Diciembre: Tradición milenaria religiosa y festiva "El nazareno y los fariseos"

Pensar, hilar ideas, para escribir dando giros, que nos saquen un tanto de la rutina cotidiana, y ‘’Diciembre’’, es propicio para por lo menos entremezclar la particularidad de este mes de muchas inquietudes, de esperanzas, de novedades, mes de pausa religiosa y festiva, pero también con características, que tradicionalmente el mundo cristiano se prepara para rememorar, el nacimiento de Jesús de Nazareth, el Mesías, el predestinado predicador del bien y la justicia, el elevado e investido de suprema religiosidad, el niño del Pesebre en Belén, el hijo de José, el carpintero y María, juntos exaltados como santos; Jesús el filósofo del Sermón de la Montaña, el que expulsó los mercaderes del templo, el que se sacrificó con su persistente verbo del bienestar por su prójimo, el perseguido por las ideas religiosas y políticas del imperio romano y sus imposiciones arbitrarias, que aún en el correr de más de dos milenios la humanidad no ha sanado, todavía la perversidad se hace presente, en las maneras en que el mundo se desenvuelve ideológicamente en materia política, religiosa, social, económica, jurídica y otros aspectos que inciden entre la PAZ Y LA GUERRA y los constantes conflictos etc.

No dudamos que, este mes de navidades, que se junta con la despedida de un año y el recibimiento de un nuevo año, pero los preparativos especiales se centran en celebrar la natividad del niño Jesús, y, con esta fecha dedicada a los niños y niñas del mundo cristiano, los preparativos de diversas formas, celebrativas, de unión, de compartir, no se hacen esperar, a fin de juntar todo con los anhelos en un año, que siempre se anhela sea mejor que el que se va, ya no se habla mucho de aquellos tradicionales aguinaldos, y otras actividades que entretenían a grandes y chicos en preparativos, que la tradición esparcía dentro de hogares y sitios públicos, pues muchas variables, entre ellas las políticas, sociales, económicas han hecho giros, que limitan el poder echar la casa por la ventana como decían nuestros antepasados, hay limitaciones por amenazas en la salud, como sabemos la Pandemia se juntó con situaciones adversas e incontrolables, pero de índole humano, más que por acechos de la naturaleza, aunque esta también amenace, pero por los daños infringidos por ‘’el hombre lobo para el hombre’’.

Sea como sea, la gente hace esfuerzos por no dejar pasar por alto esta milenaria tradición, aunque lo económico sea un limitante importante, los que por circunstancias de trabajo honesto, honrado, lícito han ahorrado y acumulan bienes de fortuna bien ganados con el sudor de su frente, puedan con holgura relativa celebrar por todo lo alto las navidades y fin de año, pues, que sigan disfrutando porque el esfuerzo y las bondades de la vida les han deparado el vivir más o menos, a diferencia de los que nada tienen o tenemos; sin embargo en estas celebraciones el compartir se confunde, la paz se une, los rencores se olvidan, la bienaventuranza se desea sin que medien los prejuicios, el egoísmo, la envidia y la maldad; por el contrario salen a relucir los buenos sentimientos humanos para extender manos amigas a quienes así lo requieran.

Las excepciones, serían aquellos que, viven en mundos de la falsa conciencia, los que desde la oscuridad de la noche cometen atrocidades al margen de leyes, naturales, sociales y leyes divinas, son los que hacen el dinero fácil a través de la explotación y negocios turbios, que perjudican a sus semejantes, estos seguramente no estarán celebrando con la sociedad, el pueblo, las comunidades, y, tal vez el aislamiento que por imperativo impuso la pandemia por medio de las autoridades, les sirvan para seguir cometiendo sus ilicitudes al margen del bien y la justicia, y disfrutarán a su manera y entre su entorno que le acompañe.

Las navidades están en el ambiente del pueblo, los preparativos en la abundancia culinaria de la fecha, las hallacas o multisápidas, no faltarán en los hogares que puedan elaborarlas para acompañarlas con las tradicionales ensaladas, el pernil o pavo, el pan de jamón sea hecho en casa o adquirido a los altos precios del mercado, las bebidas de la costumbre, el vino, el ponche, los dulces caseros, las fiestas en casa dentro de las actuales limitaciones, la música navideña y la que auspicia la ida del año viejo tal vez con las doce uvas de la noche en que el reloj marca las doce y comienza el nuevo año; el viajar para los reencuentros, esta vez bastante limitados por las razones obvias de la situación económica y otras como el cuidarse del enemigo invisible, que vino y no se quiere ir, siendo este año un obstáculo para dar rienda suelta a los abrazos, no obstante escucharemos la música de la Navidad por los diversos medios de comunicación, radio, televisión, en casa, habrá quienes en clubes, en reuniones festivas limitadas, pero el ambiente de navidad está a pesar de todo en el ambiente de aquí y hasta en las distancias donde nuestros hijos, nietos, hermanas(os), sobrinos(as) y demás familiares y amistades se encuentren, muy lejos de nuestro lado, pero por medio de la tecnología de la comunicación nos desearemos lo mejor para todos, y dentro de la alegría habrá lágrimas de tristeza o de emociones.

Sin duda aflorará la nostalgia, el extrañar que por circunstancias ajenas a su voluntad debieron separarse de nuestro lado, por otra parte, dentro de la alegría, también habrá notas de dolor, por los seres queridos y amistades que por naturaleza pasaron al plano eterno, pero también lamentar los caídos por las incidencias del enemigo invisible como lo es el virus COVID 19, son notables y deprimentes pérdidas de vidas por estas razones, que según algunas hipótesis se fugaron de laboratorios de la maldad que se cuelan en los llamados avances tecnológicos, con fines inconfesables por parte de quienes de una u otra forma buscan supremacías o hegemonías, utilizando mecanismos de destrucción humana, al margen de las tradicionales guerras armamentistas de destrucción masiva.

LA LEYENDA PROFÉTICA CON MUCHAS DE SUS VERDADES Y TAMBIÉN LOS CONTRATIEMPOS DEVENIDOS

Un hecho que parece resaltar en la historia legendaria de María, el de que Jesús fue un niño consagrado a una misión profética, por el deseo de su madre antes de su nacimiento. Se cuenta lo mismo de varios héroes y profetas del Antiguo Testamento. Esos hijos dedicados a Dios por su madre se llaman Nazarenos. Es por lo tanto importante leer sobre la vida de grandes iniciados, para extraer reflexiones y la sabiduría de los elegidos, y, los elegidos por Dios, son contadas con los dedos de las manos.

Cristo el Restaurador, el Libertador de la mujer y sembrador de mensajes impregnadores de humildad y filosofía humanística, un verdadero israelita en el que no hay artificios. De sus adeptos no exigía ni juramento, ni profesión de fe, sino únicamente que le quisieran, que creyesen en él. Puso en práctica la comunidad de bienes, no como una regla absoluta, sino como un principio de fraternidad entre los suyos.

El Sermón de la Montaña, ofrece una imagen del Reino de Jesús con sus augustos principios de germen y fruto de sus enseñanzas y deseos de redención para la humanidad. Pero que escabrosos caminos tienen que transitar los hombres de bien, sus sacrificios y desprendimientos, sus prédicas elevadas de sabiduría; chocan el extremado ego de los sustentadores del poder material, por eso la lucha con los ‘’Fariseos’’ quienes le salieron al paso.

Duró dos años aquella primavera galilea, en que, bajo la palabra de Cristo, los lirios angélicos relumbrantes parecían florecer en el aire embalsamado, y la aurora del reino del cielo levantarse sobre las atentas muchedumbres. Pero pronto se ensombreció el cielo, atravesado por siniestros relámpagos, heraldos de una catástrofe, la tempestad estalló sobre la pequeña familia espiritual como una de esas tempestades que barren el lago de Genezareth y tragan en su furia las débiles barquillas de los pescadores. Sí los discípulos quedaron consternados, Jesús no se sorprendió, pues lo esperaba. Imposible era que su predicación y popularidad creciente no inquietase a las autoridades religiosas de los judíos. Imposible también que la lucha entre ellas y él no se entablase a fondo. Aún más, la luz sólo de tal choque podía salir.

Los seis mil fariseos que formaban ese cuerpo compacto de los separados o distinguidos, como se les llamaba. Exaltaban con frecuencia un patriotismo heroico, pero estrecho y orgulloso, representaban el partido de la restauración nacional, creían en los ángeles, en la vida futura, en la resurrección, pero esos vislumbres de esoterismo que les llegaban de Persia, quedaban ahora bajo las tinieblas de una interpretación grosera y material. Vivían con lujo trabajando con codicia para obtener los cargos y el poder. Eran los jefes supremos del partido democrático y tenían el pueblo bajo su mano.

Como gran reformador, Jesús entendió las luchas contra las doctrinas e instituciones en que se encastillan ciertas mayorías, las luchas desde las sinagogas y los pórticos de los templos, el ataque no se hizo esperar, los fariseos celosos de sus principios y fama, le abordaron con urbanidad burlona y con hipocresía, para comenzar la agresión que llevaría al Mesías a su fin, pero antes Jesús dejaría su filosofía llena de sabiduría. Así fue su suerte final, para llevarlo al banquillo de los crucificados pagando con su inocencia y habiendo dejado su legado, que lo hicieron inmortal para siempre, pues aún después de 2021 años se le sigue adorando, recordando y ante él, millones de almas le rinden sus merecimientos por la obra en bien de la humanidad. No obstante, los herederos de los fariseos, los multiplicadores de partidos que se hacen llamar democráticos siguen sembrando las semillas de la infertilidad y muchas de sus acciones continúan como en aquellos años de la predicación del bien, pero que los hipócritas y mediocres se opusieron a la obra de Jesús de Nazareth, y, hasta que no saciaron sus egos extremos con su eliminación, no descansaron, para ellos perdurar en sus extremos de los síndromes de fanatismos, que devienen desde eras anteriores a esta.

REFLEXIONES DE ESTE VIEJO: DESEOS PARA NUEVO AÑO Y LOS VENIDEROS A FIN NOS RESTABLEZCAN NUESTROS DERECHOS ARREBATADOS ANTE LA CRISIS POLÍTICA, ECONÓMICA, SOCIAL INTERNA Y EXTERNA

Hemos visto, oído, las voces del Presidente de la República, la Vice-Presidente, de Ministros del Gabinete Económico, de Diputados de la Asamblea Nacional, de políticos en campaña. El pasado viernes, ante el Parlamento hablaron de la Recuperación Económica, de los milagros hechos para controlar la hiperinflación, superar los bloqueos y neutralizar a los radicales, que formaron parte del mal, hecho al país, al pueblo, el estimular la producción, para ir recuperando la Industria Petrolera, con el Sector Privado el apoyo para importar insumos y facilitar el desarrollo de la industria y las empresas, en fin presentaron el Presupuesto del año 2022, con muchas expectativas de progreso, y entre lo, que escuché que contemplan el mejoramiento de los sueldos y salarios de la clase trabajadora de la Administración Pública, y, también para nosotros los jubilados y pensionados, quienes fuimos víctimas del despojo de nuestra seguridad social, en materia de salud, atención médica, medicinas, seguros funerarios, de vida y todo un conjunto de beneficios, que consideramos además de derechos adquiridos, también contemplados en la CRBV, la LOTTT, Convención Colectiva, los adultos mayores nunca llegamos a pensar que fuéramos los que, tuviéramos que hacer el mayor sacrificio, hoy día, pasaremos una Navidad y una despedida de año, que desde el 2016 venimos sufriendo esa mengua, y desde el 2017 con una pensión y una jubilación, que no llega a cinco dólares, con las dádivas de los bonos no pasamos de los 10 dólares.

En tal sentido, abogamos por esa restitución, que desde todo punto de vista es legal, lo que implica acumulación de deudas para con todos nosotros los longevos o de ‘’Adultos Mayores’’ golpeados, y cada día que pasa, más sentimos el peso del no poder comprar medicinas, ir al médico, vestirse y suplir las necesidades más sentidas, entre ellas la alimentación y la salud, viajar, el disfrute de un sano esparcimiento como, todos lo tuvimos a pesar de problemas económicos en épocas idas, pero en los actuales momentos carecemos de todo, somos excluidos, lo que, sin duda esta es una triste Navidad, tal vez acordes con esa canción, que reseña las navidades tristes. Pero trataremos de controlar nuestras emociones a fin de alejar depresiones, momentos de desasosiego y junto con aquellos que la disfruten y podamos compartir, pues recibiremos la Navidad y el nuevo año, con esperanzas de que todo mejore para todo el pueblo, la sociedad, las familias, los enfermos, los trabajadores, los profesionales, los comerciantes, los pequeños industriales y hasta los grandes que trabajan a menos de media capacidad instalada, y para todos quienes de una u otra forma están en la brega con sus oficios o profesiones de distinta naturaleza.

PARA EL LABORIOSO EQUIPO DE APORREA, que el día a día, abre sus ventanas de su Portal para que escribamos, utilicemos las libertades de expresión, de opinión, de los Derechos Humanos, las noticias, la información, y todo aquello inherente a lo Nacional y del exterior, que con su esfuerzo constante nos mantienen informados. Y a nuestros seguidores y lectores, que nos leen nuestras columnas o artículos, y en algunas ocasiones opinan libremente sobre lo que escribimos; a mi Familia, aquí o en otras latitudes, en sentido restringido y amplio, a todo el pueblo venezolano sin excepción, que logre sus anhelos a futuro inmediato para superar esta grave crisis que nos azota y preocupa porque nos aleja de aquella máxima libertaria: ‘’El sistema de Gobierno más perfecto es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social, y mayor suma de estabilidad política’’, máxima célebre de nuestro Simón Bolívar en el Congreso de Angostura. En deuda en nuestro país, porque en la CRBV se insertó esa frase como promesa a dar fiel cumplimiento, y muy lejos estamos de ese legado del Padre de la Patria, nuestros gobiernos tienen esta deuda, y más, quienes enarbolan las banderas de ‘’Revolución Bolivariana’’. No es un secreto que, los servicios públicos están en completa crisis, solo con la renovación de promesas en recientes elecciones de cumplirle al pueblo, haremos como Santo Tomás, ‘’Ver para creer’’. La CANTV, tiene pendiente con muchos usuarios, que pagamos y tenemos años, meses sin servicio de teléfono residencial y el vital servicio de INTERNET, hemos clamado por restitución de este servicio, así como el vital líquido, la electricidad, gas y saneamiento ambiental.

¡FELICES NAVIDADES Y UN VENTUROSO AÑO 2022, SALUD VIDA Y UNIÓN!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 822 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: