Jacob Grey otra punta del iceberg que nos lleva a la realidad

Entender el desbalance que vivimos a nivel global amerita discernir sobre su proceso espiritual, a los efectos de poder avanzar hacia el desarrollo de una mejor sociedad. El caso de Venezuela es un caso único (desde es el punto de vista espiritual tiene su razón de ser), el poder oscuro quiere imponer una guerra en la tierra de los orígenes, está al tanto de lo que significa Venezuela a nivel global; esto va más allá de los recursos energéticos, por eso penetran en el corazón de cada estructura que puedan fraccionar, tocando fichas clave para que la corrupción desestabilice el proceso revolucionario.

En la página digital https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupcion_en_Venezuela_durante_la_Revolucion_bolivariana la corrupción en Venezuela es considerada alta para los estándares mundiales y es prevalente en todos los niveles de la escala social venezolana, particularmente en el poder Judicial donde la corrupción se ha dolarizado. El historial de corrupción comienza con el Plan Bolívar 2000, considerado uno de los primeros casos de corrupción del gobierno de Chávez, pasando por los casos CADIVI, los escándalos de corrupción de la oposición, como Manuel Rosales, Leopoldo López, Luis Parra y Juan Guaidó (aunque a este apenas lo mencionan). Aparece también una lista de instituciones que han sido objetos de corrupción, como: CADIVI, Central azucarero Ezequiel Zamora, Siemens, PDVAL, FONDEN, PDVSA, ALCASA, CLAP, entre otras. Sorprende la lista de exfuncionarios revolucionarios que se fugaron del país, al igual que de militantes activos que fueron investigados por corrupción y que hoy ocupan cargos importantes, como: Rafael Ramírez, Nelson Merentes, Ma. Eugenia Sader, Carlos Osorio, Hebert García Plaza, familias Chávez y Flores, Didalco Bolívar, recientemente María Esté Rodríguez, quien fuera directora de Articulación y Política de la Presidencia de PDVSAGAS Comunal, y Jacob Grey, quien fuera presidente de PDVSAGAS Comunal, entre otros funcionarios. Estos dos últimos detenidos por irregularidades cometidas en este organismo.

Jacob Grey es otra punta del iceberg que nos lleva a la realidad de lo que ocurre en el país, cuyos hechos de corrupción no tienen que ver con el bloqueo, ni con las sanciones del imperio; por el contrario, ante una amenaza existente y en condición de guerra como la que vive Venezuela, todo funcionario que esté al frente de cualquier institución debe estar comprometido con la lucha de su pueblo, cuidar de su bienestar colectivo y ser eficiente en la capacidad de respuestas con los recursos existentes. Grey es uno más de la larga lista de robolucionarios que se filtró dentro de las filas del PSUV y del gobierno, cuya debilidad moral le hizo comparsa al imperio para terminar con el "régimen". Es probable, que Jacob Grey haya sido tocado por agentes del imperio para debilitar el proyecto de Chávez: PDVSAGAS. Si fue tocado por el poder y por falta de principios, también es grave porque estamos llenando nuestras instituciones de jóvenes que no están preparados, no por ser jóvenes, sino por no tener formación con consciencia socialista, ya que formación religiosa la tenía para usar el nombre de su dios y atentar contra su pueblo. En el caso de la distribución del gas doméstico fueron muchas las denuncias que se hicieron tanto de la clase obrera como del propio pueblo afectado por esta situación; pero ninguna fue tan asertiva como la que hiciera un alto funcionario del gobierno. Las denuncias de venta en dólares del gas chispearon a varios estados (Apure, Mérida, Aragua, Oriente y otras zonas del país). No creo que la corrupción, en el caso de PDVSAGAS, sea solo por el legado de Rafael Ramírez, ya que en el caso de Grey había muchos padrinos a su alrededor que le ayudaron a escalar, a esto se sumaba el apoyo irrestricto del PSUV, que por cierto no ha emitido ninguna declaración al respecto. Desde pasar por un cuerpo como el ministerio Relaciones Interiores y Justicia; fue director del Movimiento por la Paz y la Vida; con sus finos trajes, zapatos, pero nada de concepción socialista ni de preparación profesional, llegó a ocupar un cargo tan vital como el de presidente de Gas Comunal, todo gracias a su "dios" y a su padrino mayor. Grey es solo la punta del iceberg porque utilizó sus influencias en el alto gobierno, por lo tanto se debe investigar también esa cadena de "amistades peligrosas" que le rodearon, pues a la final el joven "izquierdista light" fue una pequeña ficha que movieron para que quedara como el "malo de la película" cuando en realidad por debajo de esa punta hay un témpano imposible de tocar. La corrupción será la peor desgracia de esta revolución si no caen los peces gordos también.

Sin embargo, lo que sucede es la única cosa que podría haber sucedido, fue perfecto. Entonces, le expresamos a Grey nuestra gratitud. Toda crisis genera un efecto positivo y le agradecemos a Grey que el gobierno haya dado la debida atención a esta ola de corrupción que azotaba a los más débiles después de la denuncia que se hiciera. Gracias a esto se reajustaron los precios del gas comunal y de las empresas privadas. En todo el país se pedía a gritos que bajaran los precios del gas porque para la mayoría de los venezolanos es imposible pagarlo, al igual que las fallas de la distribución del gas, comprar un cilindro, en fin. En Mérida, a cierto periodista se le escapó un audio acerca de la corrupción de Nevado Gas y luego se retractó en el nombre de Jesucristo. En Portuguesa, comentan algunos usuarios que las bombonas de gas comunal se las transfieren al sector privado, bajo el argumento que no hay gas, por lo que terminan comprándola a precios dolarizados. Todavía en la zona norte de Mérida, al Sur del Lago, las amas de casa no consiguen gas desde hace más de un año. En la mayoría de los estados, los coordinadores del gas comunal bajaron los precios del gas, llegaron a acuerdos con el sector privado y quedaron como los salvadores del gas. Lo que significa que sí se podía resolver este conflicto, solo que esto fue gracias a Grey. A pesar de este logro, la tarifa del gas residencial de las empresas privadas aún está muy alta. Con un salario de empleado público, no se puede cubrir los montos fijados, y aún algunas personas no gozan del beneficio de los bonos. A los efectos de poder revisar y rectificar más a fondo sobre las políticas de la distribución del gas comunal, para reimpulsar este programa de manera eficaz, es necesario que este vuelva a ser asumido por el gobierno nacional; abrirse un proceso de investigación en todos los estados, donde las denuncias son a diario, y remover a los coordinadores del gas comunal de sus cargos; que se reevalúen nuevamente los precios del sector privado y que se haga una contraloría interna en cada municipio con la participación de los consejos comunales. Más allá de todo esto, es importante reeducar al hombre para poder formar una sociedad de valores y principios. Grey, como muchos jóvenes de este país, forma parte de una sociedad salvaje que desde el punto de vista espiritual sirven al poder oscuro (a la iglesia y al capitalismo) más que para enriquecerse para interrumpir un proceso de depuración que desde hace siglos se está librando desde Venezuela para alcanzar la verdadera libertad. La formación del hombre nuevo debe ser la punta de lanza de esta revolución, con hombres con formación socialista, que sigan el ejemplo de Bolívar, de Sucre y de Chávez: sencillamente Humanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1496 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social