¡Basta de silencios cómplices, este gobierno no es socialista!

"el socialismo es democracia y la democracia es socialismo"

H.Chávez - 20/10/2012

 

La solidaridad implícita con el gobierno de Nicolás Maduro, sólo por mantener un discurso de izquierdas (bastante mediocre, por cierto) debe acabar. Sólo la insurgencia de una izquierda responsable, popular, democrática, ecologista y genuinamente socialista puede evitar la deriva violenta a la que peligrosamente nos están aproximando los extremismos tanto del gobierno como de la oposición. El predominio militar en las instituciones públicas ha hecho un daño terrible a este proceso desde hace muchos años y con el gobierno de Nicolás Maduro sólo se han acentuado estas fallas. En el último gran discurso del ex presidente Hugo Chávez, él hizo mención a Metzaros citando: "el patrón de medición de los logros sociales es hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyen activamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modo sustancialmente democrático, de control social y autogestión general". Entonces son tres los elementos: 1) Consolidación de un modo sustancialmente democrático, 2) Control Social y 3) Autogestión General. Preguntémonos y respondamos honestamente, ¿hemos avanzado en esas tres vertientes de forma integral? Por favor, no citemos casos de 2 o 3 grupos de siembras urbanas y autogestión obrera, porque eso lo hay en cualquier país del mundo, en socialismo eso debe ser una "constitución y consolidación bien arraigada". Me adelanto a responder que NO!, no hemos avanzado en eso en lo absoluto y creo que hemos retrocedido en dirección contraria, hoy hay más y peor centralismo, arbitrariedad burocrática militarista y una extrema dependencia del pueblo de las dádivas gubernamentales, proselitistas, demagógicas y populistas. Si es por citar leyes, cierto es que tenemos muchas leyes pseudo-socialistas, algunas de ellas mutuamente contradictorias, pero ninguna que haya reportado avances efectivos en la sustancialidad democrática. Por cierto, hablo de democracia abiertamente, porque democracia es lo que buscamos con el socialismo, democracia es la base de todo avance popular, democracia no es un término burgués ni capitalista. Decía Chávez "el socialismo y su esencia absolutamente democrática (…) el socialismo libera; el socialismo es democracia y la democracia es socialismo en lo político, en lo social, en lo económico", me pregunto ¿es esto así hoy?. Me parece que avanzamos aceleradamente en dirección absolutamente contraria.

¿Pero qué quiere decir esto? ¿Qué debemos dar cabida a la violencia pagada, "sicarial", de los grupos extremistas de oposición? No, jamás, eso nunca!. Debemos, entender que la responsabilidad patriótica y socialista es decir la verdad, y deslindar de un gobierno militarista, terminalmente enfermo de corrupción burocrática y de ineficiencia. No se puede corregir esta situación desde el mismo gobierno, ya eso no es posible porque está podrido hasta los huesos. Debemos avanzar, desde la izquierda en una propuesta alternativa incluyente y amplia. Un nuevo frente amplio de avance democrático socialista ("el socialismo es democracia y la democracia es socialismo"), un movimiento donde quepan social-demócratas, social-cristianos, anarquistas, comunistas, cristianos católicos y protestantes, donde quepan todos los credos políticos y religiosos son exclusión, siempre que sean honestos en sus planteamientos ideológicos y sensatos en sus ambiciones. Eso es socialismo, socialismo no es buscar la pureza ideológica, puesto que la pureza socialista es la pluralidad ideológica, la democracia, la libertad para el pequeño y mediano empresario, para los emprendedores, para los innovadores, pero el control sobre los grandes capitales, la anulación de los monopolios y cárteles comerciales, la soberanía popular sobre el estado y las fuerzas productivas y medios de producción estratégicos. En la etapa actual, eso ya sería revolucionario, eso sería un inmenso logro. Ya basta de confundir autocracia burocrática con socialismo, eso ni es ni se parece al socialismo, es autocracia, autarquía, nada más lejos de la democracia socialista. No podemos continuar apoyando implícitamente algo que nos autodestruye, nos hunde en el fango de la mentira y la deshonra de nuestros valores socialistas y de izquierda, humanistas y cristianos (la inmensa mayoría de los venezolanos somos cristianos católicos o protestantes, eso no se puede ni se debe obviar). En la ética tenemos el cristianismo como valor inconmovible (católico y/o protestante) y en lo político al socialismo como democracia genuinamente popular. Pero esto que hoy vivimos en nuestro país tiene muy poco de ética y de valores democráticos esenciales.

¿Hay países latinoamericanos con peores condiciones democráticas y nadie dice nada? Si, es cierto. Las violaciones de derechos humanos en los campos de Colombia, los asesinatos selectivos en ese país, las represiones a los estudiantes en Chile, los asesinatos horribles de los estudiantes en México, sí, eso es terrible, si, a ellos nadie les dice nada. Pero basta de justificarnos con eso. Busquemos lo mejor para nuestro país y basta de compararnos con otros países, ya basta de esa paranoia estúpida, basta de esos razonamientos alcahuetas, avancemos en pro de lo mejor para nuestro pueblo, para nuestro país, eso ya es una meta muy elevada, muy alta, una meta superior, ¿Qué ganamos con un discurso altisonante si no hay oportunidades para buenos trabajos para los padres y madres de familia de los barrios más pobres? ¿Qué ganamos con un discurso altisonante si los servicios sanitarios están colapsados? ¿Qué ganamos con un discurso altisonante si los ancianos y ancianas tienen pensiones de miseria? La vida y el socialismo son para hoy y para ahora, no para unos pocos, sino para todos. Solamente, proponiendo salidas desde la izquierda podremos salvar al país de este abismo en que nos hemos metido. Dejar pasar el momento es darle cabida al fascismo y a la revancha de una derecha anti-popular, anti-democrática y pro-imperialista que sólo pretende restablecer la plutocracia pseudo-democrática en Venezuela ¿es que acaso no lo vemos? ¿No vemos que avanzan mientras las fuerzas populares y democráticas siguen paralizadas en una disyuntiva ideológica absurda?

No demos cabida al fascismo, demos un paso al frente en favor de la preservación de lo mucho, o poco (cada quien es libre de valorar esto), que nos han legado estos años de gobierno de Socialista de Chávez. Dejar en manos del fascismo retrechero las banderas de la crítica a este gobierno es abandonar a Venezuela a la peor de sus suertes, a la represión y a los asesinatos políticos, a la dictadura encubierta por los medios internacionales. A un gobierno del tipo Uribe/Santos, donde los medios ensalzan en la gloria a gobernantes incursos en asesinatos políticos selectivos. No podemos permitirlo, no podemos permitir que la que fue la primera democracia de américa latina (con muchísimos defectos), el primer gobierno socialista de américa latina en el siglo XXI, la cuna de los libertadores de los Andes y 5 naciones de América (…), no podemos permitir que ésta nación caiga en manos de fascistas y narco-políticos al estilo colombiano. Levantemos nuestra voz, seamos oportunos en la acción, luego no habrá mucho tiempo para las lamentaciones.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3804 veces.



Alejandro López González

Ingeniero Electricista en la Universidad del Zulia. Trabajó como investigador y como Analista de Mercados. Fue miembro de la mesa técnica de construcción del Plan Nacional de Formación (PNF) en Electricidad del Ministerio del PP Para la Educación Universitaria y representante de la Universidad Bolivariana de Trabajadores "Jesús Rivero". Actualmente se dedica a la investigación de temas socioeconómicos y geopolíticos del petróleo y las energías alternativas.

 ae.lopez.gonzalez@gmail.com      @aleslogo

Visite el perfil de Alejandro López González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a243818.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO