¿Qué busca la Fiscal?

Es público, notorio y comunicacional el brinco de 180 grados que la Fiscal del Ministerio Público Dra. Luisa Ortega Díaz, ha dado a su accionar jurídico y político. Algunos dicen que: "eso se veía venir". Otros hablan de "crónicas de una traición anunciada". Hoy esta señora esta aliada a sus antiguos y acérrimos enemigos. Hasta hace poco la llamaron "Vieja sucia", "Chavista arrastrada", "pordiosera de Maduro" y hasta le incendiaron la sede del Ministerio Público. Ahora es aliada de la cipaya opositora y cada vez que habla le da oxígeno a esta desgastada e irresponsable dirigencia. Para la Sra. Ortega Díaz los que incendian escuelas, locales comerciales, buses, estaciones del metro, preescolares, queman a personas, cierran calles y avenidas son unos "pacíficos manifestantes reprimidos por Maduro". Los malos de la película son los efectivos de la Guardia Nacional (GNB), Policía Bolivariana y demás cuerpos de Seguridad. El mundo al revés.

La Sra. Fiscal le pasa por encima a las competencias del CICPC, GNB y demás órganos de seguridad, y de una manera alegre se adelanta a las investigaciones, sale a culpar a los Organismos de seguridad con lo cual se aleja del equilibrio y mesura que debería tener y se comporta como una dirigente más de la hipócrita MUD. Prácticamente el Ministerio Público se ha cruzado de brazos ante las acciones vandálicas y terroristas de los grupos guarimberos y desestabilizadores. La impunidad por encima de todo. Ampara los crimines de odio. La Sra. Fiscal vive y muere en el Tribunal Supremo de Justicia metiendo amparos contra la propuesta de Asamblea Nacional Constituyente y contra la designación de los magistrados. Ha salido con las tablas en la cabeza. No pega una. Se le olvida a esta nueva militante de la MUD, que de acuerdo al Artículo N° 335 de la Constitución Bolivariana, la Sala Constitucional del TSJ es el máximo y ultimo intérprete de nuestra Carta Magna. Tiene razón la sala electoral del TSJ al declarar INADMISIBLE el recurso que introdujo la Sra. Fiscal contra los Magistrados del máximo Tribunal. En tanto ya era "cosa juzgada" ya que la Sala Constitucional se había pronunciado el 19 de julio de 2016 (sentencia 614), señalando que: "es irrito y nulo de toda nulidad y carente de validez, existencia y eficacia jurídica; y quienes participen en ellos están sujetos a la responsabilidad penal, civil y administrativa que corresponda".

Por otra parte es poco elegante que la Sra. Fiscal no dijo nada y no razonó el voto cuando se designaron a los magistrados (23 de diciembre de 2015), y ahora viene a pegar el grito al cielo para impugnar un proceso que cumplió cabalmente los preceptos legales. La Sra. Fiscal va para adelante y para atrás. Algunos hablan de demencia judicial. No criticamos el derecho que tiene esta Señora de militar en la oposición. Criticamos fuertemente que se aparte del juramento que hizo ayer y que hoy por hoy sea un polvorín para seguir atizando una guerra civil y por consiguiente una intervención extrajera. Pero volvamos a la pregunta inicial: ¿Qué busca la Fiscal? En primer lugar que el imperio y la ultra derecha la perdone por haber hecho una pasantía en las filas revolucionarias haciéndose pasar por chavista. Busca que el departamento de estado la saque de la "lista negra" de los ciudadanos que no pueden entrar a los EEUU por ser sospechosos de revolucionarios o comunistas. Busca proteger sus bienes que seguramente tiene en el exterior. Busca quizás ser la "presidenta de la transición" ante la debacle y falta de credibilidad de los actuales dirigentes de la MUD. Busca lavarse la cara, que nadie la asocie con su pasado izquierdoso.

Estamos en presencia de un burdo show politiquero. El tiempo dirá que le pasó y que busca en definitiva nuestra flamante Fiscal General de la República. Lo cierto es que estamos ante un panorama dantesco, pintoresco y tenebroso con este "salto de talanquera". Y pensar que esa señora llegó a ese importante cargo solo con los votos del chavismo en la AN, ya que la MUD la repudió con toda clase de descalificaciones. Me disculpan por tratarse de una dama, pero su comportamiento es indigno desde todo punto de vista. Debiera renunciar de inmediato y no esperar que la Asamblea Constituyente lo destrone, que esto es lo que esperan los venezolanos. Esta nueva opositora no tiene compón. Como dice Asalia Venegas: "Venezuela no se merece esta oposición. Una oposición que se autoflagela, que se hace el harakiri. Que no se enmienda ni hace actos de contrición".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1637 veces.



Euribes Guevara

Profesor y Ex Diputado PSUV

 euribes@hotmail.es      @EuribesGuevara

Visite el perfil de Euribes Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Euribes Guevara

Euribes Guevara

Más artículos de este autor


Notas relacionadas