¿Lo sabrá usted? ¿Cuándo madurará la dirigencia política?

Si algo es necesario en Venezuela es la renovación de las organizaciones políticas, las cuales han nacido, crecido y persistido llenas de vicios y desconexión con la realidad social del país. Basta con ver a algunos (¿?)… dirigentes de las organizaciones políticas que su conducta va por una vía mientras que su discurso va por otra y en dirección opuesta. Es frecuente ver a los dirigentes y directivos de las organizaciones políticas llamándose portadores de la voz del pueblo y ni siquiera saben como piensa el pueblo o que necesidades y deseos tiene. Algunos ni siquiera salen de las paredes del partido para hablar con el pueblo, llegando a pensar que el pueblo le debe pedir audiencia para hablar con ellos y rendirle pleitesías… algunos sólo son dirigentes de salón o de escritorio.

En la actualidad las organizaciones políticas venezolanas deben ser revisadas y adecuadas a la realidad política del comportamiento del venezolano, ya que la conducta política del venezolano ha experimentado grandes avances mientras que las organizaciones políticas, recientes y maduras, se han anquilosado. Sus dirigentes se han empeñado en no ver la realidad y mantener las estructuras de los partidos tal como se concibieron, ellos y los anteriores, sin actualizarse. Esto trae como consecuencia que el pueblo rechace a las organizaciones políticas, tanto del oficialismo como de la oposición. Así vemos como en el mes de Agosto de 2004, hubo una asistencia masiva, sin precedentes, en los comicios mientras que dos meses y medio después, la participación del electorado experimentó una merma significativa, a pesar de ser las mismas organizaciones políticas las que hicieron los llamados en ambas oportunidades.

Esto no es casual, es producto de una simpatía en el electorado por algunas posiciones, como el salir o no del presidente, pero no de simpatizar con una u otra organización política. Algunos dirigentes incluso llegan a considerar que la votación obtenida en los comicios es de un electorado cautivo de la organización política, lo cual es falso… en especial para quienes piensan que los votos depositados con la tarjeta del MVR corresponden a militancia. No eso no es cierto. Hay muchos venezolanos que no desean militancia política por las enseñanzas y desalientos del pasado, pero que si apoyan al presidente y su apoyo se materializa a través de la tarjeta que lo identifica. Pero podemos recordar que en algunas oportunidades, cuando ha habido discrepancias en sus filas el mismo presidente ha amenazado con irse del MVR para ver que ocurre…

Frente a esta necesidad de renovación, no solo de los cuadros, sino de la estructura, algunos dirigentes se empeñan en decir que ellos propician la reorganización pero no la facilitan, por el contrario la obstaculizan, ¿CÖMO?, no permitiendo el uso de las instalaciones y recursos de la organización a aquellos compañeros que desean promover la capacitación, el orden, la regularización de las cosas de acuerdo a los reglamentos, la capacitación y difusión de la ideología y de la realidad de la organización, entre Otras Cosas. Pareciera que siguen pensando en el pasado lejano (y porque no, en las prácticas actuales) donde los dirigentes que ocupan cargos de dirección se creen los dueños del partido y de su tarjeta; prácticas como el negarle la preparación y difusión de las ideas porque de esa manera se atornillan en los cargos. RECORDEMOS QUE EN EL PAÍS DE LOS CIEGOS EL TUERTO ES REY… O, UN PAÍS SIN EDUCACIÓN ES INSTRUMENTO CIEGO DE SU PROPIA DESTRUCCIÓN…

En particular un a organización que trata de materializar un proyecto de cambios, cambios radicales que abatan las malas costumbre del pasado y presente político nacional, deben empezar por producir el cambio de mentalidad de sus dirigentes… se debe procurar que los simpatizantes se preparen ideológicamente para enfrentar a los adversarios, que no sólo están fuera del partido, sino que muchos están dentro de la organización, como aquella película “DURMIENDO CON EL ENEMIGO”.

ES NECESARIO FACILITAR A TODAS LUCES LOS PROCESOS DE REVISIÓN, RENOVACIÓN, ADECUACIÓN Y CAPACITACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS PARA PODER LOGRAR QUE ESOS CAMBIOS SE HAGAN PERMANENTES EN EL TIEMPO. NO SE DEBE REPETIR LAS FALSAS DEL PASADO. II-II-V

LELASIG@YAHOO.COM SIGLEA@CANTV.NET


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3053 veces.



Sigfredo Leal Levy


Visite el perfil de Sigfredo Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: