Paaarrrtidaaa ….para las presidenciales…y ahora las candidaturas

Como lo afirmamos en un artículo publicado en aporrea en el mes de diciembre de 2017, la dinámica política desarrollada durante ese año transcurrido y particularmente sus últimos 6 meses, cuando se realizaron tres procesos electorales que permitieron recomponer, entusiasmar, organizar y dotar de una "idea fuerza" al chavismo que venía duramente golpeado en sus emociones y perspectivas por la prematura muerte de su máximo LIDER Hugo Chávez Frías y de una contundente derrota en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015, nos parecía inevitable desembocar en una convocatoria a Elecciones Presidenciales en los primeros meses del año 2018, usando la condición de Supra Poder Constitucional de la Asamblea Nacional Constituyente. Es la política como expresión concreta/tangible de la lucha por el poder. El Florentino Nicolás Maquiavelo recogió y construyó con una perspectiva universal elementos históricos que siempre han estado presente en esas confrontaciones por acceder, mantener y consolidar el PODER PUBLICO. No en vano el mismo lo disfrutó como funcionario diplomático importante de Florencia, observó el auge y caída de personajes influyentes como el extremista sacerdote dominico Girolamo Savonarola, también padeció la pérdida del poder y sus beneficios, cayendo en desgracia política hasta el extremo de ser encarcelado y torturado colgándolo con correas alrededor de la clavícula y dejándolo caer. Maquiavelo logró sobrevivir y se refugió en una campiña heredada en las cercanías de la ciudad de Florencia desde donde escribió varias obras entre las cuales se ubican El Principe, La mandragora y El arte de la guerra.

Los venezolanos hemos sido testigos de las negociaciones que en los últimos meses y semanas han venido protagonizando los representantes del Gobierno Nacional, nombrados por el Presidente Nicolás Maduro, en la Mesa de Negociación que se han desarrollado en Santo Domingo (República Dominicana) con intermediación internacional acordada entre éstos y los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) nombrados por los cuatro principales partidos de la oposición (PJ – AD – UNT – VP). Los dos sectores habían avanzado en la construcción de un Proyecto General de Acuerdo que abordaba diversos aspectos de la situación política, económica y social que actualmente vivimos en Venezuela. Entre los temas a negociar estaba la posibilidad de acordar una fecha para la realización de las elecciones presidenciales y también la conformación de una directiva del Consejo Nacional Electoral aprobadas por las dos partes negociadoras. Este y otros temas están directamente relacionados con la decisión de solicitarle formalmente y de común acuerdo a los gobiernos de la Unión Europea, el Gobierno de los EEUU y los de América Latina que integran Mercosur y otros organismos multilaterales, suspender y dejar sin efecto todas las sanciones económicas contra las instituciones del Estado y Gobierno venezolano. Cuando se esperaba la firma definitiva del acuerdo y los venezolanos aspirábamos comenzar a transitar una dinámica diaria sin bloqueos económicos, sin el impacto hiperinflacionario del Dólar Today, así como la especulación cartelizada y la inflación inducida, los representantes de los 4 partidos de la MUD decidieron no asistir a la reunión final donde se suscribirían todos los acuerdos trabajados desde República Dominicana y Venezuela con el acompañamiento y veeduría de representantes internacionales de gobiernos y partidos de la socialdemocracia latinoamericana y europea como el PSOE.

No es una casualidad que inmediatamente después del abandono de la MUD en las Mesas de Negociaciones, la Unión Europea anuncia nuevas medidas contra Venezuela y el Director de la Central de Inteligencia Americana (CIA) Mike Pompeo declara por la calle del medio que ese organismo de inteligencia y contra-inteligencia de los EEUU está detrás de todas estas últimas medidas contra Venezuela. Además anuncia que seguirán trabajando en estas operaciones de saboteo y bloqueo económico para "hacernos chillar" como lo hicieron con la economía chilena cuando gobernaba el Presidente Salvador Allende.

No se trata de jugar a las adivinanzas o al azar sobre esta posibilidad que planteamos en aquel momento de diciembre 2016 sobre la inminencia de unas elecciones presidenciales para el primer semestre del 2018. Se corresponde con el análisis histórico, político, coyuntural y prospectivo de la lucha por el poder en la Venezuela actual. El papel abierto y reconocido públicamente por Altos Funcionarios de algunos gobiernos europeos, latinoamericanos (Grupo de Lima), la agresiva y beligerante posición del Secretario General de la OEA Luis Almagro y particularmente la liderizada por el Gobierno de los EEUU (declaraciones desde el Presidente Trümp, el Secretario de Estado, el Sub-Secretario para el Hemisferio Occidental, el Jefe del Comando Sur, Miembros de la Cámara de Representantes y Senadores y las últimas del Director de la Agencia Central de Inteligencia-CIA, Mike Pompeo), señalando las más diversas medidas de Bloqueo Económico contra las instituciones del Estado venezolano, particularmente PDVSA y sus filiales, BCV, Ministerios, Fundaciones, Empresas Importadoras y también contra empresarios que realicen negocios de compra-venta con el Estado y Gobierno venezolano. Todas esas agresiones internacionales podían generar reacciones de quiebre o rendición de los gobernantes chavistas o también una aceleración radical en la defensa institucional del Gobierno, el Estado y el Poder.

No se trata solamente de medidas contra individualidades que desempeñan Altos Cargos de Estado, de Gobierno y de activismo político. Al colocarle nombres y apellidos a una parte de las sanciones, se oculta las más duras y radicales contra las instituciones del Estado venezolano, particularmente las encargadas de negociar, comprar, vender y manejar recursos o divisas internacionales. Las medidas han estado dirigidas fundamentalmente a bloquear económicamente al país y sus habitantes, con las graves consecuencias que estas acciones implican al no poder acceder a instituciones crediticias internacionales, movilización de activos nacionales, compra y venta de productos alimenticios, medicamentos, insumos, repuestos, incluyendo saboteo procedimental y técnico en el pago oportuno de los montos de intereses y capital de la Deuda Externa venezolana, que suma la cancelación de compromisos adquiridos por todos los últimos gobiernos de AD, COPEI, Convergencia, Chávez y Maduro. Esto último se orienta a crear condiciones de padecimientos económicos severos por parte de la mayoría de los habitantes del país e intentar llevar a la República a una situación de insolvencia, retraso, impago oportuno o default internacional para aplicarle sanciones de embargo y bloqueo de activos de toda la Nación, empeorando así las condiciones de vida de la inmensa mayoría de habitantes de este país.

La oposición venezolana al obtener una importante victoria en las elecciones parlamentarias de diciembre 2015, comenzó haciéndose trampa entre ellos mismos, porque según los acuerdos logrados entre los partidos que obtuvieron representación parlamentaria mayoritaria, el primer año de ejercicio para presidir la Asamblea Nacional o Poder Legislativo correspondía al partido que obtuvo mayor número de parlamentarios. Es decir que le correspondía a Primero Justicia, el segundo año presidiría Acción Democrática, el tercero Un Nuevo Tiempo y el cuarto año Voluntad Popular. Allí se demostró la capacidad de hacer trampa y la disposición para saltarse cualquier acuerdo por parte de los "viejos zorros" de AD, encabezados por el curtido y septuagenario parlamentario Henry Ramos Allup, el mismo que sus coterráneos y compañeros de partido, los hermanos Celli obligaron democráticamente y con disparos de por medio para que abandonara el estado Carabobo en la década de 1980, donde estos hermanos adecos dominaban políticamente antes que los desplazara de ese poder territorial y federal Enrique Salas Römer y su familia. Henry Ramos Allup logró "amarrar" el apoyo de los emotivos, "lechuguinos y petrimetres" parlamentarios del partido Voluntad Popular, para apoyar al partido AD para que presidiera la Asamblea Nacional el primer año, el período "lomito" políticamente hablando, porque después de ese año era previsible que el gobierno chavista, presidido por Nicolás Maduro, su organización el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y los Altos Mandos de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana, reaccionarían para detener la caída electoral y política que anunciaba graves riesgos de perder definitivamente el poder.

Desde el mismo momento en que se instala la nueva composición de la Asamblea Nacional, con su directiva presidencial surgida de una maniobra violatoria de los acuerdos entre los integrantes de la MUD y particularmente entre PJ, AD, UNT ,VP y AP, es decir que AD con su principal líder y vocero, Henry Ramos Allup lograron el acuerdo con los emotivos y "tocados de fiebre protagónica" directivos de Voluntad Popular y fuerzan el apoyo del partido Un Nuevo Tiempo contra los derechos de Primero Justicia, ya podían proyectarse las perspectivas truculentas y accidentadas de su accionar, además del reguero de resentimientos, odios y deseos de venganza entre algunos de los socios de esta Sociedad de Accionistas Políticos con Responsabilidades Limitadas. Apenas comienzan su acción como nueva mayoría parlamentaria, atacan al chavismo y sus principales símbolos referenciales pateando y botando a la basura las imágenes del Libertador y Principal Forjador de la Nación y República Independiente de Venezuela (Simón Bolívar) y también las imágenes de quien logró recuperar la carga revolucionaria, independentista, soberanista, integracionista, incluyente y transformadora de nuestra historia constitutiva, impulsando la construcción de la ansiada y postergada unidad entre las más diversas agrupaciones progresistas y nacionalistas, individualidades y visiones diferentes entre las mayorías populares que conforman la sociedad venezolana entre finales del siglo XX y comienzos del XXI, nos referimos a Hugo Chávez Frías y todo su significado como LIDER político.

Prosiguieron los miembros de esta nueva mayoría parlamentaria con una estrategia y tácticas de acabar con el Gobierno Constitucional presidido por Nicolás Maduro en los siguientes 6 meses. Para el mes de junio de 2016 prometió el nuevo Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup que sería derribado el Gobierno Nacional. A estos anuncios se unieron un conjunto de iniciativas internacionales de los parlamentarios opositores para buscar que el Estado, la Nación y el Gobierno venezolano fueran desconocidos por diversos gobiernos, expulsados de organismos internacionales multilaterales, cerrarle las posibilidades de acceder a préstamos y créditos internacionales ordinarios y extraordinarios, así como sabotear la posible emisión de Bonos de la República que permitieran obtener dinero para cubrir los bajos ingresos en divisas como consecuencia de la caída intensa de los precios internacionales del petróleo y el descenso progresivo de nuestra producción de este recurso energético. Durante este año de 2016, la Asamblea Nacional o Poder Legislativo demostró su condición de escenario "lomito" para que el diputado y Secretario General de AD, evidenciara porque se empeñó en ser el Presidente durante este primer período parlamentario, violentando los acuerdos establecidos para la rotación. Toda su actuación y declaraciones provocadoras caracterizadas por un importante componente teatral previamente preparados, fueron seguidas y resaltadas minuciosamente por los medios de comunicación privados nacionales, internacionales y prensa oficial de algunos países. Toda esta dinámica estaba orientada fundamentalmente a construirse una imagen como posible candidato presidencial para el momento cuando este proceso electoral se anunciara.

Hablamos anteriormente del primer año de ejercicio de la Asamblea Nacional o Poder Legislativo de Venezuela durante el año 2016 como el lapso "lomito" porque quienes han estado durante los últimos 54 años participando como activistas políticos y protagonistas en partidos con responsabilidades de gobierno, también desde la oposición pactada y en los últimos años desde una oposición forzada/desplazada del poder, por su experiencia intuían y preveían que un movimiento como el chavismo, con toda la responsabilidad de Gobierno y Estado que tienen, con la ubicación Geopolítica con la cual Venezuela participa desde que el Presidente Hugo Chávez le abrió otras perspectivas globales, regionales y nacionales, no se quedarían sentados y paralizados esperando que vinieran a "cazarlos" como conejos o liebres, lapas, jabalíes o venados. El chavismo reaccionaría para sobrevivir y mantenerse en el poder. Ese primer año de ejercicio de la presidencia del parlamento venezolano permitió la construcción de la actual figura del Diputado y Secretario General de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, como el dirigente con más posibilidades de ganar en una elecciones primarias donde participen los otros tres partidos del cuarteto que dirige realmente la MUD: AD, PJ, UNT y VP.

Paralelamente, es posible que se presente como candidato presidencial por la oposición el Militar en situación de retiro, Ex – Constituyentista, Ex – Alcalde del Municipio Irribarren (Barquisimeto, 8 años) y Ex – Gobernador de estado Lara (9 años) Henry Falcón con su partido Avanzada Progresista. Su discurso, por lo que hemos captado en estos últimos días se orientará a buscar aglutinar sectores opositores al gobierno, sectores provenientes originalmente del chavismo y electores ubicados en el medio de la polarización y definidos como Ni Ni. Intentará construir su base electoral por medio de un discurso de equilibrio, alejado de los radicalismos opositores que claman por acciones de venganza, persecución, agresiones, acabar con la actual Fuerza Armada Nacional Bolivariana y cárcel para quienes sean identificados como personas que simpatizan o comparten las ideas y acciones de los gobiernos presididos por Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Este intento de abrirse un espacio propio frente a la polarización extrema que prevalece en la lucha por el poder en la Venezuela actual, intentará evitar hipotecarse políticamente con poderes externos que te obligan a cumplir una agenda y un guión elaborado desde otros escenario, influidos en lo fundamental por los intereses geopolíticos globales y regionales, así como el marcado interés por controlar directamente la inmensa variedad de recursos naturales contenidos en este territorio nacional. La apuesta de Henry Falcón luce interesante y deberá sortear una gran cantidad de obstáculos y escollos que le colocarán desde cada lado de los extremos polarizados. Allí está la clave de la cuestión para sobrevivir, avanzar y lograr afianzarse como una opción política con posibilidades de éxito hoy y particularmente hacia el mediano plazo. Tienen el reto de diseñar un Proyecto Nacional, un discurso coherente, un imaginario simbólico, equipos capaces de ofrecer respuestas y soluciones concretas, además de consolidar un liderazgo nacional alrededor de su candidato y principal vocero. De acuerdo a las opiniones públicas del propio Henry Falcón y algunos de los miembros de su equipo directivo, parecen estar dispuestos a no dejarse arrastrar por las presiones radicales para que se quemen junto a otros en la hoguera de la rabia, la violencia, los deseos de venganza y particularmente el desespero temporal, como le ocurrió al mismo Savonarola, a quien quemaron en Florencia en una de sus hogueras de las vanidades depurativas en mayo de 1498.

El espacio del discurso violento, cargado de deseos de venganza, resentimientos, etnofobias y xenofobias contra grupos culturales y sociales que se asocian ideológicamente a la pobreza, parece que será asumido por los grupos caracterizados además por ser admiradores intensos de todas las acciones e iniciativas provenientes de los gobernantes de los EEUU, ubicados entre quienes promovieron las acciones de violencia y destrozos en los recientes días en la Plaza de las Tres Gracias, cerca de una de las entradas de la Universidad Central de Venezuela. Estos grupos y su posible candidata intentarán apropiarse de un espacio de eventuales electores que se mueven mucho por la información y propagandas que se distribuye a través de las redes telemáticas nacionales y particularmente operadas desde el exterior. Puede ser que alguna dirigente opositora intente convertirse en la abanderada o candidata de estos sectores sociales y políticos. Tiene una limitación de arrancada en la partida de esta competencia electoral por la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, que se expresa en la ausencia de una estructura de partido o su equivalente organizativo para garantizar movilizaciones, penetración popular, manejo operativo de logística, captación de liderazgos locales y experiencia partidista.

Del lado del chavismo que gobierna con el Presidente Nicolás Maduro como el heredero político designado en vida por el entonces Presidente en ejercicio y electo para otro período, Hugo Chávez Frías, no parece existir mayores problemas y obstáculos para que la mayoría de los integrantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) lo escojan como su candidato presidencial para este segundo período constitucional. No se observa un liderazgo alternativo con fuerza, poder y capacidad para disputarle su aspiración a ser ahora el abanderado colocado en esta posición por sus compañeros del chavismo. Los demás dirigentes con normales aspiraciones para acceder a una candidatura presidencial desde el chavismo que gobierna, están conscientes que este no es su momento y deben esperar otros escenarios y posibilidades. Todo apunta hacia un gran acto de masas en los primeros días de febrero donde los dirigentes y delegados nacionales, regionales y locales del Congreso de la Patria decidirán postular como su candidato a Nicolás Maduro y seguramente del Gran Polo Patriótico (GPP) para el período 2018-2024.

El intento del Ex – Ministro de Petróleo y Minería (12 años), así como ex – Presidente de la poderosa PDVSA (10 años) y Ex – Embajador de Venezuela en la ONU (2 años) no pasará de ser una aspiración truncada de quien se considera a sí mismo como una persona que tiene más atributos, experiencia, solvencia y aptitudes que el Presidente Nicolás Maduro para desempeñar ese cargo de máxima responsabilidad de Gobierno y de Estado. Sin embargo resulta extraño que el Presidente Hugo Chávez Frías, quien la tuvo tantos años a su lado, no decidió proponerlo a él para que lo sustituyera y convertirlo por la "gracia de su fuerte liderazgo" en su heredero político. Por cierto sería interesante conocer desde donde despacha y escribe este ex – funcionario público venezolano, si es desde alguno de los países con los cuales el Presidente Chávez y su Gobierno construyeron sólidas relaciones estratégicas con un profundo, claro y prospectivo sentido geopolítico como China, Rusia, Bielorusia, Irán, Cuba, Bolivia o Nicaragua, o desde alguno de los países que están promoviendo y ejecutando acciones de bloqueo y saboteo económico contra PDVSA y toda la República, haciendo sufrir a los millones de habitantes de este país llamado VENEZUELA.

 

Historiador – Profesor UCV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Germán Yépez Colmenares

Germán Yépez Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a258385.htmlCd0NV CAC = Y co = US