11 de abril de 2002 y 11 de abril de 2017: dos golpes con acciones repetidas e invertidas

Hora de establecer las analogías correspondientes. El epicentro entre un 11 de abril de 2002 y un 11 de abril de 2017. En ambas fechas se marcan desde frases comunes hasta posiciones contrarias de poder sobre lo que ha sido el decurso político de Venezuela en 15 años.

Un 11 de abril de 2002, el entonces vicepresidente de la República, José Vicente Rangel nos decía de manera cínica ante las cámaras del país que todo estaba "excesivamente normal". Un 11 de abril de 2017, el titular de los medios se refiere cuando el ministro del interior nos dice que el país está en "total normalidad"¹. O sea, ¿será por qué lo anormal es que no tengamos esa realidad en nuestras calles?

Un 11 de abril de 2002, condenamos la detención ilegal en su casa, (por cierto ubicada en la zona más exclusiva y oligarca de Caracas) de Tarek William Saab, quien logró declarar a los medios de comunicación que se estaban violando sus Derechos Humanos. Un 11 de abril de 2017, Tarek William Saab, es el defensor del "Pueblo", pero calla ante la represión y los atropellos que cuerpos policiales y militares ejecutan contra los manifestantes, es decir, un giro de 180 grados en las posiciones institucionales. ¿Será acaso por razones políticas?

Un 11 de abril de 2002, un grupo de protervos arremetió contra la Constitución disolviendo todos los poderes públicos e imponiendo de facto un presidente de la cúpula empresarial, sin tomar en cuenta la opinión del pueblo quien había elegido a Chávez. Un 11 de abril de 2017 hemos llegado con unas cuestionadas sentencias dictadas por un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) elegido por un saliente parlamento. Irónicamente este TSJ conformado hasta por "ex diputados" oficialistas, inhabilita; verbigracia, elimina las funciones de una Asamblea Nacional electa por el concurso de más de 14 millones de venezolanos. ¿Será que existen golpes "buenos" y golpes "malos"?

Un 11 de abril de 2002, el entonces fiscal general de la República, denunció la existencia del orden constitucional y se preguntaba cuál era el delito presidencial, así como exigió ver la renuncia del presidente. Un 11 de abril de 2017, hemos desembocado en un grave pronunciamiento de la fiscal general de la República, quien también denuncia ruptura constitucional, esta vez por parte de los "magistrados" del TSJ, y nos preguntamos: ¿Cuáles delitos han cometido los diputados? ¿Dónde están sus cartas de renuncias?

Un 11 de abril de 2002, el general Isaías Baduel fue clave en la restitución de la institucionalidad y el retorno de Hugo Chávez al poder. Un 11 de abril de 2017, Isaías Baduel en condición de retiro, ha sido el único "corrupto" sentenciado de estos 15 años, quien a pesar de haber pagado su condena, sigue ilegítimamente privado de su libertad, mientras militares golpistas en estos mismos 15 años están en libertad, o funcionarios quienes ejercieron o han ejercido alto nivel durante los gobiernos de Chávez o Maduro, no sólo están libres, sino que disfrutan de forma pública y notoria de sus muy cuestionadas fortunas, por no decir, saqueo contra la patria.

Un 11 de abril de 2002, el ministro de la defensa de Chávez nos dijo ante todos los medios posibles que al líder bolivariano se le había solicitado su renuncia, "la cual, aceptó", situación que generó una terrible confusión y agravamiento de los hechos políticos de aquella madrugada y sus consecuencias. Desde esa fecha hasta este 11 de abril de 2017, más nunca hemos visto la cara de Lucas Rincón Romero, quien al parecer vive un dorado exilio en una embajada, cuando la realidad es que nos debe una profunda explicación histórica a los venezolanos

Un 11 de abril de 2002 vimos a algunos individuos como Isaac Pérez Recao, ataviado de armamento de guerra y quien tenía en su residencia hasta tanques de guerra, pero hemos llegado al 11 de abril de 2017 sin que nadie durante este tiempo haya solicitado su extradición por crímenes de lesa humanidad. ¿Complicidad o miedo por declaraciones de éstos que involucren a traidores en el golpe contra Chávez?

Un 11 de abril de 2002 fue el origen para que un día después apareciera la dictadura en Venezuela, y cuyo epicentro estuvo en la firma de quienes ahora se rasgan las vestiduras por la democracia. Irónicamente, Manuel Rosales, quien se desempeñaba ese 11 de abril de 2002 como gobernador del Zulia y firmó el acta de disolución de todos los poderes públicos, es decir, la derogatoria de la Constitución, contradictoriamente, hemos llegado a un 11 de abril de 2017 en que el exgobernador es calificado por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, (autodenominados "hijos de Chávez") como un auténtico demócrata de una "oposición seria". ¿Es o no evidente que los "hijos" son traidores al padre, quien denunció que el 11 de abril de 2002 que lo iban a asesinar? O sea, hemos llegado al 11 de abril de 2017 con una cúpula del poder que se dice de "izquierda" pactando con los golpistas de la derecha.

Un 11 de abril de 2002 murieron 19 venezolanos, trágicas acciones que originaron de emergencia una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que terminó aplicando la Carta Interamericana Democrática sobre Venezuela para restituir la institucionalidad, socavada por el golpe que habían impuesto Carmona y un grupo de militares. Un 11 de abril de 2017, Maduro junto con la cúpula del TSJ disuelven la Asamblea Nacional, y la propia OEA intenta aplicar esa carta para que se normalice la democracia en Venezuela, y quienes ejercen el poder oficialista alegan que son víctimas de un ataque internacional.

Un 11 de abril, Vladimir Villegas era el presidente de Venezolana de Televisión (VTV), el cual fue clave para la retoma del poder revolucionario aquel 13 de abril junto con un fiscal del ministerio público quien tuvo espacio estelar en las averiguaciones post-golpe de Estado. Un 11 de abril de 2017, ahora Vladimir Villegas es director de un canal privado, en el cual recibe presiones por parte de Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) por exigir respeto a la constitucionalidad que ha sido mancillada por el TSJ, mientras que de aquel fiscal, sólo quedaron sus restos en el cementerio, en un asesinato que aún no ha quedado claro para la sociedad.

Un 11 de abril de 2002, esa VTV era de todos los venezolanos. Un 11 de abril de 2017, su presidente, por cierto, hermano de Vladimir Villegas, permite que hasta un extranjero, sin mostrarnos oficio ni profesión definida, es decir, título que lo avale como periodista o comunicador de su país de origen o del nuestro, nos lanza en compañía de sus interlocutores horario estelar improperios, mentiras y amenazas contra venezolanos.

Un 11 de abril de 2002 un presidente fue depuesto, pero tenía suficiente apoyo popular que le permitió volver al poder con más fuerza y liderazgo. Un 11 de abril de 2017, tenemos un presidente cuya única fuerza es la represión bruta contra el pueblo que lo eligió.

Un 11 de abril de 2002 hubo un golpe de Estado contra Chávez. Un 11 de abril de 2017 vivimos una situación de golpe de Estado generada desde el gobierno de Maduro en contra del pueblo. 11 de abril de 2002 y 11 de abril de 2017: dos golpes con acciones repetidas e invertidas. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹http://globovision.com/article/nestor-reverol-18-personas-estan-detenidas-por-hechos-violentos-registrados-en-caracas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2610 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a244127.htmlCd0NV CAC = Y co = US