Seguir el ejemplo del beisbolista Johan Santana para construir y no destruir a la Nación y sus habitantes

Fragmentos de la realidad.

Una estimulante y ejemplar noticia que desde hoy circula por distintas vías y medios de comunicación desde Venezuela y con proyección internacional hasta este agredido y temeroso mundo globalizado por una dura recesión económica y un contagioso/peligroso/mortal virus pandémico de Virus tipo Corona cuyas cepas han sido denominadas SARS-CoV-2 y las diversas enfermedades que ocasiona/desencadena se definen genéricamente como Covid-19. Nos referimos a una noticia que nos aporta esperanzas y optimismos acerca de los posibles cambios de conducta que está ejemplar y concreta acción pudiera impactar en la conciencia de un gran número de compatriotas venezolanos que se han destacado nacional e internacionalmente, desarrollando, con muchos esfuerzos, algunas actividades generadoras de importantes ganancias y recursos en divisas.

Nos referimos a la decisión del jugador de beisbol profesional venezolano y reconocido lanzador en las Grandes Ligas, ganador del anhelado premio Cy Young, Johan Santana, quien sin mucha habladeras de pajas y en contraposición a ciertos venezolanos que hacen permanentes llamados a invadir, atacar, bloquear, dañar, aterrorizar, arruinar y destruir a la República Bolivariana de Venezuela, que no es otra cosa distinta que un llamado sádico y masoquista contra la tranquilidad, bienestar, la salud y la vida de la inmensa mayoría de las familias venezolanas, incluyendo a sus propios familiares, amigos, vecinos y coterráneos.

Lo cierto es que el estelar pitcher/lanzador de beisbol, Johan Santana acaba de colgar en las redes la Ejemplar y Gran Noticia de la compra de una camión de bomberos y una ambulancia, totalmente equipados, para beneficiar a los habitantes de su originaria ciudad de Tovar en el estado Táchira, su pequeña matria (como denominaba el historiador mexicano Luis González González, los pequeños espacios de origen). Esta acción del destacado y reconocido jugador de la Liga de Beisbol Profesional Venezolana y de las Grandes Ligas de los EEUU, quien con grandes esfuerzos y mucha disciplina logró ganar importantes cantidades de divisas, es un ejemplo de lo que pueden y deben hacer una gran cantidad de venezolanos radicados dentro y fuera del país, quienes al igual que Johan Santana, han logrado con sus esfuerzos acceder a buenas cantidades de divisas o recursos económicos. El ejemplo debe ser tomado literalmente, no aportando cantidades de dinero/divisas a instituciones públicas o privadas, para evitar aquella expresión tan usada por los españoles conquistadores/colonizadores..."cuando la vasija está llena, hasta el justo peca"… y las conductas evidenciadas con las medidas de control preventivo que estos mismos invasores le aplicaban a sus funcionarios reales (enviados todos desde España), designados para cumplir sus funciones de recolectores y cuidadores de los valiosos minerales y objetos en estas tierras colonizadas, junto con pesados baúles conformados por 3 cerraduras y llaves distintas, prohibiendo severamente que los 3 funcionarios con responsabilidades de custodiar, abrir y cerrar los baúles se reunieran fuera de los actos protocolares y sin testigos. De hacerlo, se exponían a graves castigos contra sus bienes personales/familiares y podían ser enviados de vuelta a España encadenados en las improvisadas celdas de los barcos o galeones.

Johan Santana envía dos poderosos mensajes para estimular la solidaridad, la ayuda, el compartir y apoyar a sus coterráneos con generosidad y aportes muy necesarios, pero también incorpora un gran camino para concretar esas ayudas, evitando a toda costa que sean desviadas, sustraídas, malversadas o simplemente robadas. Los aportes de estos destacados y reconocidos venezolanos deben seguir ese camino abierto por este ejemplar deportista venezolano. Aportar bienes que se requieran de inmediato y además entregarlos en actos públicos y con diversos mecanismos de soportes de grabación telemáticos a las personas o funcionarios públicos o privados que tengan las responsabilidades de administrarlos, operarlos, manejarlos y cuidarlos. Lo recomendable es no entregar dinero por los graves riesgos de ser desviados, malversados o sustraídos.

Quiénes serán los destacados y reconocidos venezolanos que desde ahora seguirán este hermoso, solidario y ejemplar acto realizado por Johan Santana? Llegó la hora de ayudar a sus familiares, amigos, vecinos, conocidos y coterráneos con un poquito de los grandes recursos ganados con sus esfuerzos, emprendimientos y disciplina. En esta gravísima realidad internacional, nacional y local que afecta de manera severa a las grandes mayorías sociales de Venezuela, es el momento de sembrar semillas para germinar, plantar, fertilizar, cuidar y cosechar con los EJEMPLOS CONCRETOS DE SOLIDARIDAD. Felicitaciones y agradecimientos a ese gesto de Johan Santana aportando una parte de sus recursos económicos personales o privados ganados en su exigente actividad deportiva profesional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 866 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: