Lo que oculta el silencio

Entender la posición de mis camaradas cuesta; aún sabiendo que no todos tienen opción de formación política en nivel; pero trato de conocer la diferencia entre ignorancia, brutalidad y desesperación para adaptarmé en este mundo de contradicciones; dónde los "vivos" tienen tajadas que repartir y aprovechan la necesidad para usurpar, atropellar o matar a alguien sin importar su parentesco con la especie.

Dejo constancia que tengo evaluación de convivencia; porque vivo en las catacumbas del PUEBLO: por eso conozco y puedo opinar públicamente sin ocultar nada, solo soy colectivo en contraloría, y la compenetración con mis ideales me hace compartir con la ignorancia; incluso entender cuándo alguien dice "el que no llora, no mama" y me abrazo con la brutalidad (el que no quiere entender) la ignorancia (el que desconoce) y el desesperado (el que lucha entre la ignorancia y la brutalidad) Tratando de aceptar que cada cual tiene una razón para ser o dejar de ser y solo, me toca compartir lo que se siente andar ciego en esa sircustancia.

Trato de cuantificar y evaluar por los lugares que ando.

El disgusto la desesperación y la brutalidad, forman una condición de vida que no es fácil acompañar, entendiendo posiciones causadas por necesidad: no cuesta determinar porqué y de dónde vienen; pero dan ganas de hurgar lo humano; preguntarle el porqué insiste en su ignorancia y al desesperado calmarle el llanto.

En el fondo llegó siemprer a la conclusión, que el sistema aprieta por no encontran salida y las razones de los males no la pueden explicar; pero desde el pensamiento solidario si se puede entender y luchar; por eso la necesidad de buscar la forma de enfrentar el flagelo: porque el mundo de mañana no es posible sin ese ser; hay que tratar en lo inmediato fortalecer su existencia, eliminar los males que no le dejan vivir y entender; tenemos que aportar para tal fin; de lo contrario la especie va en camino de auto destruirse; porque el sistema se encarga de envenenar sus entrañas y lo que ve es a sus iguales como enemigos y la posibilidad de sobrevivencia para lograrlo es desaparecerlo y lo hará; porque la ignorancia es ciega, la brutalidad sorda y la desesperación insensible.

Tenemos que hacer un plan para rescatar el humanismo perdido; la distorsión impuesta en el subconsciente, hace que se pierda la esperanza: sólo sobrevivimos intercambiando necesidades, mientras desconocemos lo que el sistema se encargo de robar a seres que convirtió en zombi y ya no son lo que sirve para multiplicar la especie.

Los insistentes que se niegan a rendirse; convencidos siempre de sus sueños; estarán tratando de recuperar lo perdido y luchando con la desigualdad; enfrentando la derecha y el abuso de poder establecido que atropella.

Sabemos que mientras quede respiro, la posibilidad de recuperar está en cada uno de los que no han flaqueado; también en los desclasado que el imperio tiene hignotizados a su merced, dominados por la desidia.

Para un revolucionario, este 6D fue solo una batalla, la LUCHA es constante y no dejaremos de intentarlo por todos los caminos, porque somos soñadores y seguiremos andando, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1119 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor