El presidente Nicolás Maduro y las necesarias designaciones ministeriales

Gran expectativa generó en Venezuela y en el ámbito internacional el exhorto del Presidente Nicolás Maduro a todo su tren ministerial para que los ministros colocaran sus cargos a la orden y permitir una reestructuración completa del mismo. Así se comunicó entonces: "El presidente ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano", anunció ese día la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. https://www.hispantv.com/noticias/venezuela/413807/crisis-maduro-gabinete-ministros

Ello ocurrió hace ya tres semanas y hasta ahora sólo se ha cambiado al ministro de Energía Eléctrica en función de la crisis en cuanto a la generación y distribución de electricidad en el país, producto de los ataques continuados que ha sufrido el Sistema Eléctrico Nacional. Mientras, se mantiene la incertidumbre acerca de los necesarios y ya urgentes cambios que se debe hacer en el poder ejecutivo. Llega un momento en que, como bien lo precisó el presidente, se requiere la reestructuración, no sólo de nombres entre los ministros (ojalá y no sea el tradicional "enroque" que no ha dado resultados), sino también de formas de gobierno, de métodos que sean más eficaces y que se alejen de los clanes familiares, nepotismo, y grupos de poder que se organizan no para solucionar los problemas al pueblo, sino para obtener prebendas en función de intereses particulares, de lo cual el pueblo está harto y que el mismo presidente fustigó también hace algún tiempo.

CORRUPCIÓN, INDOLENCIA Y BUROCRATISMO ENEMIGOS DEL PUEBLO: Previamente, el presidente Maduro manifestó su exasperación en su discurso ante el Tribunal Supremo de Justicia, en enero de este en los siguientes términos: "Un llamado al pueblo para profundizar una cruzada contra la corrupción, pues a pesar que el enemigo más grande es el imperialismo, el peor es la corrupción. "Estoy obstinado de la indolencia y del burocratismo. Estoy obstinado de la indolencia y el burocratismo que dañan la vida del pueblo. Quiero un cambio y una corrección profunda de los errores de la Revolución Bolivariana y un combate a fondo de la corrupción en toda sus formas de expresión". http://ciudadccs.info/nicolas-maduro-estoy-obstinado-la-indolencia-burocratismo/.

En este sentido, Maduro interpreta el sentimiento de frustración de un pueblo que ha acompañado el proceso revolucionario, hasta en los peores momentos del mismo, en medio del terrorismo guarimbero que asoló parte del territorio nacional, de la guerra multifactorial y de los recientes ataques, como el nombramiento por parte de Trump de un títere a través del cual controlar los recursos económicos y energéticos de nuestra Patria, así como el dominio político-económico de Venezuela.

También ha sido estoico nuestro pueblo al resistir los embates del saboteo al Sistema Eléctrico Nacional y de allí su comportamiento atento, paciente y expectante, pero alerta ante los posibles ataques imperiales y las amenazas permanentes que del imperio se envían.

Por ello, el pueblo espera que los cambios que haga el presidente sean acertados y que los nuevos ministros cumplan con los requisitos que debe tener el nuevo equipo: compromiso revolucionario, protección al pueblo, saber combinar la formación técnica con la destreza política (eso que se llama la tecno-política) y la entrega al proceso revolucionario. Alejado de las apetencias individuales que se mantiene en parte de quienes no han logrado incorporar los aspectos axiológicos de un proceso de transformación social hacia el Socialismo.

Así que presidente Maduro, no le dé más largas al asunto, que, como decía Chávez: "el diablo está en los detalles" y no puede el presidente a estas alturas hacer designaciones de compatriotas que lleguen a improvisar en un ministerio, sin tener noción de lo que deben hacer, sin conocimiento y con pésimas asesorías. Se debe ser subversivo, audaz, pero con manejo político y técnico. No se puede despreciar la formación académica ni la experiencia y en el proceso revolucionario hay muchos camaradas con capacidad, con credenciales, con criterio en todas las áreas de la economía, la industria, la producción, la educación, la salud, la agricultura, y con compromiso revolucionario comprobado.

Mucho se ha perdido por ministros con altas credenciales y poco compromiso y también con mediocres comprometidos. De corruptos que antes se vincularon a Chávez y al propio Maduro y ahora se encuentran refugiados huyendo de la justicia venezolana, convertido en vulgares delatores. De allí la difícil, pero necesaria selección de quienes cumplan las tareas delicadas de un "alto" funcionario o servidor público en un proceso revolucionario tan complejo como el venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 850 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a277821.htmlCd0NV CAC = Y co = US