¿La simpática Antonia Muñoz cómo que despertó de un largo sueño?

Ella como una auténtica líder de la revolución venezolana: sacó su cabeza al mundo dentro del poder del Estado con Chávez que, para ese entonces todo era risa sin preocupación ninguna que, al igual que Aristóbulo progresaban dentro de un socialismo que comenzaba a dar sus primeros pasos y, al rigor de la lucha, la mantenía nada sofocada, pero sí preocupados por echar hacia adelante, acompañando a Chávez con los ojos cerrados, avizorada de una paz que solo en democracia a ella la come con la timidez de jamás haberse prestado a apoyar el autoritarismo de Chávez cuando, hubo necesidad de él y, esa levedad de cataterismo de angustia la mantuvo hasta que al fin llegó a la meta de no más Chávez y, sin Chávez se le perdió la distancia y, más sino te toman en cuenta, el camino político se acorta y lo demás es, esperar por lo que no será igual que cada cierto tiempo hay que cambiar los lentes visionarios y, posiblemente es que lo de ayer era bueno como un poema lírico bañado de felicidad que se volvió después polvo cósmico de intrigas sin importar, que lo que fue ya no será -¿y entonces?

Pareciera que doña Antonia Muñoz que nuevamente se lanza como candidata a la gobernación de Portuguesa, sin el apoyo de Chávez (aunque Chávez vive) y del Psuv, le preocupa pensar que sino vivimos en democracia, no vale la pena vivir, pues el autoritarismo no lo acepta ni en dibujo, ni que se vista de rojo rojito, aunque, según sus palabras, ella sigue siendo chavista, -¿será que los chavistas son como los adecos hasta que mueran que mueren pesados de llevar esa carga encima?) y, creo que madurista ni loca, vaya afrenta, que no lo dijo en el acto de la entrevista, ni tampoco lo afirmó, por lo que parece que está alejada del gobierno de Maduro, por su impunidad y tolerancia con la corrupción que no destapó, pero sí dijo, que conoce casos de gente que se ha enriquecido groseramente en el poder, pero no dijo quiénes son esos fulanos, es posible que haya pensado en Rafael Ramírez, quien juega con su inocencia, astutamente desde Italia, la patria de Benito Mussolini.

La señora Antonia Muñoz sigue siendo política, pues actualmente es candidata a la gobernación de Portuguesa que, hace años pasó por allá como gobernadora por dos períodos consecutivos y, presente y frente a Vladimir a la Carta, insistió en decir que: "yo soy una defensora de nuestra Constitución". (Todos los chavistas lo son y, sino están con el gobierno de Maduro, más palpable en aceptarlo), y además dijo: "Defienden a Chávez y no la Constitución y ese fue el primer ofrecimiento y legado de él". No, AM, lo primero fue, "Por ahora". Y, ambos los cumplió. No lo dijo. Y lo más interesante que soltó después, sobre algunas críticas del comercio grosero, particularmente, en el hospital JMC de Acarigua, respecto a los medicamentos y material quirúrgico, fue: "Le pedimos cambios al gobierno, pero debemos cambiar nosotros también". Bien dicho. Aunque Vladimir arrugó la cara. Así que a cambiar, llegue o no llegue a la gobernación como gobernadora que, su suerte está echada. Y que luche que algo es algo.

En cuanto a su candidatura, Antonia Muñoz, dijo que, "mucha gente de la oposición va a votar por mí, saben que nunca hice distinción de los que votaron por mí y los que eran oposición. Ellos saben que cuando ganemos la gobernación trataremos a todos por igual". Claro que sí -Antonia Muñoz- que así es como se gobierna donde hay democracia tiene que haber participación y siempre trabajar por el bienestar del pueblo en solucionarle cuando, no todos, los principales problemas. No lo olvides, que ellos, como pueblo existen, y engañarlos es triste y da arrechera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 707 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: