Los cabillazos de Eduardo Piñate y los cabilleros de AD

¿Chucha, en verdad eres una cotorra margariteña?

Claro Chela, nací en la Península de Macanao y los cotorreros, tienen una clasificación y yo me encuentro e identifico con ella. Tengo identidad natural y para mayor precisión Chela, tengo la cabeza amarilla y ahí no hay manera de disimular o de esconder, que soy una hija er diablo. Si me ven encaramada en un palo, rápido dicen: mira a la hija er diablo. Mi cabeza amarilla no es una guayabera que me pongo y quito.

Chucha, ¿crees que Maduro es obrerista?

Bueno Chela, no importa si yo lo creo o no. Esto, no tiene un efecto práctico en la política. Hay un montón de gente, que si cree y celebra revolucionariamente el obrerismo de Muduro. Esta creencia, sí tiene un impacto en la pobreza que hoy vive Venezuela

Después de haberle oído unas cuantas charlas a Ñango Marin, soy de la idea, que Maduro a través de Piñate es como un clon de aquellos cabilleros adecos.
Chela, si Pedro Ortega viviera hoy en la V, extrañaría, como secretario sindical del PCV a los cabilleros adecos.

Yo me asombro casi todos los días. Ya esta capacidad de asombrarme la voy perdiendo. Veo a gente recordar a líderes que dejaron sus vidas por una causa y esta misma gente no ve, cómo hoy Piñate, clona a los cabilleros, que AD usaba para arremeter contra las luchas sindicales. La cabilla de Piñate da más duro y empobrece más que los cabilleros adecos. AD con sus cabilleros perseguía y hostigaba las luchas sindicales. Madudo, a través de Piñate y sin la cabilla de hierro, acabó con conquistas e instrumentos de luchas sindicales, que se le pelearon duramente a los adecos. Esas conquistas se llevaron muchas vidas.

Los cabilleros adecos, andaban cazando sindicalistas. Ya no es así. El cabillero de hoy, sale legal y "revolucionariamente". Por ejemplo, nadie puede negar lo espectacularmente hermoso de la cabilla 2792. Eso sí es un cabillazo macizo y muy bien pensado.

En las páginas de ese cabillazo 2792, se deja ver cínicamente, que el memorándum o cabillazo, es una propuesta integral para fortalecer el poder adquisitivo de los trabajadores y permitirle una vida digna. Mayor burla que esta, imposible.

Uno puede entender, que Piñate diga, que los cabillazos que viene dando son integrales. Otra cosa es creerse, como se le cree mucha gente, que este memorándum es parte integral de una política revolucionaria.

En la reciente reunión del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Piñate dio otro cabillazo, al no aceptar la recomendación de la OIT para que en Venezuela no se continuaran violentando a fuerza de cabillazo, los derechos laborales. En la nota de prensa se recoge la versión del gobierno en estos términos:

"El gobierno rechaza categóricamente esta decisión tomada y no se compromete con la misma. Dejamos constancia expresa de nuestra posición. El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se desvincula y no se compromete con esta decisión adoptada el día de hoy (27 de marzo)» «Lamentamos nuevamente encontrarnos en un escenario de este tipo nada agradable, hostil y mezquino, plagado de intereses políticos contrarios a mi gobierno"

La OIT, pidió o se pronunció por un cese de la violacion a los derechos laborales y esto, en palabras de Piñate, fue una situación "nada agradable, hostil y mezquina" contra el gobierno. Por lo menos Piñate entendió, que la OIT se fue en contra del gobierno, por violacion de derechos laborales. https://talcualdigital.com/maduro-le-dice-a-la-oit-que-no-se-compromete-a-cumplir-con-las-medidas/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1572 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: