Pronto la rodilla estará en el cuello de los trabajadores del mundo

En referencia al artículo de Edward Curtin: EE.UU: El profundo estado profundo se profundiza a medida que avanza hacia la ley marcial

publicado originalmente en https://www.globalresearch.ca/shallow-deep-state-goes-deeper-moves-toward-martial-lawa/5715127 y reproducido en Aporrea https://www.aporrea.org/internacionales/a291430.html

Pronto la rodilla estará en el cuello de los trabajadores del mundo

El anterior es un excelente artículo que resume la situación de EEUU en este momento, pero que ilustra nuestra propia situación en Venezuela. En el país del norte, el capital financiero mundial con sus dos caras de derecha e izquierda, demócrata y reaccionaria, liberal o conservadora, ensaya una nueva polarización mundial, ahora entre "patriotas" con Trump a la cabeza en defensa del nacionalismo norteamericano contra los globalistas de Geoges Soros y el Nuevo Orden Mundial. Son como lo dice el autor las dos caras de Jano, concluyendo sabiamente Las rodillas estarán en el cuello de todos en los próximos meses.

En octubre de 1999 escribí "Chávez el ultimo fraude del siglo", alertando de cómo se podía creer en las promesas de un militar venezolano, pagado, educado, forjado y entrenado en el anticomunismo y en la defensa del Estado venezolano como parte de un ejército permanente fundado en 1910 precisamente para ser el sostén principal del moderno Estado venezolano. No importando, si su careta es dictatorial o democrática, civil o militar. Pero además de un ejército que desde los años 80’ del siglo pasado venia en una tradición de corrupción y narcotráfico creciente y sobre todo con la herencia de haber derrotado a la subversión comunista en el plazo más corto de todos los movimientos armados de la época en la región.

Desde el 2013 cuando Capriles negocia con el gobierno el resultado electoral de abril del 2013 y luego en enero del 2014 cuando María Corina y Leopoldo López lanzaron criminalmente a la calle a una juventud desarmada, como "única salida" del gobierno de Maduro, para a los dos meses negociar con el mismo un nuevo CNE para las elecciones de diciembre del 2015.

Esas denuncias y alertas se mantuvieron hasta el 2018. Gobierno y oposición atrapados y sin salida, su única misión y función era y es evitar una rebelión popular autónoma, especialmente de los trabajadores y asalariados y sobre todo fortalecer al Estado militar-delictivo, que hoy es un Estado que nos tiene no solo con Las rodillas en el cuello de todos, sino que con bajo el manto del coronavirus ha terminado de convertir al país en un inmenso campo de concentración, donde para diversión de los prisioneros, nos entretienen con dos payasos haciendo el papel de "presidentes", unidos en el engaño y la represión , pero sobre todo en la corrupción y el saqueo.

La sociedad mundial con este nuevo juego perverso de patriotas contra globalistas, de Trump contra China, aliado de Rusia, ya los venezolanos sabemos cómo funcionan en la realidad. Los tres están aquí desde Chávez robando y saqueando a este país desde hace años.

Los norteamericanos van a vivir con el próximo levantamiento contra Trump, dirigido por Soros, Gates y la elite mundial, que también esta con Trump, quien le pone la rodilla en el cuello: Trump o Biden.

Y miren que casualidad, aquí en Venezuela, Chávez y el ejército se apoyaron en el único sector social afín a su esencia : En el lumpen proletario y el Lumpen Burgués, esa masa desclasada que vive del crimen y sobre todo del trabajo de los demás. En EEUU, Soros de igual manera ha organizado al lumpen proletario que hoy sale al incendio y el saqueo en apoyo, a ese lumpen burgués que se llama la dirección del partido demócrata, integrada por criminales, pedófilos y corruptos.

Debemos comprender que estamos viviendo los inicios del capitalismo del crimen organizado, dirigido por la organización más criminal que ha existido en la historia de la humanidad como es el sistema bancario-financiero. El mundo y el dinero como la sangre que alimenta al vampiro fluye a través de las venas y ramas "productivas" como el manejo del crédito, la deuda, los precios y tasas de intereses, los paraísos fiscales, la evasión fiscal, el tráfico de personas, órganos y especies, la prostitución, la pornografía y pedofilia, la neo esclavitud, el trabajo infantil, el narcotráfico, el blanqueo y lavado de dinero, las guerras y las compañías militares privadas junto a las mafias mundiales de todo tipo y pare de contar.

Hoy a esa elite mundial del capital financiero encabezado por el capital anglosajón y el reducido número de familias que concentran la mayor cantidad de poder y capital, están conscientes y necesitan crear un nuevo mercado mundial, donde por lo menos 6000 millones de personas sobran, por cuanto no tienen ni trabajo, ni ingresos con que acceder al consumo de ese nuevo mercado, por lo que representan un gasto social que debe ser suprimido. Pero igualmente ese mismo capital está consciente, en especial sus dirigentes como Soros, Rothschild que entre la masa de trabajadores, desempleados, marginados encontraran los mercenarios y delincuentes para llevar adelante sus planes de gobernanza mundial.

En todos los sectores de la sociedad mundial impera hoy el dinero como el dios omnipotente, omnisciente y omnipresente, para el cual sobran los delincuentes en todos los sectores de la sociedad, desde políticos de "izquierda y derecha", militares, científicos, periodistas dispuestos a venderse al mejor postor para llevar adelante el trabajo sucio en nombre del capital contra el único enemigo de este:El trabajador que vive de su trabajo y los asalariados, únicos interesados en cambiar el actual orden y sistema dominante.

Evitemos que la rodilla comience a presionar nuestro cuello, y por lo menos tomemos conciencia no solo de nuestros enemigos nacionales, sino de quien es el verdadero enemigo mundial, que en cada uno de nuestros países, controla los dos bandos de gobierno y oposición.

Ante la globalización del capital, opongamos la globalización del trabajo.

Los trabajadores pueden existir sin capital, pero el capital, no puede existir sin el trabajo.

El virus del capital, solo existe y se reproduce en el cuerpo y sangre del trabajador, la única cura es aniquilar al virus.

El único tratamiento la lucha abierta contra él y sus Estados y ejércitos.

La única medicina, no necesitamos exterminar a una minoría que no representa al 0,001 % de la población mundial, simplemente que vivan de su trabajo y no del trabajo de la mayoría de la humanidad.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 880 veces.



Pablo Hernández Parra


Visite el perfil de Pablo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: