auxilio de estas, las evidencias de lo que acontece en el mundo así nos hacen pensar.

Que lejos estamos de las huellas y el legado de la doctrina bolivariana, que la leemos y reelemos, y es única en el mundo, pues sus documentos, cartas, proclamas, enaltecen la DEMOCRACIA REPUBLICANA, la de la real mayor suma de felicidad posible, la de gobernar para todos en paridad con las leyes de la república, que estas se cumplan, que cobren vigencia, recordemos algunos pensamientos de Bolívar, y analicemos hasta donde los gobernantes de las últimas décadas han cumplido:

‘’La única libertad que no debe consentirse en una república, es la libertad de la lisonja, porque esta establece una escuela fatal donde se pierde toda noción de moral y dignidad. Es liberticida todo aquel que elogia sistemáticamente a los hombres’’.

-Estas viejas rémoras no han sido extirpadas, todos los gobiernos las alientan, hasta el punto que observamos el ‘’culto a la personalidad’’ o acaso seguir a líderes políticos, distorsionando el real sentido del liderazgo, no personificando ni llegando al culto, esto es costumbre muy dañina a los intereses generales de una república.

‘’El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política’’.

‘’Soy demasiado fuerte, para degradarme a engañar’’.

‘’Los intrigantes corrompen a los pueblos desprestigiando la autoridad. Ellos buscan la anarquía, la confusión, el caos, y se gozan de hacer perder a los pueblos la inocencia de sus costumbres honestas y pacíficas’’.

Agrego: también pueden los gobiernos derivados de partidos políticos intrigantes, caer en las advertencias del pensamiento de Bolívar, lo vivimos en la cotidianidad con tanta diatriba, tanta pugnacidad y violencia política, con tan malos ejemplos para futuras generaciones, que muchos por cierto debieron emigrar, porque aquí el caos cundió y profesionales y familias emigraron en busca de otros horizontes.

‘’Nada es tan peligroso como dejar permanecer por largo tiempo en un mismo Ciudadano el Poder. El Pueblo se acostumbra a obedecer, y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía’’.

-Los senderos de nuestro Libertador marcados por ser un genio, soldado, guerrero, estratega, escritor, pedagogo, en sus lineamientos para dirigir masas, tropas, el estadista, el andariego en procura de sus objetivos emancipadores, el que con facilidad aplacaba ánimos enardecidos y pesimistas de sus seguidores, todo un líder implacable pero flexible con su enemigo si este entendía o sabía interpretar sus postulados en sus luchas; el demócrata y fiel cumplidor de las leyes, a las que les atribuía el orden, la disciplina y conductas aptas para administrar o gobernar con rectitud, el de sus claros y amplios pensamientos, el caballero que con visos juveniles se paseaba por las pomposas calles de Madrid y casara con la bella María teresa del Toro y Alaiza, quedando viudo muy joven sacando fuerzas hasta sobreponerse a la pena por la muerte de su joven esposa, el trotamundos que viajó días enteros en lomo de caballo con tropel de ventisquero por los llanos abiertos, vadeando corrientes de ríos con aguas peligrosas, trepó las altas cordilleras desafiando las inclemencias del tiempo, el que con sigilo sobrevivió las celadas de sus enemigos, Bolívar el joven que junto a su Maestro Don Simón Rodríguez, jura en el Monte Sacro no descansar hasta alcanzar la libertad de su Patria, el de la carta amorosa y gran contenido espiritual a su prima Fanny, el de los amores con Manuelita Sáenz, el pensador que plasmaba con sus escritos ideales y obras.

… ‘’Mi derecha estará en las bocas del Orinoco y mi izquierda llegará hasta las márgenes del río de la Plata, mil leguas alcanzarán mis brazos, pero mi corazón se hallará siempre en Caracas’’. Y en noviembre de 1826 escribe a Páez: ‘’ En el día no tengo más mira que servir a Venezuela; demasiado he servido a la América; ya es tiempo de dedicar a Caracas todo mi conato, toda mi solicitud; por Caracas he servido al Perú; por caracas he servido a Venezuela; por Caracas he servido a Colombia; por Caracas he servido al nuevo mundo y a la libertad.

Bolívar el del sueño y creador de la Gran Colombia pensando en la unificación para frenar al Coloso del Norte y lograr el bastión ante las amenazas y defensa ante los acechos imperialistas, el del Congreso de Angostura y sus grandes postulados republicanos y democráticos, el de la profética Carta de Jamaica indicadora de lo que le acaecería a estos países; el Chimborazo y sus delirio, las proclamas y las célebres palabras cuando el terremoto de Caracas en 1812, para dar optimismo e inocular ánimo a los patriotas asustados por creer en los rumores enemigos, el del manifiesto de Cartagena, el fundador de escuelas, universidades, creador de sustanciosas leyes y decretos de bien para organizar la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, el, del Decreto de conservar el Medio Ambiente, el de acabar con la corrupción, el admirador de la Revolución Francesa y Napoleón, aunque desestimó el título de emperador, abogó por la protección del indígena, el que renunció a sus riquezas materiales para ponerlas al servicio de la causa independentista.

La gesta de Bolívar como hombre indoblegable, a pesar de sus pocas derrotas, como la pérdida de la primera República, tuvo la fortaleza para sacar fuerzas y continuar con sus mil batallas y crear la segunda República, la Campaña de los llanos, la campaña Admirable, Paso de los Andes, Boyacá, Carabobo, Maracaibo, Junín y Ayacucho, el fiel amigo del gran Mariscal de Ayacucho, cumplió grandes proezas, para en definitiva buscar su refugio de enfermo en Santa Marta, entregando sus restos a la naturaleza, que le llamó a rendir su tributo de las leyes naturales, pero ganó su inmortalidad, y ya al borde del silencio eterno, expresó. Colombianos: mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Sí mi muerte contribuye para que cesen los partidos, y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro’’, Santa Marta 10 de diciembre de 1830.

¿POR QUÉ SEGUIMOS ARANDO EN EL MAR Y SEMBRANDO EN EL VIENTO?

Qué recuerde, desde que este humilde campesino, nacido en la Aldea Azua, del Distrito San Cristóbal, Municipio San Sebastián, Estado Táchira, fue inscrito en la escuela rural unitaria que regentaba la Maestra Abigaíl, se me enseñó a querer la patria, su Libertador y legado histórico, recuerdo el canto del himno de las Américas, himno al árbol, semana de la patria, la disciplina, formación, rigidez, enseñanza de las materias elementales para el aprendizaje de ser un buen ciudadano, y después la Moral y la Cívica, la Urbanidad de Carreño, de tal manera que entre el hogar y la escuela se enseñaba a respetar los símbolos patrios, las leyes y a los mayores, así creo, se avivó en mi la admiración por nuestro Libertador Simón Bolívar, tanto que a los 20 años, me atreví a preparar unas palabras ya en mi ciudad capital, para exaltar las bondades y obra de Simón Bolívar en la Plaza con su nombre, con motivo de mi primer acto como dirigente sindical, y, no era culto ni dogma el enaltecer a nuestros héroes, era por respeto y méritos, nada que ver con culto a personalidades, Bolívar, nunca comulgó con rendir pleitesía, pero ni al Papa cuando visitó Roma, se arrodilló y besó el anillo; los dogmas o cultos a políticos que se les desarrolla el extremado EGO, presidentes o personas de alta jerarquía es una vieja rémora no extirpada, otra cosa es el respeto por la autoridad, los méritos que estos se hagan acreedores por su trabajo intelectual, físico, profesional, técnico o de cualquier otro oficio.

Pues bien, significo con esto que me considero ciudadano libre pensador, lector desde muy joven, tanto que antes de ir a la Academia, me preparé autodidácticamente, pero con vocación por la cultura legal, tanto que, sin ser profesional de las leyes, he tratado de leerlas, y hasta llegué a estudiar algunos semestres de esta importante carrera, he seguido durante 64 años a la ‘’democracia prometida’’ y no cumplida, sí, en mengua por la anarquía, la demagogia y degradación de la ‘’Ciencia Política’’. La CRBV la analizamos en derecho Constitucional, el Profesor todo un señor en esta materia, de manera que concluimos sobre lo novedoso de esta: 9 principios, 4 modelos de Estado, de Derecho, de Justicia, Democrático, Estado Social novedoso, humanista, pluralista e inclusivo, participativo y a mi juicio nada que ver con doctrinas foráneas devenidas de tantos sistemas políticos que han sembrado guerras, hambre, odios, intrigas, esclavitud, exclusiones de todo tipo, hasta tanto que vivimos en un mundo convulso, ajeno a la paz, al Derecho Internacional, Carta ONU y leyes. Contra la filosofía real de lo que es una DEMOCRACIA concebida en el Congreso de Angostura, plasmada en parte en la CRBV, pero sin que se cumpla a la medida de una sociedad que logre el pleno desarrollo de su inteligencia, para que todo funcione tal cual es una doctrina republicana y democrática, y no que cuyos gobernantes administren Estados a su discrecionalidad al margen de las leyes, suele ser muy común esta práctica, razones por las que no hemos podido alcanzar la independencia y soberanías con plenitud.

En este sentido, creí que es mi deber con derechos y deberes legales, expresar mi libre opinión, cuidando de que esta no caiga en descalificativos a personas o entes en particular, es la crítica basada en vivencias y argumentando lo que nuestras leyes contemplan: ejemplo la CRBV en Capítulo V establece sobre ‘’Los derechos sociales y de las familias’’, haremos referencia en este caso sobre los ancianos y sus beneficios legales como atención integral y los beneficios de la Seguridad Social, sobre esto existe una ley, que es letra muerta, se cumplió, pero por razones ajenas a todos los afectados, la pugnacidad e intolerancia político-partidista, originó una situación inesperada desde todo punto de vista y en la que no teníamos que pagar los platos rotos los adultos mayores, y en fin la clase trabajadora más vulnerable económicamente, pero así fue.

Los bloqueos imperiales a pedidos de políticos o politiqueros, que por cierto ya retornan con ansias de poder, aprovechando las próximas elecciones, que a juicio de grandes mayorías actas o inscritas en el CNE, ninguno de los liderazgos goza de la confianza para aspirar a elección popular, ni el mismo gobierno a pesar del vuelco ideológico, cuenta con mayoría electora, por eso el pueblo espera a un verdadero estadista, que gobierne para todos y no como hasta ahora, puras roscas partidistas, han distorsionado la democracia, de todas maneras será el pueblo, su madurez, su conciencia que fije la atención en un ciudadano con perfiles apropiados para conducir la República por los verdaderos senderos patrios, y no bajo la dependencia de imperios o potencias extranjeras.

Lo sucedido es que desde hace unos cinco años nos despojaron de la Seguridad Social Integral, ahora estamos huérfanos de protección, lo único que nos dejaron fue las jubilaciones y pensiones, pero pagadas en bolívares, cuando las transacciones comerciales de toda índole se hacen en moneda extranjera, acotamos que, en la CRBV inserta (capítulo I) sobre el régimen socio-económico del Estado y la economía, (capítulo II) del régimen fiscal y monetario, del sistema tributario y del sistema monetario nacional, aquí destaca la función primordial del Banco Central de Venezuela como es la de preservar la estabilidad de precios y garantizar el valor interno y externo de la unidad monetaria, es sabido y lo vivimos en la cotidianidad que nada de esto ocurre nuestra moneda tiene un valor irrisorio en relación al dólar, que es el que circula y marca los precios, y nuestras pensiones y sueldos, no cumplen los mandatos Constitucionales y por ley.

Ganamos una jubilación y pensión de 130 bolívares cada una, equivalentes a menos de 22 dólares, mi caso cuando salí jubilado con más de 17 mil bolívares, que equivalían en 1993 a unos 250 dólares, y cobrar hoy como jubilado 21 dólar, es abismal la diferencia, aquí no se cumple lo de dignidad para los ancianos, nunca pensé llegar a esta edad y pasar a ser como un paria del Estado, lo peor es que se infringen la CRBV y las leyes, ley de Servicios Sociales (Adultos mayores y otras categorías de personas), esta es del 2005, y nada que se dignen la atención especial con estas personas, en estos días fui a CANTV, Sambil Margarita, iba solo a preguntar qué había pasado con mi reporte de avería de noviembre de 2020 no atendida hasta la fecha, y la respuesta fue: vaya y haga la cola, a mi edad no estaba dispuesto a pagar plantón tal vez por media hora o hasta una hora porque la fila era larga.

En conclusión, que sigo sin Internet y sin teléfono residencial, sí me obstaculiza el poder escribir con más constancia, me veo obligado a solicitar señales prestadas para poder escribir y enviar material, por lo menos APORREA no abre en internet de CANTV, es necesario utilizar internet privado. ¡Ah! pero si se debe pagar, ahora en dólares que no ganamos, y un impuesto fortuito aplicado por CANTV por 10 dólares si no paga dentro del lapso de cinco días, pues al paso que vamos, quedaremos fuera de estos servicios, que ya se convierten en un lujo, no apropiados para jubilados, pensionados y asalariados por sus altos costos, y, ya predominan los servicios privados 100 dólares instalación y un mínimo mensual de 20 dólares, no ganamos para estos servicios de comunicaciones artículo 12 numeral uno, acceder en condiciones de igualdad a todos los servicios de telecomunicaciones, y recibir un servicio eficiente, de calidad e ininterrumpido, salvo las limitaciones derivadas de la capacidad de dichos servicios; esperamos que esta coletilla no sea el argumento de CANTV, porque esta comenzó con mucho brío, y como dice el dicho popular y termina con escalofrío, el caso es que me argumento y baso en lo que establecen las leyes, y lo que podamos interpretar de estas, espero no muy lejos del real sentido de nuestro idioma.

En el mes de marzo pasado me dirigí a Previsión Social del MDPPEF, a fin de solicitar homologación, y las respuestas han sido parcas y sin explicaciones, que no satisfacen el objetivo que uno expresa, así que, todo prosigue dentro del desasosiego por falta de cumplimiento de la Ley Máxima en muchos aspectos y otras leyes como la LOTTT, estamos desamparados por la desidia o indiferencia, pareciera que es lo que predominara como rémoras o ley de la costumbre, mientras tanto carecemos de la máxima suma de felicidad posible, como se inserta en la CRBV, emulando la frase de nuestro Libertador, por esto y muchas cosas más es que la patria sigue en deuda con el Libertador de varias repúblicas, y cabe el pensamiento, del título de este artículo, que a mi modesta forma de observar ‘’SEGUIMOS ARANDO EN EL MAR Y SEMBRANDO EN EL VIENTO’’. Nos equivocamos muchas veces, pero como humanos debemos de enmendar, y, a nuestro Simón Bolívar le siguen fallando quienes en su nombre toman las decisiones no ajustadas a leyes, sí por discrecionalidad e influencia de grupos partidistas o élites que distorsionan los reales objetivos de la democracia y engañan a los pueblos con su demagogia, recordemos que cuando la democracia cae en manos de demagogos, el poder se convierte en autocrático y hasta dictatorial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 989 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: