La mitología y la ignorancia oficial

El Tocuyo: ¿Doscientos años de independencia?

Un municipio sumido en la pobreza extrema, con mendigos por todas partes, los cuales ya no corren con la suerte de recoger algunos frutos o dádivas, porque hasta en las casas más constituidas, los alimentos se han hecho escasos, sin embargo, los pobres hambrientos, tienen su antorcha independentista para degustarla con sus ojos.

Un municipio sin agua, a pesar de contar con el caudal de un inmenso río, y la presencia de una represa que aglutina el vital líquido para más de un millón de personas; ya tiene más de dos décadas el problema que se viene arrastrando en las estructuras hidráulicas de El Tocuyo, y no parece haber solución alguna ni a corto, ni a mediano ni a largo plazo. Para los habitantes de la ciudad de los lagos verdes, hoy hubo una caravana de caballos famélicos, que nada significan cuando de historia se habla.

Un municipio ya sin centros de salud, sin médicos, ni enfermeras, por el pésimo salario y lo poco atractivo que son esas profesiones y puestos de trabajo. "Un enfermo", con la mínima y más básica emergencia, termina dejando todos sus recursos económicos, si es que los tiene, en alguna farmacia o en la deprimente red de atención sanitaria privada; los pobres, y los trabajadores en El Tocuyo, están destinados a morir de mengua,porque cualquier afección de salud, sobreestima con mucha facilidad, todos los recursos con los que pueda contar una familia determinada; para ellos hoy, las autoridades se vistieron de gala y llenaron de colores las calles con sus mejores trajes.

Un municipio sin escuelas, ni universidades, porque las estructuras físicas de las instituciones educativas han colapsado, por falta de mantenimiento, los maestros, los profesores, han abandonado sus puestos de trabajo por los pésimos salarios, y las deplorables condiciones laborales. Miles de niños se han quedado sin derecho a la educación en toda la geografía municipal; por supuesto, las zonas rurales han sido y serán las más afectadas, hasta el punto, que en los próximos meses y años, será muy difícil, por no decir imposible, asegurar que hay niños escolarizados fuera de la parroquia Bolívar o capital del municipio. Así mismo, nuestros jóvenes, bachilleres, que han logrado cursar estudios en las universidades que hacen vida en la localidad, o en otros municipios, le es casi imposible proseguir con sus estudios, por diversos problemas, que van desde el transporte, la alimentación, o la imposibilidad de comunicarse por vías electrónicas, porque el municipio es tan pobre, que prácticamente está quedando aislado, ya que ni las operadoras privadas ni públicas, prestan un adecuado y accesible servicio a las comunicaciones, no obstante, hoy desfilaron diputados, alcaldes, concejales, y hasta el gobernador en perfecta unión cívico militar, simulando la gesta de Cruz Carrillo, la cual, bastante grande les queda a los hambredores del pueblo.

Un municipio con apagones rutinarios, donde reina la oscuridad por encima de la luz; es normal que a eso de las siete de la noche, todos los días, medio pueblo se quede sin energía eléctrica: es un verdadero reto de alto peligro, caminar por las inservibles aceras de El Tocuyo, cuando ni siquiera el más humilde bombillo de luz amarilla muestre el camino, con seguridad, lo mismo deben decir los choferes o conductores de vehículos, cuando del asfaltado se trata: la luz, es el único aliado, para evitar esguinces de tobillo o el daño de los muñones u otra pieza del vehículo. Si aceptan recomendaciones, le sugeriría llevar los animales, que desfilaron hoy por la Av Fraternidad, a un buen veterinario traumatologo-podologo, para que ayude a mitigar los daños ocasionados.

Un municipio sin planes, sin mapa estratégico y sin proyección a futuro, un municipio sin un gobierno dotado de ciencia, técnicas y estrategias que apunten a la solución de los problemas de los tocuyanos, un municipio que adolece de políticos que piensen con cabeza propia y diseñen con la sociedad, soluciones al tema del hambre, la pobreza, el agua, la educación , la salud, el transporte o las telecomunicaciones. Un municipio signado por la mediocridad de sus políticos y gobernantes, que lamentablemente usan la política para el lucro personal o de un determinado partido, y es por eso, que terminan confundiendo la atroz situación de dependencia generalizada del país , con la conmemoración de los doscientos años de independencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1039 veces.



Carlos Silva


Visite el perfil de Carlos Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Silva

Carlos Silva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social