Discernimiento sobre la democracia y la política en la sociedad de clases

No hay discusión sobre el término democracia, significa "poder del pueblo", poder de de-liberar, discutir, debatir, dialogar, poder de comunicar las ideas, de expresarlas, los argumentos, los principios relacionado con las cosas comunes, con las cosas públicas en torno de la cual ha de organizarse los poderes públicos, los poderes de los ciudadanos en una sociedad que se asume como parte, como miembros corresponsables de los asuntos públicos, he allí, la relación estrecha entre la democracia y la política.

Democracia y soberanía

Muchos hablan de democracia en término de libertad, obviando el significado mismo, el poder del pueblo, cuando la ejercen asumen que asumir el poder del Gobierno, es asumir el poder del estado, vale decir el poder político que les permite tomar decisiones políticas respecto a los asuntos públicos, sin embargo, el ejercicio del poder está condicionado por las ideas, las creencias, las actitudes, las tradiciones, costumbres de los miembros de la sociedad, la agrupación social a la cual está adscrito, en sociedades de clases, dependerá de la clase social.

Por tanto; esas ideas de clase conque los individuos arriban al poder pretenden imponer su huella personal de clase, su concepción del mundo, su ideología social de clase, "separándose del fin de la política democrática, el bien común, para ver desplazado éste por el bien privado, es el caso de las políticas neoliberales de privatización. Surge por consiguiente una visión política contraria a la democracia, una política que no delibera con el pueblo, se sirve de la democracia tradicional, la representativa, la de la división de los poderes, para imponer mediante el legislativo o el ejecutivo, por "representación popular" leyes opuestas a la democracia, el cual son legitimadas por los mismos poderes públicos.

De esta forma se han desmontando leyes protectoras de los trabajadores en Brasil, en Chile, Colombia, México, países que mientras estuvieron bajo mandato neoliberal, el objetivo de esta doctrina es retornar al liberalismo puro, confunde democracia con liberalismo económico, político y social, en una palabra, con la doctrina neoliberal de hoy, para ellos, la democracia es ostentar la libertad absoluta, sin condicionamiento del estado, sin intervención del mismo en los asuntos de los ciudadanos, excepto para hacer uso de la fuerza para sostener el orden y el progreso.

Pero la libertad es la soberanía del yo del individuo, como dice Víctor Hugo, "la soberanía del hombre" es prácticamente la soberanía del yo sobre el yo, se llama libertad" (V. Hugo, p.1047), en esto hace hincapié los liberales y el neoliberalismo, lo lleva a los extremos, de imponer la voluntad del Yo por encima de los intereses públicos, por ejemplo, recientemente hemos sido testigos por vía mediática de imágenes televisivas de rivalidades de personas en los Estados Unidos entre ciudadanos y ciudadanas, frente al mecanismo de uso del tapa nasobucal, unos no quieren usarlos y otros inevitablemente se ven obligados a usarlos por protección biológica y sanitaria. Tanto en los estados Unidos con Trump como Bolsonaro en Brasil, sus gobernantes se hicieron negligentes al uso de las medidas de bioseguridad con claras consecuencias sociales de contagios masivos que hoy paga la población.

Sin embargo; la libertad mal entendida, llevada a los extremos ya vemos a lo que nos lleva, a despreciar los intereses comunes, pero debemos saber que los miembros de la sociedad, los individuos no viven aislados, ahora bien estas voluntades libremente deciden asociarse, empieza a existir en sociedad, V. Hugo, afirma que comienza "el estado" (Ibídem), sin embargo, advierte que "en esta asociación no hay abdicación de principios. Cada soberanía concede cierta parte de si misma para formar el derecho común". (Ibídem). Quiere decir que para vivir en sociedad, para tener estado, los individuos sacrifican una parte de su libertad, de su derecho a ser libre para "formar el derecho común igual para todos" (Ibídem).

Rupturas políticas y sociedad

De modo pues que cuando hablamos de política estamos hablando del "derecho común", de los derechos de cada individuo en común, igual para todos, para Víctor Hugo, "el derecho común no es mas que la protección de todos, irradiando sobre el derecho individual. Esta protección se llama fraternidad". (Ibídem). Quisimos discernir con Víctor Hugo para dar respuesta al problema político conque se enfrenta la burguesía, ella interpreta por encima del derecho común el derecho individual, coloca la soberanía del individuo por encima de la soberanía del otro, crea ruptura de la unidad de la soberanía, es lo que recibe el nombre de unión de yo con el otro yo, ruptura con la intersección que hace posible la existencia social, al respecto dice V. Hugo, "que el punto de intersección de estas soberanías que se coaligan, es lo que recibe el nombre de sociedad" (Ibídem), pues bien esa ruptura es una fractura social.

Pues bien; la política neoliberal de hoy no se sostiene en "la fraternidad", la política está orientada hacia la privatización de la gestión, a suplantar los intereses liberales por encima de los intereses sociales, los intereses comunes, cree que una gestión privada a nombre de lo público sea la solución de los problemas comunes, solo que cada cual debe resolver sus propios problemas, de forma competitiva, no solidaria, ni fraternal, la democracia liberal estimula la competencia, la rivalidad entre individuos, de modo pues que la política es el escenario de lucha, competencia, rivalidad, todo por el poder, cuando éste deja de responder a su fundamento, el "de-liberar", al individuo, al yo colectivo sobre si mismo, el dialogo entre las voluntades soberanas.

La intersección de los individuos deja de operar, chocan, los individuos organizados en clases sociales dejan de coaligarse, se fracturan se forman grupos sociales, clases sociales como las llama K Marx, se verifica por tanto un nudo social, de la que estrechamente unidos, cada quien quiere jalar para si mismo, sacar ventajas, la sociedad se convierte en una lucha de todos contra todos, el sacrificio social que hizo cada cual se ven fracturado, lo llama Víctor Hugo, "el contrato social", que no es mas que ese "vinculo social" como lo llama Víctor Hugo (Ibíd., p. 1048), por tanto, la libertad social e individual se ve amenazada, la democracia está en peligro, vale decir el poder compartido.

Democracia y política

La democracia es un poder social compartido, no puede ser ajeno a la sociedad, hay quienes lo hacen ajeno por causa de las rivalidades por el poder que se crea, por los métodos violento que apelan algunos individuos, incluso deshonestos, espantan la participación mediante la manipulación y el miedo, ellos interpretan la política no en términos de liberación sino de actos de guerra, la política como la guerra entre los individuos por medios verbales, para los conservadores de derecha de mas recién data, es la lucha política omitiendo la historia, excluyéndola, solo cuenta la empírea como prueba.

Entonces si la democracia es poder cooparticipativo, de corresponsabilidad social, "de-liberación", de la palabra, es debate abierto, es poder popular, de modo que esta política es conculcada por quienes defienden la democracia liberal, ellos no se hace responsable por lo común, sino por el individuo, omite la igualdad social, ella queda reducida a simple formalidad legal. Víctor Hugo señala que la libertad es la cima, la igualdad es la base" (Ibídem). Esto supone que para alcanzar la cima, es decir la libertad es necesario lograr la igualdad social, esto lo desestima el neoliberalismo, hasta ahora ha concebido un modelo de sociedad donde coexisten si es que puede llamarse convivencia social, "un conjunto de envidiosos entrechocándose entre si" (Ibídem).

Reconocer "todas las aptitudes" en una democracia burguesa representativa no es cierto, se reconocen las diferencias de aptitudes, mas no el mismo derecho para todos, la igualdad, se parte de la diferencia histórica, no se corrigen las mismas desde su condición social, la igualdad está referida a la igualdad de oportunidades mas no de condición sociales, y la política neoliberal no corrige estas distorsiones, estas desviaciones monstruosas que crean las penurias, la interrupción de la civilización, el desarrollo de la democracia.

La democracia y el surgimiento del sistema de dominación política

La democracia es un régimen político que surgiera luego del desmoronamiento de la monarquía en Europa, se instauró bajo el empuje de la revolución política en Francia e Inglaterra, un nuevo orden político y social, de carácter civil, cuyo poder no emana del soberano real, --del monarca o el zar en el caso de Rusia, quienes ejercía el poder absoluto--, sino del soberano popular, soberanía que fuera enajenada y usurpada en su participación en el sistema de representación política., fue así, con este desenlace, con la derrota del pueblo en estas revoluciones, nace la democracia representativa con tres poderes representativos, el ejecutivo, legislativo y judicial que van a cohesionar la sociedad luego del desmoronamiento del régimen monárquico.

No se dice nada de la existencia de otros poderes cohesionadores socialmente que por supuesto existen, me refiero al poder religioso encarnado en la iglesia, sumado a ello, la universidad y las escuelas que ellos crearan a modo de educación para el trabajo y la reproducción de la fe y sus mitos religiosos que estos crean para reproducir el mecanismo de dominación ideológico-religiosa, las cuales comprenden su mitología religiosa, su sistema de creencias mágico-religiosa, aquí se pone en evidencia otro de los poderes adherido al Estado, el poder de la iglesia y sus creencias en sus diferentes variantes que va de la católica a la protestante.

Así pues; la democracia representativa asumida por fuerza de la burguesía que se hizo del poder al desmoronarse el sistema monárquico-colonial, se hizo de un poder asumido solo por elites económicas y políticas, desalojó al pueblo del poder, lo cual limitaba ya la democracia naciente, nacía fragmentada, dividida y sesgada, no podía ser lo que debería haber sido, un poder de las mayorías, poder popular, poder del pueblo, el poder de una nación cohesionada, la fe en el pacto social que movilizó la lucha contra la monarquía impulsando el cambio de la historia, bajo la consigna política de Libertad, igualdad, fraternidad y propiedad.

La democracia en las excolonias de América latina tomó otro rumbo, ellas se forjaron al calor de la lucha contra el dominio colonial extranjero primero, luego contra el caudillismo y más tarde contra los herederos de estos, el poder militar que se formó, el cual en el caso venezolano a lo largo de todo el medio siglo XX hasta el surgir de la democracia representativa con el derrocamiento de la última dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958, ella nace bajo el sello de un pacto, el llamado Pacto de Punto Fijo, en la que se negoció la distribución del poder, concretamente la representatividad del poder que nacía de aquella insurrección cívico-militar.

Ya para ese entonces, ya existen en el país otros poderes organizados tales como la radio, la tv, la prensa, a la cual se le suma las escuelas y universidades públicas, complementa el poder institucional de la democracia representativa, ahora el sistema de dominación estará formado por los tres poderes públicos, incluyendo el sistema policiaco-militar, la iglesia, las escuelas, las universidades así como los medios ideológicos de información y comunicación, todos van a desempeñar un papel de dominación política aliado al poder de turno, en particular, de la elite política o económica que se hace del poder del gobierno mediante el Estado.

Este sistema de dominación política no solo es eso, político, también es ideológico y cultural, en el caso venezolano, van a ejercer una hegemonía ideo política-cultural, van a reflejar las ideas de la clase social en el poder, de las elites al mando, sus creencias, valores, actitudes, costumbres, tradiciones y simbolismo así como también van a reflejar sus temores, lo cual van desempeñar la difusión de sus creencias ideales.

Dentro de ese sistema de creencias ideales están su concepción del mundo que van a ser vertidas en el sistema jurídico de dominación mediante leyes, reglamentos, normas, etc., así como el tipo de educación, formas de aprendizajes, cultura, modo de vida, estilos de vida, se modelando el individuo para la democracia burguesa, un individuo caracterizado en primer término por ser no fraternal, no solidario, rompe con la cultura gregaria, se sumerge en el egoísmo, en la lucha por la existencia, en la competitividad o rivalidad de todos contra todos dado que la democracia está fracturada por quienes representan el poder y los representados.

Liberalismo, neoliberalismo y democracia

Volvamos pues a la interrogante originaria, ¿es la política y la democracia sinónimo de libertad e igualdad?. Al parecer el liberalismo trató de resolver esta ecuación, mediante la creación de la primera generación de derechos con la revolución francesa, se vio frenada, a duras penas se realizó la libertad, no completa, la igualdad solo formal, no plena, menos la propiedad y la fraternidad, la democracia se hizo burguesa, y estos conculcaron los derechos al pueblo, mas tarde, en la recuperación de la economía, se hizo necesario la reforma del estado liberal que derivó en reformismo, en el estado de bienestar.

Mas tarde; la gestión del estado quebrada por el capitalismo, desembocó en una filosofía política neoliberal, se desmantela la igualdad social, en particular la protección social, la sociedad se empobrece, mientras que la riqueza se acumula, mientras eso ocurre, "la revolución iluminan al género humano" (ibíd.., p. 1047). El socialismo encontró respuesta a este problema: Democracia es igual a libertad más igualdad. La respuesta esta desde el principio, quiere decir Poder del Pueblo es igual a libertad individual mas igualdad social, donde solo la libertad es entendida como soberanía del individuo, la voluntad del individuo al servicio del género humano.

La política del individuo no puede centrarse en el individualismo sino en su soberanía, en su voluntad compartida, en su vida social, las política neoliberales son anti políticas, antipopulares, contra la soberanía, contra la voluntad e intereses populares, los neoliberales adoptan decisiones contrarias a los bienes comunes, por tanto atenta contra el poder soberano del pueblo, la democracia, contra su libertad, independencia y soberanía, por eso, el neoliberalismo antipopular, contra el soberano, contra su libertad e igualdad social.

Concluyendo; la democracia burguesa es un exabrupto, no existe tal, no podemos decir que democracia es "poder del pueblo burgués", la burguesía es una elite social y económica, es parte de una nación si, tan solo una minoría mas no la mayoría de la una nación, de un pueblo mayoritario, y esa minoría como tal, no se identifica con sus intereses y valores comunes, con la cooperación, la corresponsabilidad y la fraternidad, representan en el poder minoritario de sus intereses materiales sesgado, "desprecia lo popular", discrimina la público, descalifica las mayorías, trata de imponer lo privado sobre lo público. La democracia burguesa no es partidaria de la libertad, si bien es liberal y admite ciertas liberalidades, ciertos derechos, mas nunca la sociedad alcanzará la libertad ni la igualdad plena, lo deja al progreso lo logre en un horizonte largo en el tiempo, poniendo en evidencia su ineficacia.

Fuente:

Hugo, Víctor. (1962). Los Miserables. Editorial Vergara, S.A., Barcelona, España.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 608 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: