Los 7 errores capitales del neoliberalismo neoclásico de los anti marxistas de hoy (2/4)

Continuamos analizando los errores capitales del neoliberalismo antimarxista, vemos ahora la segunda equivocación.

Segundo error del anti marxismo: creer que el capitalismo es humano y el socialismo inhumano

Vargas nos hace creer que el marxismo es populismo, por el solo hecho que los marxistas se preocupan por el problema social, la herencia de la desigualdad social creada por el capitalismo, cosa que asumen como normal, para él la expoliación de los trabajadores y las neocolonias es algo normal. Según Vargas, "la desigualdad siempre será un hecho económico debido a que los recursos son limitados, hasta un hecho biológico, cada individuo es diferente el uno del otro, tanto físicamente como psicológicamente y hay cualidades que difieren de persona en persona, algunos tienen talentos más desarrollados que otros, la igualdad de hecho es intrínsecamente injusta….". (13). Como vemos justifica la desigualdad social mediante ideas darwinianas, positivistas, defendiendo las injusticias históricas, la explotación colonial, la crueldad del saqueo, la expropiaciones coloniales, el genocidio, el crimen cultural hasta diezmar el potencial talento de los pueblos mediante las políticas imperialistas del capitalismo mercantil y ahora neoliberal.

Otro aspecto erróneo, el creer que el marxismo es populista solo porque se sirve del Estado para crear la igualdad fáctica, nivelar las condiciones y oportunidades del individuo en sociedad, asimismo creer que el socialismo es igualitarismo social, olvidándose de las diferencia individuales, según sus "necesidades y capacidades", el socialismo solo crea como se ha dicho igualdad de condiciones y oportunidades, pero no crea la igualdad absoluta, esa igualdad es relativa, la hace el trabajo, el aporte de cada quien a la sociedad. La desigualdad social es sencillamente un acto de injusticia histórica, un acto de injusticia económica, es impedir socialmente, que "el individuo pueda desarrollar sus capacidades individuales y su libertad en el ámbito político, religioso y económico" dentro de la sociedad.

Entonces para lograr tal objetivo, en el periodo de la transición al socialismo, la revolución debe crear condiciones de igualdad social relativa, de oportunidades que puedan aprovechar los individuos para su desarrollo social, aquí es donde se diferencia el socialismo del capitalismo, puesto que el primero humaniza con su política social, con inclusión social, con reivindicaciones que dignifican al individuo, en cambio, el capitalismo, excluye socialmente, lo excluye de la función protectora del Estado a sus ciudadanos, porque la naturaleza del estado no es la función de ser una "entidad benéfica" (14).

Según Vargas, durante la transición al socialismo, "la llamada ‘clase proletaria’ se convierte en la nueva ‘clase burguesa’ porque la naturaleza del Estado no es la de ser una entidad benéfica, es un monopolio con fines de lucro cuya función es el saqueo de la población a través de impuestos con maquillaje ‘‘legal’’ cargado de populismo, es por ello que el resultado es y será siempre una sociedad sumamente rígida y controlada, servil y dócil, donde existe una casta gobernante privilegiada con una población obligada a vivir de las migajas, prácticamente impedida a generar riqueza por sí, para sí y superarse" (15).

En verdad Vargas no es capaz de reconocer el marxismo como dice haber sido, y las distorsiones del marxismo, la diferencia entre la teoría y la práctica, l naturaleza del estado en el socialismo debe cambiar, desplegando el poder popular, descentralizando las funciones públicas en manos de la clase trabajadora, el socialismo no cuartelero, menos estatista, esas son aberraciones del socialismo criticadas por Marx en el Manifiesto Comunista, de manera que el socialismo tampoco puede ser populista por si mismo, puesto que el socialismo implica asumir el protagonismo, el papel activa en la construcción de su propio destino, el control consciente de la sociedad, la participación del poder popular para evitar que el pueblo dependa del estado, de las migajas, de la riqueza pública, y por contrario, enseña al pueblo, a empoderarse de los medios económicos de producción social para generar riquezas "por si y para si" y no depender del Capital.

Por eso es cierto de que "Marx si bien critica al Estado luego lo justifica, nada más y nada menos, a través de su conquista por parte del proletariado como herramienta para acabar con la ‘‘clase burguesa’’ y posteriormente consumar la utopía de una sociedad comunista, la cual una vez alcanzada ‘‘el Estado ya no sería necesario’’, (16), el estado servirá solo como una palanca del desarrollo, un medio, no un fetiche alienante, un medio burocrático que impida el desarrollo social. A la pregunta, "¿de dónde obtiene el Estado sus ingresos para funcionar? Pues de la cada vez más escasa libertad de mercado que se permite, es decir, los burócratas son los parásitos que viven a expensas de la clase productiva: trabajadores y comerciantes, algo muy lejos de ser humanista" (17).

Nada más lejos de la realidad, creer que la clase productiva son los trabajadores explotados por el capital igual a los comerciantes, cuando estos no crean ni valor agregado, así es tal la situación en la Venezuela rentista, creer que los empresarios son clase productiva, cuando en realidad parasitan de las rentas petroleras, del gobierno, como clase comerciante parasitaria. Claro no hay duda, toda sociedad sostiene una burocracia mediante los impuestos, que paga la sociedad, sea socialista o capitalista, en esto no somos ingenuos los marxistas, vemos al Estado no como un fetiche, ese si es el desastre, el saber usurpar el poder del estado, para crear proletariados burgueses, burocratizarlos, y perder contacto con la realidad del pueblo, con sus exigencias y necesidades.

Queda un cuestión pendiente, que en sus ‘‘obras sociales’’ la clase proletaria, la vanguardia, son acusados de acometer "los genocidios más demoledores, las torturas más descabelladas y las persecuciones más exhaustivas hacia toda disidencia registradas en el siglo pasado (y lo que nos depara del siglo XXI). ¿Qué tiene de humano éste sistema basado en la expoliación cada vez más insidiosa de los ciudadanos? (18). Pues bien, comparemos que si de crímenes se trata, el liberalísmo llego con la "Revolución gloriosa del Reino Unido como en la Independencia de los Estados Unidos y en los movimientos de los Girondinos en la Revolución Francesa", vale decir como decía Marx el capitalismo viene al mundo con la partera de la historia, con "la violencia", ni que se diga, "vino chorreando sangre por todos sus poros" de acuerdo con Marx y su descripción de la acumulación originaria del capital en las colonias.

¿Cómo entonces Vargas ingenuamente nos quiere vender un capitalismo bueno, una sociedad justa, cuando toda sociedad tiene derecho a defenderse, no hacer guerras injustas, "genocidios demoledores, torturas descabelladas", allí está el prontuario colonial, El Capital lo describe de manera excelente, así como el Libro de Eduardo Galeano, Las Venas Abiertas de América latina", aparte de saquear el capitalismo mercantilista Asia, África y América Latina para su desarrollo, condenó a la miseria social a millones de personas, a ser parias en su propia tierra, desamparados, emigrantes como así creo, la primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, y no suficiente con ello, es responsable el capitalismo de los Estados Unidos de haber usado por primera vez en la historia la bomba atómica, ¿de que humanismo nos viene hablar el señor Vargas?.

Por el contrario, el socialismo al llegar al poder, retiro a Rusia de la guerra fraticida, el primer decreto de la Rusia soviética fue el decreto de la paz, en la segunda guerra mundial, derrotó al fascismo alemán y nipón, liberó a los países de la Europa de Este, millones de vidas fueron liberadas del nazismo alemán, el ejército rojo fue capaz de redimir a la humanidad, salvarlo de la esclavitud racista de los alemanes, de la supuesta raza superior. Por supuesto esto no niega los errores del socialismo, las desviaciones del mismo de su propia naturaleza, el humanismo socialista, me refiero al genocidio de Pol Pot en Camboya, los trabajos forzados en China, la revolución cultural, o los trabajos forzados en Siberia por parte de los disidentes. El socialismo verdadero, ya ha recorrido caminos, no olvidemos que desde que nació, el capitalismo no ha cesado en declararle la guerra, el golpe continuado.

Tercer error del anti marxismo: el capitalismo no explota al trabajador, el capitalismo es bueno

Por el contrario, es práctica común en el capitalismo, la explotación del trabajador, doblemente, por un lado en el trabajo, expropiando el excedente del trabajo, es decir la plusvalía, y por el otro la expoliación el mercado, en el momento del consumo, hay que ver como se ensaña el capital inflando los precios, aumentando sus ganancias, de manera pues que el capitalismo no puede manipular con la dicotomía, "el capitalismo es malo y el socialismo es bueno".

Así pues; Vargas niega que "el capitalismo es perverso", que los marxistas estamos errado, "El capitalismo es simplemente libre intercambio de bienes y servicios sin intervención del Estado, el capitalismo persigue la búsqueda de beneficios económicos a través del mecanismo de mercado, llamado contratos". O sea que el trabajador es libre de vender su fuerza de trabajo, de mercantilizar su fuerza de trabajo, que la venta y compra del trabajador no debe estar sujeta a regulaciones alguna por el estado, que cada quien persigue sus beneficios, y por tanto el contrato es justo, libre, voluntario. Aquí Vargas omite el poder económico, la desigualdad social, las condiciones desiguales de negociación entre el capital y el trabajador, asimismo, el chantaje económico del capital y las llamadas bolsas de desempleo, el aprovechamiento de la fuerza de trabajo manipulando la bolsa de desempleo, el exceso de los desempleados para remunerar un menor valor por trabajo.

Vargas al parecer no cree que nos damos cuenta del contrato de empleo por el capital, eso incluye sobreexplotación labora, una vez que te contratan dejan de pertenecer en la jornada de trabajo a ti mismo, está sujeta a determinadas condiciones de trabajo, de trabajos saturados, supuestamente "enriquecedores", a despecho de lo que dice Vargas, "Una de las mentiras de Marx y su teoría es la de que el comerciante o empresario ‘‘roba’’ al trabajador la mayor parte del producto de su trabajo, lo que se conoce como la ‘‘plusvalía’’ y a partir de este postulado esboza lo que él llama una supuesta explotación, pero la realidad es que no existe la tan mentada explotación cuando los acuerdos son voluntarios" (19). Con ello nuestro ex marxiano Edgar Vargas, está negando la plusvalía, la fuente de riqueza del capital.

El contrato laboral no quiere decir que sea justo, aun cuando las condiciones no deben menoscabar al trabajador, podemos apreciar en Venezuela que el contrato de trabajo, no da condiciones dignas, capaces de satisfacer las necesidades del individuo, esto desdice, "La justificación del libre mercado y capitalismo como modelo de organización económica y social se encuentra en el libertarismo", (20) solo existe la libertad del capital, más no del trabajador, este se ve constreñido a trabajar exceso de horas de trabajo, la jornada excedente del trabajo, aun con la misma remuneración , sin estimulo alguno a la productividad, entendiendo según Vargas el contrato como un "acto privado", entendiendo "la primera propiedad privada la propiedad del individuo sobre su propio cuerpo y por consiguiente la propiedad sobre los frutos de su propio esfuerzo, en pocas palabras, que te quedes con todo el dinero ganado con tu trabajo en tu bolsillo" (21).

Pero; ¿qué hay de la plusvalía, el trabajo excedente, acaso es mentira de Marx, que el trabajador como clase productiva cada año se empobrece y el capitalista se enriquece, como entender este misterio de la explotación social, generador de desigualdad social?. El trabajador nos e queda con todo el dinero fruto de su esfuerzo, el resultado es expropiado por el capitalista, el contrato es burlado, el principio de justicia social, ya que el trabajador crea una riqueza superior a su valor, a su salario, que acumula el dueño de la empresa, el segundo propietario, sobre el individuo y su fuerza de trabajo que es comprada, de allí nace, "Las condiciones de pobreza y de alto costo de la vida que obligan a los trabajadores a acomodarse a un salario insuficiente para cubrir sus necesidades….". (22). Y esto ocurre, la explotación del trabajador no solo en la empresa, sino también el mercado, y cuando el estado está en manos del capitalismo monopolista, es triplemente esquilmado, a través de "los impuestos" que se consumen las empresas privadas.

Criticar el socialismo liberal, mejor dicho la socialdemocracia "….por los mismos demagogos socialistas que se rasgan las vestiduras diciendo que los protegen de los ‘‘malvados capitalistas’’ mientras roban más del 50% de sus salarios con impuestos (directos e inflación)" (23), es una realidad, a pesar de operar con criterios populistas, no redistribuyen la renta de la sociedad como así lo hacen los verdaderos socialistas, los radicales, se sirven de la riqueza social para crear condiciones de desarrollo, de participación social, económica y política, y esto lo distingue del populismo, pretenden controlar la inflación, ni liberarla, para que los malvados capitalistas enjuguen sus ganancias, tal cual ocurre en Venezuela, con el socialismo bolivariano, el socialismo del siglo XXI, donde el gobierno defiende el salario además, el derecho a tener condiciones dignas de vivienda, salud, educación y calidad de empleo.

De manera pues; que "La justificación del libre mercado y capitalismo como modelo de organización económica y social…" (25) ha sido un fracaso, no es bueno redistribuyendo la riqueza social, en la producción genera desigualdad social, "obligan a los trabajadores a acomodarse a un salario insuficiente para cubrir sus necesidades", está muy lejos de aplicar realmente el principio, "el individuo como primordial, como persona única y en ejercicio de su plena libertad, "en no afectar la libertad y el derecho de los demás", "El principio de igualdad ante la ley", solo el capital decide una relación desigual, de condiciones desiguales de un modelo de organización que reproduce miseria social.

Fuente Consultada:

12.- Vargas, Edgar "Los 5 errores fundamentales del marxismo", 29/01/2015.

13.-Idem.

14.-Idem.

15.-Idem.

16.-Idem.

17.-Idem.

18.-Idem.

19.-Idem.

20.-Idem.

21.-Idem.

22.-Idem.

23.-idem.

24.-Idem.

25.-idem.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a238031.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO