¿Una guerra civil?

Aquí no voy a hablar en contra de nadie, ni tampoco hablo de odio ni nada al estilo, tampoco lo incito. Tampoco incito a la guerra civil, ni nada al estilo, lo que digo abajo es algo que una amiga me mencionó.

Bueno.

Ya no me importa "nada," o sea, ya no me importa lo que hagan los ineptos, ladrones, y corruptos que se están haciendo ricos a costilla del resto de la población. La única cosa que me importa en este momento, y desde mis primeros días como misionero en los años 1970 en Anacoco, El Rosario, y Santa Cruz del Este, es el bienestar de los más desposeídos de nuestro país, Venezuela, el país del cual me enamoré tanto (y de mi esposa) hace más de 40 años atrás pero que ha sido destruido desde el 2013 por la injusticia social, la codicia, y el egoísmo del ser humano (para no decirlo de manera más cruda o grosera).

Hoy una amiga mía, una misionera, fue a ver la casa de alimentación donde deberían proveerles todos los días comida nutritiva a los más pobres, pero casi no tienen comida y básicamente solo reciben arroz y harina de maíz, así le dijeron, es más, no tienen ni tanque de agua, y cocinan --- en este tremendo calor del estado de La Guaira --- sin aire acondicionado ni ventilación.

Mi amiga también se reunió con una persona relacionada con los trabajadores de la infraestructura (electricidad y agua), quienes dicen estar listos --- aquí en el estado de La Guaira --- para abandonar todo ya que dicen que los últimos jefes que han tenido se han organizado para robar todo y ahora no están recibiendo ni vehículos ni maquinaria ni herramientas ni materiales para los trabajo de reparación, es más con los salarios de menos de $4 USD por mes, y mucho menos en algunos casos, es imposible trabajar, por eso dicen que aun cuando hacen todo lo posible con lo mínimo, posiblemente tendrán que abandonar sus trabajos, lo cual significaría que la crónica falta de agua y las masivas y continuadas fallas eléctricas se empeorarán aun más hasta ser no existentes en algún momento.

¿Pero quiénes son los más desposeídos de nuestra sociedad?

Antes de Chávez estaríamos hablando de un 70% a 80% de la población que era básicamente desposeída, más o menos, 2 de cada 3 ciudadanos quienes vivían "desde siempre" en pobreza y pobreza extrema sin acceso adecuado al agua, a la electricidad, a la comida, a las medicinas, a los servicios médicos, y la educación, mientras que una minoría, digamos un 20%, o alrededor de 1 de cada 5 ciudadanos eran de las clases media, la mayoría profesionales, quienes en general eran (y siguen siendo) unos racistas y abusadores quienes ignoraban y siguen ignorando casi por completo a los pobres, dejándolos morir y sufrir en su miseria. Bueno, después vino Chávez, y eso cambió, ese masivo desequilibro se mejoró substancialmente, la pobreza bajó a menos del 30% y el acceso adecuado (o casi) a los servicios para los pobres, por primera vez, existió.

Pero hoy, solo 7 años después de la muerte (asesinato, digo yo) de Chávez, estamos peor que antes de Chávez, y mucho peor.

Estaríamos hablando de un regreso al pasado donde por lo menos el 90% de los "pobres de siempre" se encuentran hoy más pobres que nunca, y del 20% de las clases media "de siempre," donde por lo menos 50% (los menos corruptos) están mucho más pobres que antes, sin embargo, la mayoría de ellos no son tan pobres, o sea, no viven en miseria, viven mal, sí, pero todavía tienen sus casas y carros por ejemplo.

Pero la realidad venezolana va más allá todavía.

En mi estimación, hoy, por lo menos el 90% de la población de Venezuela --- entre los "pobres de siempre" y las personas de las clases media hoy empobrecidas --- viven en pobreza de algún tipo significativo, en particular cuando se toma en cuenta que el nivel internacional de la pobreza extrema es de $1.90 USD por día ($57.000 por mes) y aquí en Venezuela un profesional no se ganaría mas de unos $10 a $20 USD mensuales tal vez, y, si son funcionarios públicos, muchísimo menos todavía.

Ver las tablas salariales del Estado (noviembre 2020):

https://www.aporrea.org/trabajadores/n360212.html

Bueno …

Hace tres meses, el 20 de agosto del 2020, Aporrea publicó el precio del dólar USD de entonces.

Ver: https://www.aporrea.org/economia/n358142.html


El dólar entonces estaba en alrededor de 300.000 Bs./dólar.

Hoy, solo tres meses después, el dólar está casi el 900.000 Bs./dólar, o sea, el bolívar se ha devaluado 300% en solo 3 meses.

Eso es impensable, y lo peor es que esta sociedad nuestra lo permite y aun participa en todos sus niveles --- la falta de controles, la impunidad, la corrupción, el acaparamiento, la especulación, el Petro, los Bitcoins, los bancos, incluso los del Estado, el contrabando, el narcotráfico, etc. --- a darle combustible a esta horrible inflación, la pero en toda la historia de la humanidad creo, que ha estado azotándonos desde el año 2013 cuando Chávez murió (lo mataron en mi estimación) cuando permitimos que se pierda el control total del valor de nuestra moneda, todo eso básicamente debido a la codicia y el egoísmo, pero extendido de manera inimaginable hasta llegar a niveles absolutamente terroríficos.

Bueno, mientras tanto, mientras las cocineras de la casa de alimentación sufren, y mientras los más desposeídos comen solo arroz y harina de maíz (y a veces nada), siendo matados por la desnutrición en vez de ser salvados de la desnutrición, y mientras nosotros los no tan pobres, pero pobres, sufrimos la masiva y constante inflación --- ya casi es imposible pagarse comida, tendremos que comer tierra ---, y mientras todos los pobres se ponen aun más pobres, y los ricos más ricos, y mientras los corruptos y funcionarios públicos ladrones se hace multimillonarios, bueno, uno de los candidatos más "importantes" para el estado de La Guaira para las elecciones a la asamblea nacional de diciembre (2020) ha gastado una millonaria en pancartas de su cara, anda en carros de lujo, y come en los mejores restaurantes, además, o sea, aparte de eso, aquí en La Guaira, el Estado anunció que están (o han) montado una fabrica de aviones, ¿cómo? … ¿en vez de una fábrica de comida o de medicinas o de tanques de agua por ejemplo, o de herramientas para reparar la infraestructura, o cables para la infraestructura, o tubería para las aguas, etc.?

¿Ah?

¿Y a quienes les sirven los aviones de todas maneras?

¿A los pobres?

¿A los más desposeídos?

¿Y de dónde sacan tanto dinero para construir aviones e imprimir pancartas cuando ni hay suficiente comida en las casas de alimentación "debido a las sanciones?"

Pero peor todavía …

Se han asegurado, sí señor, y de manera flagrante y grosera de que --- para esconder la miseria frente a las cámaras ---, las plazas del estado de La Guaira estén súper decoradas para Navidad, como si nada estuviera pasando.

Mi amiga, la misionera, quien estuvo trabajando fuera del país (Venezuela) durante varios años para proveerles dinero a su familia y a otras personas necesitadas (unas 15 o 20 personas) volvió de sus reuniones hoy y me dijo, "Sabes, yo nací pobre, crecí pobre, y sé lo que es ser pobre, muy pobre, pero esto jamás lo he visto en mi vida, esto tiene que explotar. Por eso la gente está robando tanto, por todos lados, lo entiendo, tienen que robar para sobrevivir, si no, morirán. Algo tiene que pasar, esto explotará, ¿tal vez que todo explotará en una guerra civil? Y explotará más temprano que tarde."

¿Una guerra civil?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1291 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor