¿Qué pasó al chavismo en el llano venezolano?

Con la excepción de Guárico, los estados del llano venezolano, que hasta hace poco fueron bastiones del "chavismo duro" comienzan a mostrar cambios en sus preferencias electorales.

De estos, el caso que destaca es el de Cojedes, una entidad que por años tuvo inclinación a votar por candidatos del chavismo, en esta última elección fue el candidato de la MUD quien arrolló a la candidata psuvista (gobernadora en funciones), con ventaja porcentual que supera en diez puntos a la candidata del chavismo. Es llamativo también, en este caso, que en este Estado se obtuvo un alto porcentaje de participación de votantes en los comicios electorales del 21-N (55% del padrón electoral)

No deja de llamar la atención los casos de Apure y Barinas en los cuales, a pesar de que en el primer boletín oficial del CNE se dio como ganadores a los aspirantes del PSUV, en el segundo boletín se oficializó que la mínima diferencia porcentual entre los candidatos de ambos estados no permitía dar como irreversible la tendencia ganadora de los psuvistas que se presentó en el primer boletín. Los candidatos de la oposición en estos estados han denunciado ante el CNE "irresponsabiliad" del ente comicial al anunciar ganadores con márgenes tan estrechos.

Desde nuestra óptica es prematuro emitir juicios concluyentes acerca de las razones por las cuales estas regiones que durante años venían siendo irreductibles bastiones del chavismo al día de hoy asumen posturas electorales opuestas a las que en tiempos de Chávez asumieron.

Un análisis serio obligaría a intentar comprender la dura realidad que viven los habitantes de estos territorios que si en los tiempos de Chávez vieron sustancialmente mejorada sus condiciones de vida y enaltecido su gentilicio, al día de hoy sufren más que todos los rigores de la crisis, expresada en carencias de distintos tipo. Basta visitar cualquier de estos pueblos del llano venezolano para constatar las innumerables limitaciones y carencias que a diario se vive allí.

Es sintomático que uno de estos candidatos, hoy disputando uno de estos estados, sea un "paracaidista", pero no porque venga de las filas de los militares que junto a Chávez practicaron esta disciplina, sino porque es un "dirigente caraqueño" que después de desempeñar distintas carteras ministeriales terminó siendo candidato del PSUV para el estado Apure, teniendo muy poca o ninguna identidad con este territorio ubicado a 400 kms. de la capital.

El caso de Barinas debe ser analizado como ningún otro, este territorio desde que apareció Hugo Chávez en política se convirtió en un importante bastión electoral chavista, siendo Sabaneta de Barinas la población donde nació Chávez y el Estado Barinas donde la familia Chávez Frías comenzó a incursionar en política. Primero con el ascenso a la gobernación del progenitor Hugo de los Reyes Chávez, quien ejerció este cargo durante tres períodos continuos para sumar una década y después con la participación exitosa de los hermanos del Presidente comenzando por el primogénito Adán y hasta el presente Argenis, quien aún ejerce de gobernador y es quien se disputa el cargo con un candidato de Voluntad Popular. La derrota del chavismo en Barinas puede tener un simbolismo particular que nadie debe dejar de lado, especialmente si se quiere comprender en profundidad los cambios que el paso del tiempo trae consigo, en un país donde el chavismo sufre cambios y reacomodos.

El único de los estados del llano, en el que queda claro aún que la herencia del chavismo duro aún prevalece es en el Guárico, donde la preferencia de votos fue para el actual gobernador psuvista José Vásquez, un joven que ha despuntado en la política guariqueña y que visto, sus notables éxitos en escaso tiempo, parece ser ya uno de los tantos caudillos regionales que para bien o para mal han hecho historia en estas regiones, aún muchos recuerdan por esos lares las andanzas de Eduardo Manuitt, uno de estos caciques de la era chavista que dejó huellas en Guárico. Para bien para algunos y para mal para otros.

La identificación de Chávez con el llano venezolano no correspondía a una pose electorera. Fue un hombre que vivía y sentía la llaneridad desde la mayor naturalidad, por corresponde a su origen. Fue inevitable que todos estos pueblos del llano venezolano se identificaran con un hombre que los representaba, pero lo más importante Chávez fue un Presidente que se ocupó de mejorar material y espiritualmente esos pueblos que los sentía suyos de corazón.

Quienes al día de hoy menosprecien lo que electoralmente está ocurriendo en las entidades llaneras y no sean capaces de leer el posible desencanto o alejamiento del chavismo de los llaneros en estos tiempos de reacomodos, los invitamos a que recuerden la gesta de los llaneros en las guerras de liberación de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Luna Arvelo

Carlos Luna Arvelo

Más artículos de este autor