La insurrección electoral del chavismo popular de izquierda

"La revolución no es un tren que se

escapa. Es tirar del freno de emergencia"

Walter Benjamin

El colapso político de draculín es un fenómeno que evoluciona dominado por una tendencia que es ya irreversible, lo que al mismo tiempo hecha por tierra sus planes de ser un potencial candidato presidencial de un sector de la derecha. Los factores desencadenantes de esa debacle son por un lado, el altisimo rechazo que siente el pueblo carabobeño contra su desastrosa gestión. Y de otro lado, la insurrección popular electoral que está provocando el despertar mismo y la reunificación de todas las organizaciones del chavismo popular de izquierda en Carabobo. El chavismo popular de izquierda se ha levantado y lo ha hecho con la firme determinación de forjar condiciones favorables para hacerse cargo de la dirección política del Timón del proceso revolucionario, con el propósito de terminar con la larga y oscura época de traiciones a Chávez , al pueblo Carabobeño y a la Revolución Bolivariana.

El chavismo popular de izquierda, se ha "levantado del suelo", para decirlo con el nombre de la novela de José Saramago, para asumir bajo su propia iniciativa, diseño y autonomía la implementación de las estrategias, tácticas y programas para retomar el camino trazado por Chávez de la transición hacia el socialismo. De acuerdo con esta reanimada fuente de inspiración, el objetivo inmediato a conseguir por el chavismo popular de izquierda, no es otro, sino la reunificación de todas sus organizaciones de base recuperando el pulso vital de su sentido histórico para lo cual emergió como la gran fuerza poítica que es, y así poder abocarse sin perder más tiempo a vanguardizar la salvación e la Revolución Bolivariana a partir de la lucha popular por la solución de los problemas incrustados en la realidad que sufrimos hoy en Carabobo, abriéndo cauce y oportunidad de concretar una vida buena .

El chavismo popular de izquierda es una fuerza joven y vigorosa, pletórica de creatividad que está preparando y disponiéndo todas sus fuezas en disposición de combate para impedir que la derecha en Carabobo, que actúa desde la gobernación, siga usado el territorio como una cabeza de playa de la contrarrevolución .Tenemos la plena seguridad que el 06 de diciembre no será sólo el umbral por donde saldran despedidos los alacranes, termitas y draculines, sino también el día de la victoría del chavismo popular de izquierda y el comienzo de la construcción de la sociedad comunal.

Sólo una fuerza política de gran calado como el chavismo popular de izquierda puede lograr reentusiasmar a los sectores populares empobrecidos de Carabobo para que salgan a votar contra el desastre generado por draculin y Cia, porque el chavismo popular de izquierda nunca abandonó el territorio ni dejó de soñar una vida llena de dignidad, sencillez y solidaridad. Permaneció resistiéndo y sufriéndo los mismos sufrimientos y problemas que han sufrido y padecido los vecinos de su comunidad. Tiene plena consciencia de que la tarea no será para nada facil porque los daños producidos por draculín y quienes lo antecedieron causarón estrágos profundos en la credibilidad de la población, no obstante, el chavismo popular de izquierda tiene la autoridad moral, la espiritualidad necesaria, la caja de herramientas y sabrá superar obstáculos para lograrlo . Sin embargo, está vez ,no lo hará para elegir a guabinosos y oportunistas amparados detras de la línea del partido, sino para profundizar el proceso revolucionario socialista, el lanteado por Chávez.

Con tal sentido, es que se viene construyendo una alternativa desde las propias bases de las organizaciones del chavismo popular de izquierda, de los movimientos sociales y de trabajadores, que conduzca a la articulación de todo esas ganas de liberación y esa voluntad de cambios en un únificado instrumento revolucionario que facilite modificar el curso de la lamentable historia local en que fue sumido el estado Carabobo, y alterar de raíz todo lo que haya que alterarse. Y para lograr este supremo objetivo se requiere, además de la unidad del chavismo popular de izquierda, también potenciar al máximo las capacidades intelectuales, las de la imaginación y la inventiva humanas de la inmensa mayoría de los hombres y mujeres del estado Carabobo en la creación, democrática, de una nueva realidad.

Este plan de reconstrucción del estado Carabobo tiene y debe ser una obra esencialmente de la praxis colectiva, un esfuerzo práctico teorico mancomunado de la inmensa mayoría de las gentes de las ciudades, pueblos y caseríos que conforman su geocultura. Reconstruirlo (Carabobo) es un problema definitivamente de voluntad política, quiere decir esto, que deberán activarse todos los mecanismos constitucionales de la participación y el protagonismo del pueblo. Pero también querer hacer las cosas de una manera más sabiamente distinta a como desastrosamente se han venido haciendo. En este sentido, las nuevas ciencias, las Tecnociencias, las artes y las humanidades tienen un papel importante que jugar enmarcadas en un nuevo bloque histórico que tenga como vanguardia a esa poderosa fuerza político cultural que se llama, el chavismo popular de izquierda que hoy se prepara para gobernar en democracia popular socialista al estado Carabobo.

Las fuerzas de la oscuridad en Carabobo reunidas en el draculismo, a medida que transcurren los días se dividen y debilitan más y más hundiéndose en el tremedal de las sombras. Se asiste a un creciente tensionamiento dentro del draculismo. El resquebrajamiento moral no se logra detener . La discordia y los empujones entre ellos mismos es alimentada por una lúgubre pugna interna para medir fuerzas de quienes se quedrán subcionando por más tiempo las ubres de los bienes públicos. La situación de descomposición ya muestra señales de gangrenarse. Probablemente las ratas empiecen a abandonar el barco mucho, pero muchisimo, antes de que se produzca el inevitable naufragio. El capitan draculin como es tradicional en él, seguramente abandone a su tripulación y se salve solo. Pero el pueblo de Carabobo los estará esperando en la orrilla.

Las fuerzas populares revolucionarias tienen una gran responsabilidad,deben estar preparadas para gobernar. El próximo 06 de diciembre el chavismo popular de izquierda en Carabobo derrotará, ya no existe ninguna duda, a la derecha contrarrevolucionaria y antisocialista infiltrada en la Revolución Bolivariana, convocando a las armas de la insurrección popular electoral .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 853 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: