El socialismo misterioso mal comprendido del siglo XXI y la revolución venezolana (I/III)

l titulo de este artículo se lo debo a Emilio Zola, escritor francés, representante del naturalismo, puesto al romanticismo e idealismo, como realismo estético. En el anterior artículo constatamos en un dialogo de los personajes del escritor las siguientes palabras, "aquella revolución, …., misterioso, mal comprendido, espantaba a los amos y a los criados", ha sido a lo largo de la historia de la lucha del socialismo contra el capitalismo, la burguesía sabe bien ocultar sus acciones de saboteo, de guerra económica, disimula sus acciones encubriendo o justificando sus riquezas por sus ahorros, la represión de los trabajadores por la gendarmería, así como ahogando las revoluciones de los pueblos mediante intervenciones e invasiones y cuando no, las ahoga en hambre y enfermedades.

Revolución misteriosa, mal comprendida

En Venezuela hay problemas de alimentación social, de abastecimiento de agua, de atención del aseo urbano, del servicio eléctrico, de transporte, de falta de efectivos señala la oposición venezolana, desestimando o negando que también hay problemas de bloqueo comercial, sanciones económicas y financieras, en tal sentido hay quienes ven unos problemas pero no los ven todos, el bloqueo económicos, comercial y financiero no existe, luego apuntan a ver la "autorización de la dolarización de la economía venezolana" en el escenario real de escasez de divisas en la situación del bloqueo del comercio, el impacto en el comercio del dólar respecto de los precios, entonces se quejan de la hiperinflación, pero esto lo atribuyen a la incapacidad del Gobierno, a "la brutalidad de Maduro", mas no, al congelamiento de los activos financieros en Londres, a las sanciones a PDVSA, al secuestro de Monómeros en Colombia.

Al parecer para la oposición y sus seguidores, la incapacidad de proveer dólares en el mercado venezolano responde a la negligencia de Maduro, no a las medidas coercitivas de Trump, al endurecimientos de las políticas externas del imperialismo de los Estados Unidos de debilitar y asfixiar la economía venezolana con clara evidencia de "arruinar la revolución bolivariana", proveer de dólares al comercio importador en atención a las características de la economía venezolana altamente dependiente del dólar y del mercado occidental, al hecho de que no se pueda atender monetariamente el mercado domestico, el dejar hacer, dejar pasar, liberalizar monetariamente la economía venezolana en favor del dólar, liberalizar el mercado en sus transacciones, al tiempo que también se ha vulnerado insólitamente las leyes del libre mercado por intervención de quienes defienden la libertad de mercado y un mundo libre, por todo lo anterior, podemos presumir que el Gobierno venezolano es un "Gobierno Neoliberal", que quienes dirigen la revolución bolivariana "no hacen ni hay tal revolución", que se han entregado a la burguesía comercial y dependiente.

Si así lo fuese; que no hay tal revolución socialista, que Maduro no tiene Plan como así lo tuvo Chávez, "el destruir el capitalismo", que "todo lo puso patas pa arriba", que en todos estos años se ha multiplicado el despilfarro mas que el equivalente al Plan Marshall, cualquiera pueden pensar que en Venezuela no hay revolución, que todos quieren el poder, mandar y tener sometido al pueblo, entonces si fuera así, cual es la alharaca del Gobierno de los Estados Unidos, si fuera así, que "el gobierno venezolano es fascista", que no hay alternabilidad del poder, porque se ensaña tanto la Administración de los Estados Unidos, ya que ellos mismos fueron complaciente con el fascismo y las dictaduras de Pinochet, Strossner, Bancer, Perojiménez, Videla, Baptista, y cuanto fascistas o dictador ha usurpado el poder en América latina, en eso ello metían sus narices en todo, ah pero "el presunto fascismo en Venezuela" es otra cosa, ese no le rueda a los Estados Unidos, ni que se diga la complacencia de este con las Monarquía española y los Emiratos Unidos que invade países como Yemen Israel que ocupa territorios de Palestina y viola los derechos humanos.

Primero yo, primero Venezuela, lo demás no me interesa

Pero ya se que al opositor no le gusta asomarse al vecindario internacional, no le gusta compararse con sus vecinos, cuando le hablan de otros países para comparar, están cansado de que le hablen de imperio, imperialismo, sistema imperialista, es mas no le gusta la palabra revolución, tampoco que le hable de derecha e izquierda, se ubican mas allá del bien y del mal, para ello es "pura ideología", no creen que exista las leyes sociales de la historia, que la palabra ley es algo exacto, que solo cabe para las ciencias naturales, para la matemática, la física, entre otras, para las ciencias sociales no caben las leyes, su discurso pretenden ser aséptico, despojarse de ideologías, alcanzar el cientificismo, la neutralidad axiológica, para ellos, la palabra hembra es biologicista, errónea en boca del pueblo, ironiza al pueblo en cuanto su cultura, cree tener la verdad absoluta, menosprecia a los intelectuales de izquierda, les indican que es imposible creer que después de haber llegado a ser magister o doctor, insólitamente piensen en revolución, en socialismo, que este no existe, que es simplemente una anomalía de la historia.

El opositor vive el discurso de la pos-verdad y ni se da cuenta, no está consciente de su manipulación mediática, fíjese habla del imperio chino, del imperialismo ruso, pero cuando se le pide caracterizarlo, hablan del apoderamiento de las materias primas en el caso de Venezuela, del petróleo, no hablan de negocios comerciales, y ya con eso indican, que "si antes debíamos el modo de caminar a los Estados Unidos ahora se los debemos a China y Rusia", pero al seguir interrogándolos caracteriza al imperio, reconocen la dominación colonial, su dominio militar e incluso ideológico cultural, no saben hacia donde mirar, puesto que se les pregunta cuantas bases militares tienen China y Rusia en América latina, no saben responder si a eso llamamos "dominio", entonces dicen, pero China domina Corea del Norte y Vietnam o al menos tienen influencia, ah pero de nuevo si se le preguntara donde Rusia donde tienen sus bases militares en Latinoamérica, callan, solo recuerdan la crisis del caribe, la crisis de las misiles.

Siguiendo ese discurso de la posverdad, el opositor no quiere hablar de colonialismo en consiguiente, niega la historia, le avergüenza, parece que es un discurso del pasado, pues claro, la hegemonía hoy no solo es militar, también es cultural, es ideológica, en este sentido la industria de Hollywood cumple su papel de dominio cultural, las redes sociales, la prensa, el cine, la televisión, todo es un sistema corporativo mediático desde donde se trata de imponer una visión capitalista, ah pero a Mandela lo tienen en alto, a Gandhi también esos si fueron demócratas, sin embargo; Mandela no acabó con el poder de los blancos, con sus símbolos, ni con su poder económico lo mismo que Gandhi no acabó con la burguesía, imagínese que el opositor nada quiere que se derrumbe los símbolos de Alonso de Ojeda, de Cristóbal Colón, de la Reina Guillermina, eso es un sacrilegio a la memoria histórica, en el caso del Mercado Las Pulgas, el opositor piensa que "todo es negocio", que no se le debe quitar ni siquiera el nombre animal que lleva el mercado, de un mercado que ha animalizado el comercio y la vida urbana de la Ciudad de Maracaibo.

Producción si, cambio de relaciones de producción no

Por otra parte al opositor le agrada escuchar de Maduro, "el discurso productivista", el de "la producción con cuarentena no hay contradicción", de Nicolás Maduro, presidente de la República, de sumarse al desarrollo único de "las fuerzas productivas" sin mencionar o afectar "las relaciones sociales de producción", base del poder popular de los trabajadores, sustento de la sociedad, reforzando la tesis de que el socialismo "es mal comprendido o al menos mal interpretado", sobre todo en situación de una guerra hibrida, no convencional, en la que el imperio de los Estados Unidos conjuntamente con el sistema imperialista mundial acosa y procura impedir que las fuerzas progresistas alcancen el Poder Popular, no ya por la vía violenta como en otras oportunidades se ha dado, sino por la vía pacífica contra la cual, se ha desatado el poder de la dictadura de la burguesía y su manipulación mediática, la dictadura mediática, en la que la fuerza del Estado capitalista mundial y el engaño mediático corporativo se han hecho del poder del mensaje para someter la sociedad envilecida por la mentira.

Aquí quiero hacer un paréntesis de nuevo; acerca del "socialismo mal comprendido" en la transición e incertidumbre en que vivimos, para ello, transcribo las palabras de Emilio Zola, escritor francés, en su obra La Tierra, publicado en 1887; escribe Zola (1840-1902): "Cañón explicaba….todo el asunto, aquella revolución, cuyo anuncio de granja en granja, misterioso, mal comprendido, espantaba a los amos y a los criados. Primeros los compañeros de Paris, habría que fusilar menos gente de la que se pensaba, porque todo el edificio estaba tan podrido que caería por si solo. Luego, cuando fueran los dueños absolutos, en enseguida suprimiría la renta, se apoderarían de las grandes fortunas, de modo que la totalidad del dinero, así como los instrumentos del trabajo, volverían a la nación, y se organizarían una sociedad nueva, una gran casa financiera, industrial y comercial, una repartición lógica del trabajo y del bienestar". (Zola, E. 11979: 228).

Continúa Zola: "Sería menester que fuéramos estúpidos, para indisponernos con los pequeños…No, se respetarán desde luego la tierra de los infelices que se matan por cultivar cuatros terrones….solamente se tomarán las doscientas hectáreas de los grandes propietarios de vuestras especie, que hacen sudar a los criados para que los enriquezcan…. Seguramente compañeros cuando veáis los resultados obtenidos en las granjas nacionales, vos mismos uniréis a ellas las vuestras….Un cultivo en grande, con mucho dinero, con máquinas, con todo lo mejor de la ciencia…Si vosotros mismos daréis vuestras tierras" (Zola, E. 1979: 230).

Ven que e socialismo no afecta la pequeña propiedad, que con el trabajo asociativo, con las granjas nacionales, con la disposición del trabajo en manos de la nación, sumando a ello, el papel de la ciencia en la transformación del agro, tendríamos una realidad distinta. En Venezuela hemos perdido tiempo con los proyectos del agro que no se les hicieron seguimiento, PDVSA fue promotora de los mismos, miles de millones se perdieron, se evaporaron por "falta de eficacia, seguimiento y control a las múltiples experiencias agropecuarias" ya sea en forma de empresa de producción social, cooperativas (comunales inclusive), fundos zamoranos, ya nadie habla de los mismos, cuando en tiempos de Chávez representaban un boom socialista, todavía recuerdo la promesa de Chávez, de la planta de hacer harina de Plátano, pan de yuca, etc., ya me imaginaba hacer las tradicionales mandocas, pero no….ahora se cultivan maíz en el municipio Baralt del Estado Zulia, en el Diluvio, esperemos que instalada la Planta de procesamiento de maíz pueda abastecer de maíz al pueblo zuliano, protegernos de esas empresas procesadoras del maíz tan comercial que hambrean el pueblo, vulneran el derecho a la alimentación del pueblo ante la parálisis del Gobierno Bolivariano que en los años mas reciente, no ha podido atender el problema de la soberanía alimentaria en revolución.

Vuelve la terapia de shock contrarrevolucionaria

Prosigamos; El socialismo y la tierra en nuestro caso bolivariano también es "mal comprendido" no solo por la oposición hasta por el gobierno mismo, como en su tiempo lo fue la pacífica revolución chilena, ahogada en un golpe de Estado, pero Venezuela tiene derecho a nacer y crecer, no sin hacer grandes sacrificios como así transcurrió en la Rusia revolucionaria, enfrentando a la contrarevolución, a la I guerra Mundial y la II Guerra Mundial, asimismo declararon la guerra a la China, a la misma Cuba, incluso todos los imperios ensañados contra la heroica Vietnam, entre otros países que a fuerza de sangre y fuego, bloqueos comerciales, industriales y financieros, intentaron frenar todo lo que pudieron "el desarrollo de las fuerzas productivas y el cambio de las relaciones sociales de producción, base del progreso de la sociedad y su bienestar.

Lo mismo pasa con la sociedad venezolana, está siendo sometida a la misma terapia de shock contrarevolucionario, a la misma agonía económica y social, al mismo sufrimiento colectivo, ésta vez por acción u omisión del Gobierno pero más aún por políticas exógenas, la acción del Dólar Today, así como por las consecuencias de éste hacia adentro, hacia Venezuela por acción de fuerzas endógenas, aliadas de la burguesía domestica que impiden "la construcción pacifica del socialismo", el que se desarrolle las fuerzas productivas acompasadas con sus respectivas relaciones sociales de producción. La oposición no se cansa de su guerrerismo, desde Chávez ha sido una constante guarimba contra la revolución bolivariana, contra la paz, la estabilidad del país, no dejan gobernar, alcanzaron la asamblea nacional y fue peor, ni lavan ni prestan la batea, invocan poderes imperiales, intervenciones, invasiones, bloqueos, sanciones, usurpaciones del poder ejecutivo, hasta deslegitiman el poder legislativo a manera de destruir los poderes públicos en Venezuela.

Todo esto lo sabemos; la oposición en Venezuela y el capitalismo mundial se ensañan con violencia, a la suma de problemas sociales, económicos y políticos en Venezuela, se le añade el covid 19, el cual ha colocado sobre la mesa las vulnerabilidades de todos los sistemas políticos, sea capitalistas o socialistas, la guerra y competencia de todos los sistemas, "el sálvese quien pueda", de allí, la pretensión de descargar el peso de la crisis sobre la economía dependientes, subdesarrolladas, no solo sobre la Argentina endeudada, la Colombia usurpada de las tierras campesinas por las transnacionales, la Chile secuestrada en su democracia constitucional, el Perú conmovido por una profunda crisis política y hasta Venezuela no escapa de esa relación perversa, la explotación social del pueblo trabajadores diezmado mediante no solo el saqueo de las materias primas, sino también todos, victimas de la expoliación de sus tributos, de su riquezas, del fruto de su trabajo, con la succión monetaria de la deuda mediante los prestamos financieros internos, el dólar, la inflación y el intercambio desigual del comercio.

Venezuela no ha sido sometida mediante la deuda externa, pero si, su pueblo ha sido sometido a la guerra económica, al pago de deudas internas, a las operaciones especulativas del dólar en el mercado interno, ello, ha destruido el salario real de la población, no por acción del Gobierno sino por reacción de la burguesía y sus aliados internacionales, a sus ataques el gobierno bolivariano ha quedado paralizado, sin saber que hacer frente la acción especulativa e inflacionaria del dólar agravada por el bloqueo comercial, la burguesía devora a diario la vida del trabajador y su familia, el Gobierno apenas se defiende con los programas del Clap y los Bonos de la Patria, a manera de paliar de forma compensatoria y contingente, sin embargo no es excusa en estos veinte años, se aplazó la revolución agrícola, se postergó la transformación del agro como fuente de abastecimiento de alimentos a la población para el ejercicio de la soberanía alimentaria.

El derecho a la defensa de la revolución

Una revolución para que tenga valor debe saber defenderse contra el sistema imperialista, contra las acciones contrarevolucionaria de la burguesía y sus planes conspirativos, las fuerzas revolucionarias deben saber repeler los ataques económicos encubiertos, las acciones terroristas y los mercenarios foráneos mas allá de sus fronteras cercanas como de Colombia, Brasil entre otros, debe saber defenderse de los ataques de los países aliados imperialistas, sus colaboracionistas traidores de la democracia, de la autonomía del pueblo, del derecho a la autodeterminación, a los que pretenden interponer la fuerza y el desconocimiento de su voluntad política, el socialismo también tiene derecho a existir, quien ha dicho que no puede nacer el socialismo se coloca de espalda al progreso histórico, a las agujas del reloj histórico.

La visión socialista del imperialismo, es monstruosa, criminal, plagada de terror, sus acciones han llevado a la distorsión histórica, provocan la violencia, siembran el terror, el hambre, el desempleo, la hiperinflación criminal, todo para desviar el curso de la vida, tratan de imponer una carga pesada, las muertes de las purgas, las persecuciones a los disidentes contrarevolucionarios, desviar a los lideres de la revolución de su curso pacifico, mucho de esto, le impusieron a Stalin, Mao TseTung, entre otros, involuntariamente consciente o no, siempre el imperialismo ha querido impedir el triunfo pacifico de la revolución socialista, por tanto, los hombres tienen derecho a defender el socialismo sea cual sea, cada pueblo tiene el derecho a escribir su historia, con errores o sin errores, sobre todo que es un una construcción consciente de sus ciudadanos y ciudadanas, por primera vez la sociedad dirige conscientemente su destino humano. Stalin y Mao se atrevieron.

El designio histórico de los pueblos, tal vez esto no lo comprendan, sobre todo la oposición y muchos intelectuales de izquierda, e incluso progresistas, de no haberlo hecho, de construir el socialismo según sus limites, sus visiones, erradas o nó de los lideres históricos, con error o sin error humano pese a que la historia los juzgaría, si embargo no fue así, ellos se impusieron por encima de las tibiezas, mezquindades y cobardía aún al costo del peso de las victimas históricas, de su propio honor, de no haberlo hecho todavía estaríamos hoy suspirando por el socialismo, no existiría ni Rusia, China, Vietnam o Cuba, entre otros, la violencia ha sido la partera de la historia y los absuelto dígase lo que se diga de ellos, de Stalin y Mao Tse Tung, crearon el socialismo euroasiático por primera vez en la historia, esta vez no pudo el terror blanco, ni la contrarevolución, la burguesía no pudo hacer con Stalin y Mao Tse Tung y menos con Fidel Castro lo que hizo con Robespiere, pasarlo por la guillotina.

Queramos o no el socialismo existe, en Corea del Norte, en Cuba, en Vietnam, en China, la vida ha cambiado políticamente, si existiera el fascismo en estos países se vendrían a bien con los Estados Unidos, pero no es así, ni hay dictadura ni hay fascismo como en Venezuela, tampoco lo hay con las amplias libertades que tiene la oposición, pero ese socialismo no al carbón y copia como lo concibieron los Clásicos, Marx, Engels o Lenin, con mas o menos democracia socialista, menos para el capitalismo, vamos por medio camino, la transición es compleja e incierta muchas veces, mientras exista el imperialismo encarnado en los Estados Unidos, la Comunidad Europea y Japón, ellos harán todo lo posible para evitar el que acuda la partera de la historia, sembrarán la guerra, la muerte, la tortura, el crimen, el engaño, el saboteo, todo lo posible para distraer el curso del socialismo bolivariano en Venezuela, somos testigos de guarimbas, escaramuzas, incluso de guerra diplomáticas de los estados imperialistas que ni siquiera se atienen al derecho internacional, en violación flagrante del orden internacional, sus lideres capitalistas, sus estadistas han perdido la ética diplomática, la noción del derecho y la democracia, han violando el código moral, su propia humanidad, roto sus dignidades y sus representaciones, lo mas elemental, el respecto a vivir en paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 614 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: