La “gusanera” venezolana y los chambelanes del madurismo

En mi ciudad Valencia conocí, trate e inclusive tuve amistad con algunos miembros del exilio latinoamericano en Venezuela, chilenos, uruguayos, colombianos, peruanos, argentinos, mexicanos, salvadoreños. Se habían desterrado por las circunstancias políticas terribles o adversas que les tocaba vivir en esa época a sus países. Algunos más activos que otros, había unos chilenos que llenaron la ciudad con decenas de murales firmados por la Brigada Manuel Rodríguez, no eran actos temerarios algunas ventas de pintura le regalaban botes de pintura aceite en los colores primarios y anunciaban por la prensa donde harían su próximo trabajo. Por esos lugares pasábamos y los saludamos en más de una ocasión. Era un país con gobiernos de Acción Democrática o COPEI.

También por esos días vi a gente muy respetables de Colombia eran los años donde la nación neogranadina se teñía de sangre, miles llegaron a Venezuela huyendo de las masacres, del terror paramilitar y de organismos que trabajaban en el exterminio de una opción política valiente hasta el extremo. Recuerdo un acto en la CUTEC "Central de Trabajadores del Estado Carabobo" de filiación comunista. Un acto con mucha asistencia y entre discursos, aplausos y consignas se hablaba de la resistencia y la necesidad de la paz en Colombia.

Uruguayos, palestinos, cubanos, españoles exiliados, desterrados, perseguidos políticos de derechas o izquierdas que encontraban cobijo en mi tierra. Hoy en medio de este destierro obligado por el hambre, en un país donde las personas describen que su realidad es comer y ver qué comerán mañana vamos viendo a millones de nuestros hermanos huyen de una nación, y claro, se notan sus ausencias artesanos, médicos, obreros que huyen del terror cívico/militar. Pero caso extraño son generalmente organizaciones cercanas a las que Venezuela, la Venezuela adeco/copeyana les dio cobijo las que hoy persiguen, insultan, acosan a los venezolanos y venezolanos que hoy por tantas razones pero resumida en una "madurismo".

Será que esos combates desde el exilio no enseño a los refugiados en el país de Bolívar y María Lionza que quienes huyen del infierno no desean estar en otro, que se huye por muchas razones y no por el deseo de dejar el suelo, la familia, los amigos, los hermanos. ¿Sera que aquellos chilenos que recibieron cobijo en nuestra hoy castigada nación quieren emular a Pinochet, Videla, Maduro?

Son muchos los ejemplos donde las viejas víctimas se transforman en victimarios, donde la demagogia se consume de un bocado el sentido común, donde la propaganda destruye tantas verdades (aunque esta al final se imponga) algo para aclarar ese panorama que se repitió y se repitente tantas veces, ilustremos nuestras entendederas: El siglo XX fue el siglo de los totalitarismos. No de los absolutismos, sino de otra forma de hacer política, de imponer las ideologías sobre los ciudadanos siguiendo un criterio de lógica que a la postre resultó ser injusto. La literatura no podía ser ajena a tal fenómeno. El cero y el infinito (Darkness at Noon, 1940) es una buena muestra de cómo una ideología va cercenando cualquier oposición encontrada, aunque esa oposición nazca de su propio seno, y de cómo va sobreviviendo, olvidando sus primeros postulados, engañando a los ciudadanos en un laberinto de irracionalidad que deviene en el mero asesinato. https://www.cicutadry.es/el-cero-y-el-infinito-arthur-koestler/

Yo no sé si alguno de los que estuvieron viviendo su destierro en Venezuela, estarán en la movida de insultar, ofender, acosar a los venezolanos que hoy les toca la desdicha de estar obligados a dejar a los suyo, y lo suyo. Hoy millones de venezolanos somos la "gusanera" del siglo XXI. Claro los tiempos cambiaron por suerte, el exilio cubano que envía remesas a Cuba es parte fundamental de la economía de esa nación. Y negar una elección aún en Cuba no es una formula amable para decir que se está defendiendo la democracia.

Los chambelanes del madurismo .El GPP o sea esa agrupación de pequeñas y muy pequeñas organizaciones, una más jóvenes que otras y algunas con el hospital geriátrico de la política a cuestas, pero primero vamos a alguna aclaratoria de que es un chambelán y las razones por la cual quedan como anillo al dedo con el término Chambelán, a los miembros de los partidos y organizaciones que apoyan el desastre madurista no les cabe otro: Un chambelán es un funcionario a cargo de un hogar. En muchos países este cargo está asociado a la residencia de los soberanos y es de carácter honorífico. Etimológicamente, al igual que su sinónimo camarlengo proviene del francés chambellan, y este del germánico kamarling. https://es.wikipedia.org/wiki/Chambel%C3%A1n

La gran mayoría de quienes acompañan a Maduro están en la búsqueda de excusas sean del PCV del PPT, chavistas "bravíos" o cualquier abreviatura de esas que se inventan al compás de alguna canción o de unos tragos de cocuy, acompañar al madurismo significa dejar a un lado cualquier rasgo de cultura, educación u ocio para señalar que su realidad es la búsqueda del pan o el arroz del día o la comida siguiente. Solo custodian los actos de fe, persiguen la consigna del día, trabajan en algún periódico del Estado, acompañan a algún delincuente en la administración de los bienes de una ciudad.

Su trabajo se reduce a la persecución de la disidencia y al acompañamiento para la fotografía en sociales, en las redes de la "iluminada" dirigencia gubernamental. Los chambelanes del madurismo están a disposición del jefe y en algunos casos como el amigo Christian que mientras cocina con leña y habla del desarrollo de las fuerzas productivas, le privatizan el gas.

Notas a pie de página: Votar es una conquista democrática, yo votare y no sé por quién lo hare, pero sé que no lo hare por los chambelanes del madurismo, por los jerarcas del desastre, por la compañía de lo inútil, por los apologistas del miedo. No me imagino votar por la censura previa, por el espionaje telefónico, por la prisión y tortura de Javier Vivas Santana. Votar es un ejercicio de libertad. La posibilidad de elegir y ser elegidos aun con el miedo a nuestras espaldas. Votaremos y será una demostración de rechazo a una forma de gobernar a través de la censura, el derroche, la corrupción, el silencio. Rechazo a los chambelanes y a sus padrinos o a su padrino.

Me dice una persona que trabaja en la ANC, Un trabajo menor no diré su sexo y tampoco su cargo. Pero que mientras reían un asesor de una isla antillana, decía "Manténganlos ocupados en sus necesidades básicas y no tendrá tiempo de pensar en libertades, libros, arte o política"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1047 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: