Mitomanía revolucionaria

Es casi inevitable escapar del fanatismo desmedido que suele manifestarse en los juicios políticos de muchos venezolanos. Hay visiones tan extremas que resultan incomprensibles. Cuando una persona defiende a capa y espada los mitos de esta mal llamada revolución, uno queda pasmado. Mucho más desconcertante es la tendencia a desvalorizar los méritos académicos y profesionales al apoyar la idea que cualquier sueldo que se perciba un profesional, tenga los méritos y estudios que tenga, es suficiente. La movilidad social no debe existir, según estos teóricos del madurismo.

La conversa resulta irónica cuando a uno le enrostran lo bueno que se vive en esta nación. Y hasta tienen el tupé de justificar la vida de millonarios de los políticos revolucionarios chavistas, y /o de sus hijos, que descaradamente disfrutan en Europa o los Estados Unidos.

Tamaños disparates chocan contra el sentido común de la gente, la inteligencia es ofendida. Esos dislates maquiavélicos son dignos de un record Guinness. Los mitómanos de la política madurera o psuveca se creen sus propios cuentos y hasta califican de iletrados a los disidentes de esta porquería de modelo social y económico.

Resulta imperdonable que juzguen a los jóvenes o a cualquier ciudadano, por buscar nuevos horizontes fuera de nuestras fronteras para intentar construir un futuro de progreso que ha sido desbaratado por las mafias gobierneras y corruptas que dirigen nuestro país.

Un cambio tiene que llegar. Venezuela no debe seguir en este rumbo incierto. Ya basta!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2601 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: