Auditórium

Bertucci, el alacrán, y Gusanno: ¡Convirtieron, la sopa, en guiso!

"Tienes que sujetarte a mí". La sujeción es un asunto importante, y estoy de acuerdo con la enseñanza bíblica de que en la iglesia debemos sujetarnos unos a otros, no todos a uno. En la Biblia leemos estas palabras para los pastores: "Pastoreen el rebaño de Dios entre ustedes, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero (no por ganancias deshonestas), sino con sincero deseo; tampoco como teniendo señorío sobre los que les han sido confiados, sino demostrando ser (convirtiéndose en) ejemplos del rebaño", 1 Pedro 5:2-3 Sin embargo, las palabras "tienes que sujetarte a mí" suelen ser favoritas de los falsos maestros.

Debemos considerar a quiénes nos sujetamos, porque sujetarse a alguien solo porque tiene un cargo de "autoridad" es necedad. Sujetarte a un falso pastor es como sujetarte a un ancla que te hundirá. Por eso Jesús habla repetidas veces sobre lo importante de guardarnos de los falsos maestros, y el mismo mensaje lo podemos ver a lo largo del nuevo testamento (cp. Mateo 7:15-23 y 1 Timoteo 4:1).

Huye por tu vida de una congregación en la cual los "líderes" manipulen a las personas y las obliguen a servirles. Eso no es liderazgo. Eso no es cristianismo. Fin de la cita.

Como una enorme idiotez, cuando aun no se entiende la razón, de que fue un error garrafal o una pifia, abordar el vuelo comercial desde Valencia, estado Carabobo, el y su familia, ignorando que los organismos de inteligencia norteamericanos, apoyados en la tecnología de ultima generación, les tienen un seguimiento global, a cientos de políticos, empresarios, y militares venezolanos. Sobre todo si se toma en cuenta lo que el mismo Javier Bertucci dijo: que no viajaba como diputado ni como funcionario, sino como un venezolano de a pie. Así le declaró en una entrevista al periodista Vladimir Villegas en su programa en el canal Youtube: que no viajó como diputado ni como funcionario, sino como un venezolano mas : ¡Si Lulú, el se creyó que los gringos se iban a comer ese mojón, cuando después espetó por ese cajón de masticar, a lo mejor sin darse cuenta, y expresó muy alegremente, qué en Washington D.C, se iba a reunir, con altos funcionarios, tanto del gobierno de Joe Biden , como de ONGS, y con la fundación Carter, el viaje lo quiso disfrazar como de turismo, pero el mismo se delató al declararle esto al acucioso periodista. Dejando entre ver que ese fatídico viaje era de lobby político, y no de turismo como lo hizo creer, por eso lo pasaron al famoso cuartico.

Después de ver ese programa, llegué a la conclusión, de que ese viaje no era para tramitar ninguna ayuda humanitaria para los venezolanos que están muriendo de hambre, el pastor satánico está en conocimiento de que la gran mayoría de los venezolanos no pueden ni soñar, que este pulgoso politiquero iba a Miami como la propia carmelita descalza... ¿Cómo hizo para conseguir no uno, sino varios boletos para su familia?

El enviado de Satanás, iba a unas reuniones con organizaciones no gubernamentales, que le hacían lobby con funcionarios del departamento de estado, siendo esto detectado por la CIA. Bertucci se lo aclaró a Vladimir ‘ingenuamente’ en su programa que se trataba de una visita oficial, y se iba a reunir con gente del gobierno de los Estados Unidos. Pero menos mal que toda su estupidez se vio por Zoom. Demostró que es un burro cargado de oro producto de la corrupción, pero como político es un estúpido recoge latas, debió pensar en que dios no le da cachos a burro, antes de haberse expuesto a semejante bochorno.

El pastor insiste en que él no es un agente encubierto del régimen, y que consiguió su diputación con más de 100.000 votos, pero en los corrillos políticos se dice que les fueron adjudicados tramposamente por el CNE. Pero para los Estados Unidos la Asamblea Nacional 2021 es ilegítima, y es producto de unas elecciones manipuladas.

Dejó demostrado este mequetrefe en esa entrevista, que es un estúpido e idiota de la política, ya que los funcionarios de inmigración de Estados Unidos que lo detuvieron, y lo regresaron, sobre todo porque ellos por los informes de inteligencia, lo estaban esperando como un manso corderito.

Probablemente Bertucci no lee, las rede sociales ni las noticias internacionales, ni siquiera abre el Internet porque si lo hiciera, tendría clara la posición de USA, sobre las personalidades solicitadas a nivel global, y, de vuelta a su enclenque argumento, hubiera preparado una reunión virtual, y no hubiera pasado ese mal rato, como lo pasó el Jeque detenido en Cabo Verde hace varios meses.

No deja de ser genuino su interés de conseguir ayuda humanitaria para los venezolanos más necesitados, hay que "aplaudirle" su intento fallido. Pero, como dice el refrán popular: "dime, con quien andas, y te diré quien eres", crea fama, y acuéstate a dormir. Nadie en Venezuela duda de tu mala reputación, y de tus "hechos" que te hacen conocido. ¿La empresa ‘Tepeca’ que llevaba los camiones Vacuum cargados de agua para hacer las sopas, y lavar las ollas, y los platos, en la campaña presidencial del 2018 de quien es? Ahora responsabiliza a la oposición radical, y al PCV de su deportación del imperio, porque el es un manso cordero opositor, ¿a quién creerle?

¿Si sus alegatos son ciertos, e iba como ciudadano normal, y corriente, y no como "diputado, comisionado, o diplomático" a reunirse con organizaciones que nada tienen que ver con el gobierno de Biden, entonces porque lo devolvieran? ¿No debe haber sido porque su Visa, era chimba?

¿Javier Bertucci será un falso pastor- profeta? Lo que si aparenta es el de ser una persona muy astuta, y un mercader experto en mafias, con su cara de gûevon bien administrada, así ha diversificado sus negocios, y en la actualidad está dirigiendo su miradita hacia la política socialistoide del dialogo, porque según al parecer, lo está visualizando como un buen negocio donde puede obtener lo que va a la medida con sus intereses económicos. Cuando la imaginación vuela, y poco a poco este falso profeta se ha ido involucrando en la política, cuando muchos han tirado la toalla, es decir, abandonaron su labor en el apostolado del evangelio de la polis, mientras Bertucci cambió su cotorra pastoral por la tarima del proselitismo de la corrupción politiquera. Una de las características de este falso profeta es estar bastante cerca de los jefes de la revolución bolivariana, y custodiado muy de cerca por el sebin, siempre orando por sus tramoyas, bendiciéndolas, y hablando con lisonjas y engaños; cuando su mayor milagro en la pasada campaña electoral del 2018 fue convertir las "sopas en guisos" y lo raro es que nunca lo exhortan de parte de Dios, aunque este señor que trampea esté actuando muy mal.

Este falso pastor nunca denuncia el hambre del pueblo, la corrupción, y las injusticias por el cual los más humildes huyen del país; incluso, cuando algunos pastores de la política son señalados por el gobierno norteamericano de narcos, extorsionadores, secuestradores, y aliados de la guerrilla colombiana. Este señor, y sus pastores presumiblemente son hijos del diablo, están cerca de las arcas públicas, y se alimentan constantemente de las mieles del poder. La mera verdad es que está siempre muy cerca del gobierno, pero lamentablemente muy lejos de Dios; le interesa únicamente los guisos, y profetiza siempre cosas vanas y nunca, nadie denuncia su mal proceder para con el pueblo que muere de mengua por la hiperinflación.

La población hambrienta, sabe muy bien que no hay necesidad de ser un experto en política para saber que en esta revolución el fin justifica los medios, en esta política de albañal se vale ser mentiroso (ya lo dijo el satánico alacrán pastor, enriquecido con el diezmo del Jeque de Cabo Verde), y dicho sea de paso, donde este pastor siempre es financiado por las nuevas elites de las clases económicas poderosas en este país ahora colonia de árabes, chinos e iraníes, y tiene que obedecer a los caprichos de éstos, y hacer política para ellos, y para el Gusanno de fedecamaras. En este caso es importante recordar el refrán popular que dice que el que paga la música pone el ritmo que va a sonar.

En la Venezuela agonizante ha habido predicadores que se la dan de profetas, y han sido un fracaso, pero hoy con el zorro de Bertucci, con la conciencia más negra que el humo que bota carro viejo pasando aceite, lo hará nuevamente con una sofisticada maña. Hoy es Bertucci el falso mesías: "Quien aparecerá en la nueva mesa de dialogo de la elecciones regionales 2021, en estas horas aciagas que vive la patria"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1438 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: