Marea Socialista y el PCMLV tienen la tarea de construir la tercera fuerza


Ha llegado el momento histórico en Venezuela de plantearse la construcción de una tercera fuerza revolucionaria que sea capaz de neutralizar el nacional-reformismo del PSUV y el Polo Patriótico, y a su vez cerrarle el paso definitivamente al fascismo incubado en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) . Ambos males son peligrosos para el devenir de la revolución venezolana del primero que nombramos debo decir que en su seno hay peligrosas acciones antirrevolucionarias que ya han sido puesta en práctica por los cuatro poderes que controlan: el ejecutivo, el electoral el judicial y el poder moral.

Podemos destacar la persecución política y policial contra al ala marxista del chavismo y que ahora tiene militancia política en Marea Socialista, contra ellos el poder electoral utilizó argucias para impedirle su accionar electoral el pasado mes de diciembre cumpliendo directrices del poder ejecutivo y cuando fueron al poder judicial éste engavetó sus denuncias lo que significa una persecución contra un partido de corte marxista.

Allí no quedó la posición antimarxista del gobierno sino que recientemente allanaron su sede electoral en Caracas con un despliegue policial inusitado para estos hechos y con el fin de producir miedo entre los simpatizantes de este partido y el poder moral que tiene el deber de corregir las praxis antidemocráticas y no lo hizo ni lo va hacer. Hay otros hechos que demuestran las actividades antirrevolucionarias del poder ejecutivo como los son: la persecución contra los frentes de masas del PCMLV los conciliábulos entre la burguesía venezolana y el poder ejecutivo que han devenido en un apoderamiento de la economía venezolana cuyo resultado ha sido un paquete brutal neoliberal impuesto por el poder ejecutivo contra los trabajadores venezolanas poniendo así al descubierto sus actitudes políticas contra la clase obrera venezolana la cual es el sujeto histórico de la revolución venezolana.

El otro lado de la polarización convenida la representa la letrina fascista, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática cuyos integrantes tienen un largo historial nazi-fascista en Venezuela: Acción Democrática y Copei dirigieron durante cuarenta años una represión brutal contra los marxistas venezolanos provocando la desaparición de dos mil venezolanos y la muerte de otros tantos y todo esto apoyado por el Departamento de Estado de los EEUU que expresó profundo agradecimientos cuando uno de sus hombres enrolado en la CIA en 1950, Rómulo Betancourt puso en práctica la criminal, la consigna “Disparen primero y averíguen después”.Dicha práctica fascista fue respaldada por el falangista venezolano Rafael Caldera . Hoy Copei y Acción Democrática son los abanderados de entregarle el país a las grandes corporaciones de los EEUU con el pretexto de salvar el capitalismo en Venezuela; en esta tarea lo acompañan los partidos Voluntad Popular Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo , y con la participación activa de la basura social proveniente de las capas sociales más reaccionarias y anticomunistas que se mueven entre el proletariado y la burguesía y la Pequeña Burguesía venezolana se partió en dos pedazos, uno se fue con los Nacional-reformistas y el otro apoya a la MUD. Mientras tanto la diplomacia norteamericana hace un juego estratégico que consiste en presionar a los Nacional-Reformista para que de una vez por toda terminen de aliarse firmemente con la burguesía venezolana, a cambio de auxilios financieros del FMI del BM y el BID que le permitan un poco de oxígeno al PSUV y su gobierno corrupto. La otra carta de los EEUU es apoyo logístico apoyo mediático apoyo diplomático a la MUD pues esta garantiza que si llegan al poder le revierten al capital privado las empresas de Guayana, las compañías eléctricas y la joya de la corona PDA.

Ante ese cuadro político que se mueve como el Orinoco en invierno, se necesita urgentemente UNA TERCERA FUERZA que llene los siguientes requisitos: eficacia política entendida ésta como la praxis de los marxistas para convertirse en una alternativa real de gobierno y quitarle esta prerrogativa al fascismo y al nacional-reformismo.

La otra premisa indispensable es la calidad revolucionaria de esa Tercera Fuerza, cuya interpretación de la misma es la siguiente: los miembros de esta novedosa fuerza política debe sostener su trabajo diario soportado en una capacidad de sus miembros para participar activamente en el derrumbe del capitalismo venezolano que hoy es garantizado por el Nacional- Reformismo y los fascistas de la MUD Todas estas tareas tendrán éxito si esa tercer fuerza trabaja para asumir el gobierno y desde allí utilizar toda la fuerza del estado para que surja Venezuela el socialismo científico.

Esa política justa dará su fruto a esa tercera fuerza si nos acercamos a las masas con humildad sin sectarismo y con la transparencia necesaria de decirle que luchamos a brazo tendido con ellos para que satisfagan sus necesidades actuales pero diciéndole hay que ir más allá porque los trabajadores, que nada tienen que perder, debe tomar el poder para sí como condición indispensable para solventar la crisis venezolana, la cual no lo podrían hacer ni la MUD ni los nacional-reformistas del PSUV su Polo patriótico y esto no es sectarismo, sino que en la medida que el pueblo que hoy los acompaña se den cuenta que su futuro político no está allí sino en esa TERCERA FUERZA. Empecemos ya porque para luego es tarde.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2609 veces.



Omar Rivero Torrealba

Periodista. Escritor. Fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas en Lara.

 riverotorrealbaomar@gmail.com

Visite el perfil de Omar Rivero Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad