"Para mentir hay que saber la verdad"

Volvamos al futuro (I)

Es frecuente oír decir, que el pasado fue mejor que el presente, lo que amerita explicaciones históricas sociológicas y políticas. Lo cierto es, que mi generación, la de la década de los 60 70 y 80, SOÑO; tuvimos esperanzas revolucionarias y nos contamos entre sus protagonistas. En "Nuestra América," la revolución cubana con Fidel y El Che, nos señalaron caminos. Insurgencias sociales, asesinatos políticos, invasiones, golpes de Estado y represiones brutales ocurridas en América Europa Asia África y los Estados Unidos, alentaron nuestras luchas. Hasta en la cárcel peleamos por la revolución; por un futuro llamado socialismo. Leíamos, debatíamos, producíamos ideas y conductas, siempre con la fe revolucionaria en la mira. Compartir el poder con la derecha no pasaba por nuestra mente: Queríamos todo el poder. Hoy las gríngolas son comunes, y el único camino disque es el de la institucionalidad burocrática del Estado, al que se accede por vía electoral o conciliatoria. No se trata de moralismos, sino de convicciones políticas. Es casi un culto al Estado. Ahora se enseña difunde y defiende, la idea de "compartir" el poder con el enemigo histórico del pueblo: a esto lo llaman democracia. Las clases parecen no existir, es casi una lógica religiosa: somos todos iguales. Qué ha pasado en estos últimos cincuenta años, para que hoy estemos confundidos fragmentados y sin esperanzas de éxitos revolucionarios. LA IZQUIERDA PARECE SOCIADEMOCRATIZADA.

¿Será cierto que la progresividad electoral y reformista conducirá al socialismo? Digo socialismo porque no atisbo para la justicia social, otro camino que no sea este. Dialéctica como lo es la historia, el metabolismo sistémico del capital prioriza sus intereses, una de cuyas consecuencias llaman: riqueza Vs pobreza, esta última terriblemente conmovedora, que tiene en su seno el potencial necesario para cambiar la historia; La leche amamantadora de la revolución está en las tetas del pueblo, pero obviamos esta verdad y nos perdemos en algunos liderazgos ambidiestros. Todo contagio revolucionario es desviado o anulado. Mientras, la derecha está en lo suyo; jamás es ambidiestra. LA COMUNA RAIZAL PUEDE SER TERRITORIO DE LO POSIBLE. "Solo el pueblo salva al pueblo".

Difícil hacer revolución desde dentro del sistema dominante. El Estado es un "aparato" de dominación diseñado y permanentemente reformulado, para defender los intereses privados. Los amos del capital lo saben, los reformistas socialdemócratas y progresistas también, pero la conciliación de clase lo oculta. Socialismo con la lógica del capitalismo….COMO ASÍ…. Esta vetusta y carcomida democracia burguesa no da para más, pero el clientelismo político la acomoda y se solaza en ella. "Por más que se tongonee siempre se le ve el bojote".

Es válida la afirmación de Samir Amin: "El capitalismo contiene en su seno la dependencia. El capitalismo creó la polaridad que nos obliga a depender de ellos" En "Nuestra América" de la colonia a la república no hubo ruptura, hubo continuidad de la dominación del capital. El Dr. Amin, propone "la desconexión" de esta NEO dependencia. Sin la descolonización mental y cultural, la revolución es muy difícil. Lo ontológico es social, es colectivo.

Simón Bolívar con no más de cinco o siete mil intrépidos luchadores independentistas, en condiciones terriblemente adversas, miremos todo lo que hicieron. Nosotros que somos millones, miremos lo que no hemos hecho. El "mucho por hacer" acreditado por Neruda a Bolívar, es tarea nuestra. La evolución no conduce a la revolución, por el contrario la frena. Peor aún, con el reformismo progresista, la revolución la dejamos a disposición del tiempo(las condiciones históricas), como si la historia no fuera una construcción humana. No faltarán quienes, como Groucho Marx digan: "Estos son mis principios si no le gustan tengo otros".

Axiomas conocidos: el Estado- Nación obedece a la lógica del capital, el trabajo asalariado nace con sangre, y el capital no cederá sus dominios por las buenas. Estas verdades, se están olvidando porque en nuestra izquierda nos estamos quedando sin ideas y apelamos a las ideas ideologizadas del capital. "Del socialismo, solo quedan las espinas". No ser marxista es válido, pero ser anti marxista es un alerta. "Al que lo mordió macagua, bejuco le para el pelo".

El pensamiento religioso afirma, que hay vida más allá de la vida terrenal. Conseguir "la salvación" o "el castigo", es un asunto personal por lo tanto, de comportamiento individual. El Neoliberalismo, tomó esta idea. La neoliberal y Ex Primer Ministra de Inglaterra Margaret Thatcher, afirmó: "No hay sociedad sino individuos"; se pretende acabar con la responsabilidad social y económica que tiene el Estado con la sociedad toda, exonerando por completo al Estado y sus gobernantes de lo que económica y socialmente le sucede a la sociedad. Son frecuentes estas afirmaciones y prácticas donde gobiernan presidentes neoliberales; son gobiernos de y para los empresarios.

Se trata de un constructo diseñado para fragmentar, dividir y dominar a la sociedad, en particular a los parias. Así, la dominación logra una sociedad debilitada en sus tareas justicieras; los organismos sociales políticos y económicos colectivos, disque no son necesarios. Es la lucha de todos contra todos: "El hombre lobo del hombre". ¿Qué pasaría si la mayoría de la sociedad SE UNIERA y le exigieran a sus líderes partidos y gobernantes, el cumplimiento de promesas electorales y de justicia social? La unidad da fuerza, la fragmentación debilita. Fidel nos conminó: "No podemos esperar en la puerta de la casa, para ver pasar el cadáver del imperialismo". Lo humano no es competir, lo humano es convivir. "Lo malo lo aprendemos a diario y lo hermoso nos cuesta la vida".

El llamado "desarrollo de las fuerzas productivas;" se asume en condiciones concretas temporales y reales. Hoy, el "desarrollo" de la consciencia social de los trabajadores no aparece y menos en sus luchas políticas, que casi siempre son economicistas(salariales). NO SUEÑAN CON EL PODER… Por donde nos movamos, la fuerzas de la revolución están abajo y las del reformismo arriba. Hay que "INVERTIR" ESTA RELACIÓN. Hay que despertar las fuerzas telúricas populares.

La mayoría de las izquierdas parecen díscolas de los problemas sociales y próximas al reformismo socialdemócrata. Para disfrazar la verdad, proponen el reformismo como manera progresiva hacia una presunta justicia social: evolución es contra revolución. El burocratismo gerencial, no es la salida. EL APARATO DE DOMINACIÓN DEL CAPITAL LLAMADO ESTADO QUEDA INTACTO.

La alienación no es entre cosas es entre personas. En el "extrañamiento" marxista el sujeto deviene en objeto. El producto del trabajo le resulta extraño al trabajador, porque las contradicciones entre personas, aparecen en el capitalismo como contradicciones entre cosas. Un positivista, por lo tanto defensor del sistema capitalista, sin explicarlo sostenía: "Lo que no es justo no debe ser legal". Augusto Mijares. El capitalismo es profundamente injusto. No puede ser justo; desaparecería si lo fuera. La mentira ideologizad se divulga como verdad.

La injusticia y la mentira, gobiernan al mundo. Si no fuera injusto el capitalismo perecería. Es antidemocrático porque es injusto. Sus contradicciones lo oxigenan y lo envenenan a la vez; son contradicciones dialécticas insolubles. Que nos quede claro: "El Buen Vivir" solo es posible fuera del capitalismo. Volvamos al futuro, volvamos a soñar. HASTA EL PRÓXIMO SÁBADO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 562 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: