Los “gurúes” de la libertad y democracia…

"Un líder fuerte debe guiar la nación sin importarle lo que sus críticos liberales o extranjeros digan"

 

"Camarita, camarita… ¡Lo que nos espera!" dijo Anacleto mientras se sentaba a mi lado. "Ay, camarita… decía el viejo Doménico Estrada que «el tiempo es como el viento, que arrastra lo liviano y deja lo que pesa». Y vaya que es pesado lo que la majunchería ha recibido como instrucciones de sus amos del norte. Imagínese que hasta la OFAC, órgano administrativo en el gobierno de EEUU, depositó 51,000 dólares en las cuentas personales de diputados de la oposición venezolana, para que no participen en las elecciones parlamentarias convocadas para el próximo 6 de diciembre y que las saboteen e impidan a como dé lugar, con su cara bien fresca… como si eso fuese legal y normal. Bue… para ellos es normal comprar cuanta alma debilucha, avarienta y ambiciosa encuentren en su camino, y la majunchería venezolana está conformada por los espantapájaros ideales para ello. ¡Ojalá y sirvieran para espantarlos a ellos! A los cubanos apátridas mayameros los llaman gusanos, porque se alimentan de todo lo podrido que encuentran. ¿Debemos llamar así a nuestros majunches? Porque como el país no cree ni confía en ellos, prefieren entregárselo en bandeja de plata al extranjero, a los gringos y a los europeos, que ellos llaman «mundo civilizado» y «naciones del primer mundo», que se creen con el derecho a ser «los amos del mundo», con la mentira de que ellos traerán la «civilización» a este país, cuando en realidad lo que traerán será esclavitud, destrucción y miseria. Bue… ¿Y Yemen, Libia, Iraq, Paquistán, Afganistán y Siria, entre otros, están ahora mejor que fueron liberados en nombre de la «democracia, la libertad de expresión y los derechos humanos» para lograr «civilización y modernidad»? Y… ¿Todas esas organizaciones que crearon, entrenaron y financiaron para destruir las estructuras de gobierno de esas naciones y que hoy a muchas de ellas ellos mismos denominan terroristas, que hacen, les obedecen? La danza de los lobos, en países donde en invierno los cubre la nieve, consiste en que entre ellos hacen un círculo cuando están hambrientos y empiezan a dar vueltas como si estuviesen danzando, hasta que uno de ellos cae de cansancio y a ese lo devoran entre todos. ¡Así son ellos! Los gringos venden guerras por todo el mundo, así como los ingleses y los franceses lo hicieran como práctica milenaria; los comerciantes judíos gobiernan a los británicos, franceses y estadounidenses, y a eso lo llaman «democracia». Aquí abrimos una puerta al pueblo para que ponga sus virtudes a la orden del proceso de construcción del Socialismo del Siglo XXI, donde no existen recules ni lugar para el egocentrismo, ni para el miedo ni escapes sin restricciones, sin huir de la lucha. El pueblo aceptó… entró. Si alguien pregunta que a dónde le llevará esa puerta, la respuesta será: a la lucha y conquista de un futuro lleno de bienestar y prosperidad. Sabemos que no será fácil y menos con una oposición apátrida como la que tenemos, que: nos trata como enemigos, ataca nuestras creencias, nuestra patria, nuestro hogar; atacan nuestra hermandad, nuestra fraternidad, para arruinar nuestra unidad. Así que quienes atacan nuestras ciudades con guarimbas, quienes atacan nuestras mentes con tantos trucos sucios y mentiras, deben ser repelidos, rechazados y combatidos por todos al unísono.

Dicen ser los "gurúes de la democracia" pero en realidad son esclavistas codiciosos que, para poder tomar el poder político que no obtienen con el favor del soberano, venden su alma al diablo… y aún huele a azufre. Nosotros seguiremos luchando por mantener el poder real, el gobierno, no el imaginario interino del pelanalgas autoproclamado, y seguir los lineamientos y los pensamientos de Bolívar y Chávez. No cesaremos nuestra lucha hasta obtener el objetivo deseado. Muchos han esperado hasta ahora que ocurra un milagro del cielo, pero no entienden el milagro de tener patria. La majunchería insiste en que para destruir el gobierno, hay que destruir a fondo a todos sus servidores, que son la base del gobierno y en los que el presidente confía más, uno a uno, para eliminarlos y colocar en su lugar a los infiltrados que harán el trabajo sucio. Tratan de destruir a todos los miembros del gabinete gubernamental, para poder manejar el aparato militar, administrativo y educativo, así como el pensamiento intelectual

Así mismo atacan la familia de los personeros de gobierno. Ya lo hemos vivido con los hijos y esposa de Chávez, de Diosdado, de Nico, de Tareck, de Padrino y otros, porque sin importar lo que pasa, la gente sigue confiando en Maduro y su gente, para que siga gobernando. De ahí que traten de destruir la familia de gobierno, empezando por el anillo más débil, sus hijos, luego sus mujeres, sus hermanos y hermanas, para tratar de enterrar al presidente. Esa es la única forma para la majunchería de obtener el poder. De ocurrir esto, una nueva tragedia empezaría en el país, sin importar quien gobierne por el tipo y sistema de gobierno que implantarían. Los importantes serían aquellos que elijan al gobernante, mientras no sea el pueblo. Para la majunchería y sus aliados extranjeros es importante acabar con el mito de la invencibilidad de la revolución, del chavismo. Sus órdenes son acabar con los protectores de ésta, para erradicar el mito de su inmortalidad. Para ello tratarán de sembrar el caos para que los males salgan a flote. "El olor a sangre debe desbordar al país"… esa es su consigna.

La fuerza de la revolución es el dolor de cabeza para la majunchería. Mientras exista el chavismo, el poder político será el sueño apátrida-opositor. Implantar de nuevo en Venezuela un sistema Capitalista-fascista no será posible mientras no hayan podido "exterminar" al chavismo. De ahí los ataques a sus cabezas, de ahí los ataques a los liderazgos de Nico, de Diosdado, de Padrino. Nos aplican "sanciones ilegales y unilaterales" que son un crimen. Eso no es algo nuevo. La alianza europea, junto a los gringos, venían utilizando esta práctica macabra desde finales de 1880, cuando se las aplicaron al Califa turco Abdulhamii II para obtener los mismos resultados que EEUU aspira a tener con Venezuela: cerrarle el acceso a alimentos y medicinas para el pueblo. (Ah, ¡pero las sanciones sólo son para que sufra Maduro y su gabinete!) Ese Califa turco se convirtió en una leyenda cuando se negó a vender las tierras palestinas al movimiento sionista que emergía, a pesar de la bancarrota económica a la que llevaron a su Estado.

Aún existe gente ingenua, dentro de la oposición "no majunche", que cree que la intervención extranjera traería los principios de la Revolución Francesa de "libertad, igualdad y fraternidad" y salvarían al país. Pero estas mentiras extranjeras ni siquiera funcionaron allá; sólo traerían destrucción y tendríamos que hacer frente a los mismos desafíos, desafíos que nos obligan a tratar de lograr un mejor orden social ante los ataques del enemigo, sea quien sea, y un estricto sentido de la justicia. Así como la gente tiene su destino, los gobiernos tienen sus destinos atados a los destinos de la gente. Los pueblos del mundo ya conocen a ciencia cierta quienes son los principales y más temidos ladrones y asesinos, y los señalan. No olviden que a cada cochino le llega su madrugada y a cada pavo su día de acción de gracia. Nos quieren dar una lección a quienes no ambicionamos dinero fácil ni riquezas mal habidas, ni capitalismo, ni individualismo, ni imperios. Para tratar de asustarnos harán uso de los anarquistas. ¿Lo lograrán? El chavista de verdad tiene una característica que pocos tienen: agradece cuando tiene algo y es paciente si algo malo le ocurre, pero lucha para cambiarlo y no cree en "gurúes de la democracia". Venceremos!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 437 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor