Diálogo estratégico

Los grandes esfuerzos políticos e ideológicos que tenemos planteado los pueblos del sur están guiados por la necesidad imperiosa de desarrollar el lineamiento que nuestro comandante eterno nos propuso cuando nos dijo que debemos marchar bajo las banderas de la unidad, lucha, batalla y victoria. El desarrollo de estos cuatro elementos son tareas obligadas para echar por tierra el asedio guerrerista del imperialismo gringo contra los pueblos del mundo que le son incomodos. Los eventos políticos y sociales de carácter internacional, para estrechar lazos de unión y acercamiento, guiados por el pensamiento liberador de nuestros libertadores, son y serán de gran importancia para dignificar y acercar nuestros pueblos.

En nuestro caso los venezolanos estamos y lo hemos demostrado, al identificarnos con las propuestas de dialogo por la paz y la defensa de la soberanía nacional; aislando y derrotando al sector mercenario, trasnacional y apátrida, bozaleado con dólares imperiales producto de bienes conculcados a nuestra nación que tiene fuera de nuestras fronteras patrias. Es indudablemente un objetivo, como también lo es fortalecer las alianzas y acuerdos internacionales que nuestra cancillería ha desarrollado exitosamente. Le damos igualmente importancia nacional a la unidad vital cívico militar y al polo patriótico, que debe mantenerse y desarrollarse junto a las organizaciones sociales.

Multiplicar la acción de calle de los dirigentes en todos los pueblos y caseríos para desarrollar la unidad y defensa de la soberanía, dándole prioridad a la organización de los Consejos Comunales y Comunas; así como desarrollar en todas las empresas los CPT, que estamos obligados a desarrollarlos y consolidarlos en el tiempo, sin apartar el carácter contralor y la dignificación de la fuerza laboral. No podemos fallar en esta importante tarea estratégica de carácter socioeconómica que nos hemos planteado si queremos verdaderamente construir un sistema económico – socialista. Para muchos revolucionarios el socialismo no cae del cielo, ni lo construye funcionarios y dirigentes sin formación ideológica. El dialogo estratégico pasa igualmente por impulsar una revolución cultural a todos los niveles del partido y las instituciones del Estado para formar los patriotas revolucionarios, como lo señalo Robinson cuando dijo que "para hacer patria, necesitábamos patriotas".

Vamos al diálogo en todos los niveles. También debemos tener claro, que es lo viejo y que es lo nuevo dialécticamente analizando la organización y la unidad de acción que debemos desarrollar, así como tener claro quiénes son los amigos del pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 372 veces.



Luís Roa


Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luís Roa

Luís Roa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284030.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO