Así de atrasados y atrofiados estamos hoy bajo el mando de Maduro

Esta será probablemente la última vez que escribo sobre este tipo de cosa (ver más abajo), donde presento ideas de cómo una comunidad, una sociedad, o un país, en este caso Venezuela, podría alcanzar un nivel de justicia social y humanismo avanzado dentro del actual sistema casi mundial capitalista, explotador, racista, machista, y egoísta, permitiendo que el sistema capitalista actual funcione (para que no traten de matarnos por oponernos), sin embargo estaríamos utilizando sus herramientas fundamentales (como el dinero) para alcanzar el bienestar equitativo comunal de nuestra sociedad.

No hablo de algún ideal, ni de algún sueño o deseo, ni de ninguna fantasía, no, hablo de algo práctico-real, algo alcanzable, algo que ya se ha hecho en EEUU en ese ambiente capitalista.

Es algo real, es algo muy verdadero, y es algo que funciona perfectamente en la vida real, solo que hay que tener la voluntad y querer aplicarlo y hacerlo, eso es todo, no requiere nada más que un compromiso moral por parte de todos nosotros, como sociedad, a largo plazo.

Bueno …

Si la Asociación Matemática de América (Mathematical Association of America), o MAA, basada en Washington D.C., la cual existe desde el año 1915 --- dentro de uno de los sistemas más capitalistas del mundo (EEUU) ---, si ellos han podido hacerlo, entonces creo que cualquiera de nosotros que tenga la voluntad para hacerlo, podría hacerlo también.

LA MAA

A partir del año 1984, y durante varios años, fui miembro de la MAA.

Una de las razones que me uní a ellos --- aparte de mi alto interés en las matemáticas ---, fue que me gustó mucho la manera en que estaban (y están) organizados, de una manera justa y humanista, colaboradora, comunal, contrario al capitalismo tradicional de EEUU.

Eso me gustaba, mucho.

La idea principal de la MAA es que todos sus miembros obtienen el mismo beneficio, y la misma calidad de servicio, pero cada quien paga de acuerdo a su capacidad de generar ingresos, o sea, pagan algo diferente, algunos más, y otros menos, por categorías (o rankings), en base a escalas de ingreso preestablecidas por la MAA.

Básicamente, si tienes un trabajo fijo, con un ingreso fijo, pagas tanto, pero si eres una persona retirada, entonces pagas menos, y, si eres un estudiante, pagas aun menos todavía, la idea es sencilla, cada quien paga por el mismo servicio --- y por la misma calidad de servicio --- en base a su propia capacidad de generar ingresos.

En el caso de la MAA:

Miembro pleno (tiene ingreso de su trabajo) - $249
Miembro retirado (no tiene ingreso de trabajo) - $100
Miembro en transición (recién empezando a trabajar, poco ingreso de trabajo) - $59
Miembro estudiante (no tiene ingreso de trabajo) - $35

Ver: https://www.maa.org/membership/membership-categories

También ofrecen ser Miembro departamental (facultad escolar por ejemplo), o comunal, o sea, un departamento de matemática universitario puede ser miembro y pagar entre $500 y $1500 anualmente dependiendo de su tamaño y alcance (capacidad de generar ingresos para la universidad), y compartir todo el material (mucho) y los servicios del MAA con todos sus alumnos y con el resto de la facultad (y con visitantes como yo cuando era pobre y visitaba las facultades de matemática sin ser un estudiante registrado, para leer el material de la MAA).

Ver: https://www.maa.org/membership/membership-categories/departmental-membership-benefits

Me acuerdo que cuando yo fui miembro, cuando uno llenaba la aplicación --- era por correo ya que no había internet ---, bajo cada categoría también exigían conocer el ingreso anual real de cada quien ya que el ingreso de uno determinaba cuanto uno y todos íbamos a pagar anualmente para ser miembro, pero, la cosa es que eso implicaba decirles la verdad, o sea, eso implicaba que uno iba a ser honesto y no iba a mentir (para pagar menos), aun desde lejos (yo estaba en Montreal, muy lejos de Washington D.C.), y ese concepto me gustaba mucho.

Mucho.

Allí estaba la clave, era de no mentir.

Debe ser por eso que la MAA funciona tan bien (y sigue funcionando bien y existiendo desde hace más de 100 años), porque la inmensa mayoría de los matemáticos no mienten ya que uno no puede hacer buenas y efectivas matemáticas en base a la mentira.

Bueno …

Se podría aplicar este mismo concepto de la MAA a Venezuela.

VENEZUELA

Para poder poner en marcha este tipo de sistema generalizado (de la MAA) en la comunidad venezolana (la sociedad), en general, tendríamos que asegurarnos de tener las siguientes cosas.

1- Un registro único donde cada adulto estaría registrado con su promedio de ingreso productivo (mensual por ejemplo), y una asignación de un carné electrónico que refleje y registre esa realidad con un número de ranking (#) del 1 al 10 por ejemplo:

- Un médico con un ingreso mensual de $1000 podría tener el ranking #1
- Un funcionario con un ingreso mensual de $500 mensuales podría ser un #5
- Un empleado a salario mínimo mensual de $100 podría ser un #10.

2- Cada negocio, comercio, vendedor, etc., establecería un Precio de Base para cada producto y servicio, por ejemplo:

- Pan en rebanadas = $5
- Consulta con abogado = $50
- Boleto de avión a Miami = $500

3- Cada quien, cuando quisiera gastar su dinero en algo, lo haría con su carné y pagaría de acuerdo a su numero de ranking (#).

(El precio del producto para cada quien sería equivalente al Precio de Base dividido por el número de ranking.)

Por ejemplo:

Pan -----

Médico (#1) = pagaría $5
Funcionario (#5) = pararía $1
Empleado a salario mínimo (#10) = pagaría $0,50

Consulta con abogado -----

Médico (#1) = pagaría $50
Funcionario (#5) = pagaría $10
Empleado a salario mínimo (#10) = pagaría $5

Boleto de avión -----

Médico (#1) = pagaría $500
Funcionario (#5) = pagaría $ 100
Empleado a salario mínimo (#10) = pagaría $50

Básicamente, los más ricos pagarían --- para cualquier producto o servicio de la misma calidad --- diez veces lo que un empleado a salario mínimo pagaría, mientras que los demás, quienes tendrían los ranking, entre #2 y #9 (como el funcionario), pagarían algo entre los dos.

CONCLUSIÓN

La razón que dije que esta será probablemente la última vez que escribo sobre este tipo de cosas, es porque lo he hecho muchas veces antes, entre el 2002 y el 2015, pensando que este tipo de idea podría eventualmente ser adoptada aquí en Venezuela, pero, finalmente, y desafortunadamente, me di cuenta que este tipo de cosa no podrá ser adoptada por Venezuela, por lo menos no en el corto o mediano plazo (dos o tres generaciones), y eso sería debido principalmente al terrible deterioro de la productividad y de la moralidad de nuestra sociedad desde que Maduro ha estado en el poder.

(Con Chávez había una esperanza, pero esa se evaporó, él murió.)

Hoy, desafortunadamente, lo que más vale aquí en nuestra Venezuela, es la viveza criolla, el oportunismo, el amiguismo, el nepotismo, el facilismo, el aparentar, el consumismo, y el yoismo en general, o en otras palabras, el sálvese quien pueda.

Las herramientas sociales que más se utilizan hoy aquí en nuestra Venezuela --- en casi todos los niveles de nuestra sociedad --- para satisfacer estas bajas tendencias, son la mentira, el engaño, y el encubrimiento, y desafortunadamente, con todas estas improductivas características, bueno, es imposible aplicar este interesante y práctico-real y más justo y humanista concepto de la MAA.

Aunque aquí en Venezuela tal vez hubiera sido eventualmente posible bajo el mando de Chávez (en dos o tres generaciones), estoy seguro (ahora) que bajo el mando de Maduro eso será absolutamente imposible, ni hoy, ni mañana, ni en 200 años cuando Maduro ya no exista, ya que el daño productivo y moral que se ha permitido, propiciado, y acumulado con Maduro en el poder ha sido de proporciones tan gigantescas que será imposible revertirlo o reorientar nuestra sociedad hacia algo positivo moralmente, más productivo, más justo, y más humanista a corto o mediano plazo.

Así de atrasados y atrofiados estamos hoy bajo el mando de Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1884 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a282258.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO