Trump derrotó a Maduro y a Jaua, cándido, no se ha dado cuenta

"Hoy termina la administración Trump. Donald sale de la Casa Blanca, con muchas penas y sin ninguna gloria. Nicolás Maduro sigue ejerciendo la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, como resultado del voto universal, directo y secreto, previsto en la Constitución, ejercido por los electores y electoras que participamos en las elecciones del año 2018."

Así comienza su artículo Elías Jaua, el 20 de enero en Aporrea. Más adelante precisa:

(…) Ha ganado, por ahora, la Independencia Nacional. El costo ha sido muy alto para la población.

El artículo de Jaua expresa una idea reaccionaria, antichavista, que oculta, ignora el gran esfuerzo Revolucionario del gobierno del Comandante Chávez; sutilmente, borra su pensamiento, oculta la gran derrota del pensamiento chavista. El imperialismo, trump, biden son, en realidad, enemigos del Socialismo, esa es la medida de sus acciones.

Si no entendemos que esto que Jaua enaltece como un logro es una triste derrota no podremos recuperar el camino extraviado, estaremos dándole carta de residencia a la traición. El pensamiento de Chávez está condensado en su Plan de la Patria, en su planteamiento de lucha contra la lógica del capital, es su prédica clara por el Socialismo. Entonces, para hablar de triunfo debemos indagar si con este gobierno de maduro la idea de Chávez avanzó o retrocedió, si con maduro el enemigo del Socialismo tuvo éxito o sufrió derrota, si aquí en el interior del país el capitalismo estás más fuerte o si el Socialismo está más fuerte.

El resultado es claro: ¡El Socialismo retrocedió y el capitalismo avanzó a zancadas! La reversión de la propiedad social es brutal, la subasta de la PDVSA roja rojita es clara; a pesar de la rastrera ley antibloqueo siempre se cuela alguna imprudencia de los gobernantes delatando los negocios. Ahora las pruebas están a cielo abierto, los gobernantes no se cuidan de ocultar su sed "de buenos negocios" con el imperio y las petroleras, por ejemplo; no se cuidan de declarar las bondades de la inversión privada. Del socialismo no queda ni rastro, sólo de vez en cuando una insincera mención.

La conclusión es que trump, el imperio gringo, logró su cometido. Desde la época de las guarimbas hasta la ley antibloqueo el gobierno no ha hecho otra cosa que desmontar al Socialismo, darle la espalda al pensamiento y al legado de Chávez. Los gringos tuvieron éxito en su operación, conocían que el madurismo no aguantaría presión, a la menor escaramuza se desliza vertiginoso a los brazos del capitalismo. Para este triunfo del capitalismo (de los gringos, de trump), que ahora goza de buenísima salud, no fue necesario salir de maduro, al contrario, éste se transformó en su mejor agente, le demolió el Socialismo a menor costo, fue la mejor opción para la tarea.

Como decía Martí: "En política, lo único verdadero, es lo que no se ve" y Jaua está viendo sólo la apariencia. Parece que este maduro, ahora capitalista, es el mismo maduro en el que Chávez puso su confianza, pero no es así; maduro ahora es agente del capitalismo en estas tierras, escarrá se dio cuenta rapidito y se plegó sin saltar la talanquera, el que saltó fue maduro.

Chávez, en este caso, seguramente le preguntaría a Jaua: ¡Elías, ¿dónde carajo está el Socialismo?!

¡CHÁVEZ ES SOCIALISMO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2758 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: