VeneCuba : es un atípico proyecto colonial (I)

Los gobernantes venezolanos tienen una característica que los emparenta a casi todos, la devoción irracional por los modelos, formas, ideas y proyectos extranjeros, es un lugar común cuando se rastrean los aspectos llamativos de las decisiones de los inquilinos de Miraflores la denominación que los adscribe a un mapa signado por la dependencia cognitiva y política, parece que pensar el país con la cabeza y el corazón puesto en otro territorio es un requisito constitucional para ascender a la presidencia de la república, y es que en doscientos años, de lo que se conoce como camino republicano, no nos hemos podido librar de ese afán que entroniza la cultura colonial, de querer ser, o copiar hasta de manera errática los modos de gobernar , de comportarse, y en sí, las ideas mismas y sus cultura de otras geografías que según ciertos discursos políticos se nos venden como más adelantadas y desarrolladas.

Nuestra independencia ha sido inconclusa según algunos historiadores, desde la ruptura de la dependencia con el Imperio Español, aparecieron otras ideas-cultura-fuerzas que determinaron el comportamiento y el mapa de decisiones que nunca se han tomado libremente, Bolívar empeñado en su proyecto político cabalgó sobre los conceptos aprendidos de Europa, los ingleses quienes lo habían financiado lo empujaban y determinaban hasta el punto de alarmar a los Estados Unidos quienes ya se habían liberado de Inglaterra. Paez que es el otro caudillo determinante de las primeras décadas republicanas, al ver que Bolívar lo iba dejando por fuera en el protagonismo, decidió caminar con los intereses de la Doctrina Monroe y de allí su movimiento separatista de "La Cosiata", alentando un duro y letal golpe al proyecto de la Gran Colombia, el cual era considerado como una nueva intromisión de Europa sobre América.

El movimiento liberal que impregnó e iluminó a Zamora en su gesta de derrocar a Paez, estaba también marcadamente influenciado por las ideas y formulas devenidas de Europa, se dice que en los barcos que llevaban ganado, volvían con otras mercaderías, y casi que de manera clandestina, también venían los libros que hablaban del socialismo utópico francés y del enciclopedismo europeo, fue tanta la capacidad de permear los presupuestos ideológicos, cognitivos y políticos del viejo continente, que dio vida al "Partido Liberal" y al famoso periódico de Antonio Leocadio Guzman llamado "El Venezolano", es por eso que fue Guzman Blanco en sus tres periodos quien denotó con mayor vehemencia su apego y fascinación por la cultura europea, de hecho atendió infinidades de veces su salud en el viejo continente, muy similar a la actitud de Cipriano Castro y diferente a la de Gomez quien se parecía más a Paez en su apuesta hacia los Estados Unidos. Concluida la II Guerra Mundial, Washignton afina su total influencia sobre Venezuela, para eso se vale de estrategias de todo tipo y toda índole, quien gobierne en el país petrolero rendirá cuentas previas a la nación norteramericana por el resto del siglo XX, habiendo un solo paréntesis con la dictadura de Perez Jiménez y una peculiar característica: las ideas predominantes de la clase política versarán sobre la cultura y la experiencia producida en Roma, París, Moscú , Berlin y Londres, pero la alineación geoestrategica será con los Estados Unidos.

Pasada la primera mitad del Siglo XX, "La revolución Cubana" hace un inmenso esfuerzo por hacerse del control de la geografía venezolana, para eso hizo un intento de invasión militar por el oriente del país, fracasaron, el Ché les había advertido a los izquierdistas que la guerra de guerrilla no avanzaría en Venezuela, esa derrota le permite a Fidel afinar sus estrategias y es en el segundo periodo de Carlos Andrés Pérez con la venia de Gabriel García Márquez que logra colarse entre los mejores amigos del elegido presidente. El gocho recibe a Castro con bombos y platillos en su coronación, perdón, toma de posesión, el centro de atención de la política nacional es la visita del barbudo a Caracas, el cual no se iría con las manos vacías, los acuerdos alcanzados no serían públicos porque a Perez no le convenía navegar contracorriente a los dictámenes de Estados Unidos, pero se había sellado con tinta roja, una política de ayuda con combustibles en forma de contrabando, dando de esa manera La Habana, los primeros pasos de una geoestrategia que desarrollarían con Caldera y después de una manera más acentuada con Chávez y Maduro, dándole vida a lo que el Dr Blanco Muñoz llama "VeneCuba" haciendo que según él, Venezuela sea un "ex país", y por ende, el territorio y la nación venezolana víctimas de un atípico proyecto colonial.

@kartuxs



Esta nota ha sido leída aproximadamente 382 veces.



Carlos Silva


Visite el perfil de Carlos Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: