La Crónica Taquense

No al Estado burgués

Es necesario consolidar el poder para pueblo. La maquinaria estadal burguesa es una estructura organizativa totalitaria y vertical, donde quien dice la última palabra es la tendencia burguesa dominante, para construir una sociedad de justa distribución de las riquezas y justicia social, el Estado burgués es inoperante como instrumento organizativo de poder; esperamos que la nueva Constitución del 2018 nos proporcione el nuevo y necesario orgón.

Estamos de acuerdo que en lo económico hay que rectificar, el pilar fundamental de la economía, no puede seguir sustentándose en las rentas o beneficios que producen el petróleo, el hierro, el oro y otros rublos estratégicos; sino en la industrialización de toda la nación y en la consolidación de una agricultura que satisfaga las necesidades de toda la población; de lo que trata ante la crisis que produce el bloqueo económico, es que se le garantice a todos los venezolanos el acceso a la alimentación y a las medicinas, y que se produzca un gran excedente para la exportación.

El 20-08-2018 con la aplicación de las nuevas medidas económicas, en un ambiente de total paz, el Presidente Nicolás Maduro Moro realizará el gran viraje que necesita la economía, que encenderá un poderoso aparato productivo donde las ganancias de los capitalistas no pasarán del 30% y los beneficios del pueblo serán el 70% restante.

La idea de anclar el BsS al Petro, al valor del barril petrolero,-el cual hagan lo que hagan los imperialistas, seguirá subiendo de precio nos parece genial-; ya que al revalorizase nuestra moneda se evitará que las mafias de comerciantes y capitalistas insaciables y crueles sigan subiendo los precios de los productos o sacándolos del país. Subir el precio de la gasolina a estándares internacionales impedirá que la continúen contrabandeando a Colombia. Y sin duda, el subsidio directo del combustible y los repuestos de los vehículos privados y los transportes colectivos beneficiarán al pueblo porque este no será afectado por el aumento.

El anuncio de las medidas que tomará el Gobierno Nacional fue la causa que llevó a la oligarquía colombiana y a la ultra derecha que vive en Miami y en el país a planificar el atentado el 04-08-2018, contra el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela quien salió ileso gracias a Dios, al pueblo, a la Guardia Presidencial (FANB), y según las creencias populares al poderoso espíritu de Hugo Rafael Chávez Frías. Condenamos categóricamente este abominable hecho y nos sumamos a los que exigen que a los culpables se les aplique todo el peso de la ley.

Pero volviendo al tema del Estado burgués diremos que, El Comandante Hugo Chávez internalizó la necesidad de construir un nuevo Estado: el socialista, cuyos pilares fundamentales fuesen la democracia directa, participativa y protagónica y la libertad. Y prueba de ello fue la creación del Primer Poder o Poder Popular; por primera vez, en el acontecer humano se le da constitucionalmente apoderamiento al pueblo.

Ahora bien, ¿cómo será la democracia que aspiramos?

Se puede considerar como un proceso de vida que implicará una concepción global de los seres humanos. Los autogobiernos comunales, administrando recursos de la Nación venezolana para darle respuesta a la problemática de las comunidades; la gente se organizará en asambleas populares autónomas con soberanía para determinar, resolver y actuar, con voceros horizontales destituibles si no cumpliesen los planes y proyectos del colectivo.

Y por otra parte, consideramos que la verdadera democracia socialista debe ser de todos y para todos, y nunca de élites privilegiadas. No es posible seguir reproduciendo esquemas organizativos negadores de la participación de la gran mayoría. El hecho que un sistema se titule de democrático no implica que lo sea, sólo lo será cuando se le da poder a las masas excluidas de siempre.

La democracia socialista será un quehacer que generará tensiones y muchas veces contradicciones, no será fácil desprendernos del Estado burgués vertical; por eso, hasta que cada uno no tenga verdadera y real participación e injerencia en todo lo que le atañe, llámese economía, espiritualidad, educación, política, cultura, partido o sociedad en general, el socialismo sólo podrá pensarse como una utopía en el sentido de futuro por edificar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 506 veces.



Jesús Muñoz Freites

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Muñoz Freites

Jesús Muñoz Freites

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a267502.htmlCd0NV CAC = Y co = US