Que siga la fiesta

Tenemos un gobierno, que manda, ordena, decide y que tiene todos los poderes en sus manos ya que el TSJ decidió hacer nulos todos los actos del Poder Legislativo así que el gobierno no tiene candados, ni resortes legales. Tampoco tiene fuerzas políticas opositoras con suficiente fuerza para enfrentarlo, se aplica con celo la ley y el castigo a quien lo haga. Ejemplos sobran.

Lo cierto es que conversando con un par de amigos que hoy  forman parte del gobierno y asumen que el gobierno no es culpable de nada, que Maduro y la Madre Teresa de Calcuta podrían ser gemelos en palabra, obra y omisión, que Diosdado es algo así como San Francisco de Asís, Tarek  William es casi un  San Judas Tadeo y el otro Tarek no lo comparare con nadie para evitar conflictos con  mi seguridad física.

Entonces en la Venezuela de Maduro  aunque pruebes el peculado el mismo no existe, es parte de la guerra contra figuras emblemáticas de la “revolución” la patria y el socialismo.

Si muere algún amigo, familiar, vecino a manos de los organismos de “Seguridad” del Estado es una excepción a la regla de organismos limpios, eficientes, honestos, pulcros, respetuosos de los derechos humanos.

Si tu auto cae en un hueco de la calle en una ciudad gobernada por cualquier mimbro del PSUV y claro no encuentras cauchos de repuesto o si lo encuentras te saldría a precio de caviar, la culpa es tuya por no ver o fijarte, además podrías ser acusado de llevar a cabo una campaña mediática de desprestigio contra la “revolución”. Claro la MUD es parte del mismo plan, pero si caes en un hoyo de una ciudad no gobernada por el PSUV es solo una demostración de lo mal que gobierna  la “derecha burguesa y reaccionaria”.

Si te matraquea en la calle, en la oficina, en el mercado, en la plaza, en el estadio, por internet, de forma física, son vicios del capitalismo y de nuestras debilidades pequeño burguesas.

El gobierno y su partido están en lo suyo, Venezuela es su Hacienda propia, su negocio, su espacio de gozo y disfrute y es el lugar donde todo civil desarmado, todo el que no sea funcionario público armado esta y vive una situación de desesperanza, de miedo, de angustia, de terror.

La crítica seguirá siendo necesaria, ya no como elemento para intentar evitar entuertos, derrotar vicios, enderezar el rumbo. El gobierno y el PSUV tienen su rumbo clarito y es apropiarse de corazones y mentes de los venezolanos y venezolanas de buena voluntad y hacernos pensar que el tiempo presente será para siempre.  Ya vienen días de saldar cuentas.

Mientras todo esto ocurre: Devaluación, desempleo, hambre, represión, colas, escases, matraca, entrega de la soberanía, entrega de recursos estratégicos, diplomacia que intenta hacernos olvidar el caso de ESEQUIBO y nuestra soberanía en esas tierras, terror a la inseguridad personal, robos en carreteras, especulación, represión al movimiento campesino, allanamiento a sedes de organizaciones políticas, persecución a la disidencia, etc.

Para ellos los jerarcas del PSUV la fiesta continua, solo falta más Whisky  y más salud, más retórica y más intrigas, mas patriotas (sapos) cooperantes y más masacres como la de Barlovento, menos papel para los medios de comunicación y más importación a dólares preferenciales.

“Que siga la fiesta” se les escucha decir. Todo el PSUV marcha a ritmo de la Salsa de Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1536 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a243028.htmlCd0NV CAC = Y co = US